Los videojuegos enseñan protocolo

Publicado por el abr 5,2017

Compartir

Captura de pantalla 2017-04-05 a las 10.39.13

Hace pocos días se celebró el Tercer Congreso Internacional del Protocolo Moderno en la Universidad de Derecho de la UNED. Bajo el lema “Protocolo y redes de investigación“, durante tres días maravillosos compañeros y amigos explicaron la importancia y los múltiples enfoques que tiene esta rama en nuestra vida cotidiana.

Hoy he querido invitar a uno de esos ponentes, Daniel Delmás, a que comparta con todos nosotros su presentación “Protocolo y ceremonial: una visión desde los videojuegos”. Desde luego, un enfoque original que nos hace darnos cuenta del carácter multidisciplinar del mundo del protocolo. Daniel Delmás es un comunicador nato. Por ello, decidió estudiar cómo ayudar a las organizaciones a hacer lo que se daba bien. Se especializó en eventos y protocolo, y a través de ellos genera orden, estrategía y comunica en positivo.  Ha trabajado, entre otras empresas, en el Instituto Cervantes, Apple y Audi. Daniel es un emprendedor que no para de aprender y buscar nuevas formas de enseñar protocolo con las nuevas tecnologías.

Ahora sí, es Daniel Delmás el que os habla en primera persona.

No, la verdad es que no me he vuelto loco. ¿Si sorprende? Pues sí, hasta a mí mismo. Si alguien hace diez años me hubiera dicho que mis videojuegos favoritos iban a ser parte de mi profesión, lo cierto es que no lo hubiera creído. Aunque he de decir que tampoco creía a mi tía cuando me decía: “estudia más y deja los videojuegos”.

Como usuario de videojuegos llevo mucho tiempo jugando, pero no ha sido hasta hace un par de años cuando he empezado a ver la relación que tienen con el protocolo. Urbina ya hablaba del protocolo como “disciplina que […] determina las estructuras o formas bajo las cuales se desarrolla una actividad humana […] con el objetivo de su eficaz realización […] de mejorar la convivencia”. Y es justo esto lo que hacen los videojuegos, generar toda una serie de estructuras bajo las cuales organizar la vida virtual que generan de cero dentro del mismo. De su conocimiento y correcto uso conseguiremos el objetivo al que nos reta. Y por supuesto, no podemos olvidarnos de todas esas reglas que se generan para esas estructuras que permiten la convivencia pacífica. Este último aspecto, cobra vital importancia cuando hablamos de videojuegos on-line, es decir, con interacción directa y virtual con otros a través de sus alter egos en la red.

Actualmente juego al World Of Warcraft. En éste jugamos entre jugadores y han establecido una serie de reglas, o de protocolos de actuación, en lo que a relación entre sus jugadores se refiere. Nos comunicamos a través de escribir en diferentes canales de chat y en estos no se permite el lenguaje soez ni las faltas de respeto. En el momento en que alguien considera que, este equilibrio entre jugadores se altera, puede denunciar esa conversación a los maestros de juego que aplicaran la penalización pertinente. La primera vez un aviso. La segunda vez no te permiten el acceso por uno o varios días, y si eres reincidente pueden incluso cancelar tu suscripción y no permitirte la entrada. Esto, que a simple vista parece algo sin mucha importancia, es algo fundamental, porque es una estructura generada con unas reglas para que la sociedad virtual se mantenga en equilibrio, y garantizar la convivencia de todos los jugadores. ¿Os imagináis si cada uno pudiera ir diciendo y haciendo lo que quisiera?

¿Es posible aprender protocolo a través de los videojuegos? Absolutamente sí.

Captura de pantalla 2017-04-05 a las 10.38.32

También juego a otro llamado Los Sims. En éste puedes aprender protocolo social. En los Sims básicamente lo que haces es jugar a ser Dios. Creas a una persona, generas su apariencia física, su personalidad, su casa… e incluso decides cuál es su profesión. Dentro del juego toma una importancia capital las relaciones sociales. Todos los Sims en función de si conocemos o no al otro generan una serie de posibilidades de interacción. Cuando somos solo conocidos las posibilidades son muy limitadas (saludar, contar un chiste, hablar de intereses comunes…), pero conforme avanza nuestra relación, amistad y quien sabe si llegará el amor, obtendremos una mayor cantidad de diferentes tipos de interacciones. Como en la vida real los Sims pueden no llevarse bien, o encajar a la primera. Eso dependerá de nosotros y de la otra parte. Incluso si queremos podemos hacer que nos llevemos mal con otro Sim, ya sea contando chistes soeces, o humillando al otro. Todo un mundo nuevo en el que, como en la vida real, nuestro éxito depende de cómo utilicemos las reglas básicas establecidas a través del protocolo social. Y no solo entre dos sims, sino que podemos ser anfitriones de una fiesta en nuestra casa para ampliar nuestras relaciones sociales y seguir aprendiendo protocolo.

A parte del aprendizaje de protocolo ambos juegos los considero muy interesantes por una sencilla razón: enseñan valores. Del World Of Warcraft se aprende el trabajo en equipo. En ese juego debemos de conocer el funcionamiento de los jefes para aprender a trabajar en equipo y vencerlos. De los Sims podemos aprender a cómo comportarnos en sociedad, de los principios de cómo comportarnos con otras personas. Eso si, no olvidemos que debemos de ser comedidos y dedicarles el tiempo adecuado. Los videojuegos para el tiempo libre y con las obligaciones atendidas.

Muchas gracias Daniel Delmás por asomarte a este rincón que es “Protocolo y Etiqueta”.

Daniel Delmás 2

Compartir

ABC.es

PROTOCOLO Y ETIQUETA © DIARIO ABC, S.L. 2017

¿Para qué sirve el protocolo? ¿Cómo se ordenan las banderas? ¿Se abrochan los botones del frac? ¿Me visto de largo?Más sobre «PROTOCOLO Y ETIQUETA»

Categorías
Etiquetas
abril 2017
L M X J V S D
« mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930