¿Comemos?

Publicado por el Jun 15,2016

Compartir

Fuente: www.isadeducation.es

Fuente: www.isadeducation.es

Para todo existen unas normas, y dentro del mundo de la restauración, también hay un protocolo de elaboración de un menú. Cuando se organiza una comida es esencial elaborar un menú adecuado a lo que queremos transmitir; no se prepara igual un almuerzo de trabajo que una boda o una cena romántica.

Sin embargo, hay unas pautas que siempre se deberían cumplir para agasajar a nuestros invitados

 

  • Todos los expertos recomiendan elegir alimentos de temporada por el precio y su frescura.

 

  • Hay que procurar elegir productos autóctonos. Si preparamos una comida de empresa, sobre todo con clientes extranjeros, siempre se debería promocionar los alimentos típicos de nuestra región. Atención si queremos homenajearlos a ellos: no sólo podemos cometer errores garrafales, sino que podemos aburrirlos al ver que cambian de país y siguen comiendo lo mismo que en casa.

 

Fuente: www.descubrecastellon.com

Fuente: www.descubrecastellon.com

  • Evitar platos demasiado exóticos (siempre hay invitados reacios a los nuevos sabores o combinaciones)

 

  • No es aconsejable servir dos platos con salsas o elaboraciones distintas. Por ejemplo, no servir gambas a la plancha y después carne a la plancha. También debe evitarse la repetición de técnicas: si el primero es gratinado, que no lo sea el segundo.

 

  • Es conveniente variar el colorido de los platos.

 

  • Si estamos ante una comida preparada en casa nunca se tratará de impresionar a los invitados con una receta que no se haya preparado antes. Si estamos en un restaurante, mejor no escoger ese nuevo plato impronunciable que no sabemos ni siquiera qué gusto tendrá.
Expectativa contra realidad. Internet está llena de fotos de los esfuerzos de cocineros aficionados. Fuente: Pinterest

Expectativa contra realidad. Internet está llena de fotos de los esfuerzos de cocineros aficionados. Fuente: Pinterest

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Se deben graduar los sabores de menor a mayor intensidad. Con esto evitaremos saturar las papilas gustativas.

 

  • Se debe procurar evitar los contrastes. Hay combinaciones explosivas (picante y ácido, por ejemplo) que no son del agrado de todos los estómagos.

 

  • Hay que estar al tanto de las peculiaridades dietéticas de nuestros invitados: si tienen alguna intolerancia, son de alguna religión que les prohíba tomar algún alimento, son vegetarianos…

 

  • Si organizamos una comida en la empresa e invitamos a ciertas personas con alguna frecuencia, hay que llevar una agenda de menús. Que nuestro invitado no nos recuerde porque todos los años le servimos lo mismo.

 

  • Es imprescindible adecuar los menús según la estación del año. No se come igual en  invierno que en verano.

 

Una vez tenidas en cuenta estas consideraciones, es aconsejable comenzar la comida con un entrante, exista o no aperitivo previo. En un menú solemne, nunca se deberían servir legumbres (por exquisito que sea el cocido o la fabada). La formalidad aconseja que los entrantes vayan seguidos de un primer plato de pescado que puede ser sustituido por un marisco. A continuación, se sirve la carne. Para terminar, lo ideal sería ofrecer al menos dos postres, tipo helado y fruta, queso y dulces….

 

Compartir

ABC.es

PROTOCOLO Y ETIQUETA © DIARIO ABC, S.L. 2016

¿Para qué sirve el protocolo? ¿Cómo se ordenan las banderas? ¿Se abrochan los botones del frac? ¿Me visto de largo?Más sobre «PROTOCOLO Y ETIQUETA»

Categorías
Etiquetas
junio 2016
M T W T F S S
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Facebook