¿Y qué es el protocolo?

Publicado por el Apr 20,2015

Compartir

 

Genuflexión en la Edad Media

Genuflexión en la Edad Media

Nos hemos acostumbrado a escuchar la palabra “protocolo” varias veces al día, para situaciones de lo más diversas: de Kyoto, en los campos de fútbol, en hospitales… Y muchas veces, sin saber siquiera cuál es su significado original.

Según el diccionario de la Real Academia Española, una de las acepciones más comunes es: “la regla ceremonial diplomática o palatina establecida por decreto o costumbre”.

El doctor y académico de la Real Academia de las Ciencias Económicas y Financieras Javier Maqueda Lafuente explicó que “el protocolo es un arte que debe entenderse como virtud, debido a que tiene que ver con la manera de comportarse de las personas. El arte de hacer las cosas que hay que hacer de una manera perfecta y natural a la vez”.

Explicado de otra manera, el protocolo es el arte de ordenar. El gusto por las normas y las reglas es inherente a nuestra condición humana. Desde los tiempos más remotos se conoce la existencia de pautas de comportamiento. Hay historiadores que han encontrado expresiones protocolarias en los jeroglíficos egipcios.

En el verano de 1503, los Reyes Católicos ordenaron a sus escribanos que tuvieran un libro encuadernado o “protocolo” donde se recogieran todas las escrituras que ellos hubiesen otorgado, con los nombres de los contratantes, fechas, cláusulas y circunstancias especiales.

Con las creaciones de las Cortes, los nobles desarrollaron otro concepto que sigue siendo muy importante a día de hoy: la educación. La nobleza no sólo se distinguía por sus títulos, sino también por su manera de comportarse ante el Rey y ante sus vasallos. Hay numerosas novelas de la época en las que se describe cómo debían comportarse las damas y caballeros educados.

Y es que la manera de comportarse dice mucho de la gente. Una persona capaz de adaptarse a las normas, de proyectar una buena imagen, con buenos modales, y con conocimiento esencial del protocolo social siempre tendrá más puertas abiertas que otra que no. Decía Gabriel García Márquez en su obra Crónica de una muerte anunciada: “Mi hijo nunca salía por la puerta de atrás cuando estaba bien vestido”.

Para esto sirve el protocolo: saber cómo comportarse en cualquier evento y ante cualquier persona.  En definitiva, cómo hacer más fácil nuestra vida y más amable para los demás.

Compartir

ABC.es

PROTOCOLO Y ETIQUETA © DIARIO ABC, S.L. 2015

¿Para qué sirve el protocolo? ¿Cómo se ordenan las banderas? ¿Se abrochan los botones del frac? ¿Me visto de largo?Más sobre «PROTOCOLO Y ETIQUETA»

Categorías
Etiquetas
abril 2015
M T W T F S S
    May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930