«Runner, runner», una película capaz de cambiar leyes

«Runner, runner», una película capaz de cambiar leyes

Publicado por el Oct 4, 2013

Compartir

Este viernes se ha estrenado en España la película «Runner, runner», con Ben Affleck y Justin Timberlake enfrentados en una partida virtual más entretenida que profunda. Pero más allá de sus valores cinematográficos (enlazo aquí mismo la crítica), la cinta tiene al sector del juego de uñas y podría afectar incluso a la legislación sobre la materia en Estados Unidos.

Spoiler-calavera

Aviso a los navegantes: si sigues leyendo, puedes descubrir cosas del argumento que quizás prefieras no saber.

En «Runner, runner», el brillante y algo sobrado Justin Timberlake se juega el dinero de la matrícula de Princeton en las mesas y, por supuesto, le limpian la banca. Lejos de culpar a la varianza (al principio se lo plantea), el hombre descubre que ha sido timado y se larga de un minuto para otro a Costa Rica, donde está instalada la empresa responsable. Allí logra en cuestión de segundos organizar un encuentro con el jefazo. Ben Affleck, que da vida al magnate Ivan Block, entiende sus quejas a la primera y no sólo le ofrece un cheque para devolverle el dinero, sino un trabajo dentro de la organización.

Runner-runer-cartel

Hasta aquí todo es pasablemente inverosímil, pero es entonces cuando empieza la parte chunga de verdad. Sobornos, violencia, corrupción política y policial, prostitución y toda clase de vicios asoman por la pantalla para animar al espectador lo que queda de metraje. El panorama es, para cualquier observador, el de una industria podrida, que sólo trae problemas allá donde aparece.

Sin entrar a valorar lo acertado o exagerado del retrato, queda claro que al sector la película le sienta como una garrapata en la ingle. Con motivo de su estreno, la American Gambling Association ha lanzado una campaña de publicidad que ha llegado a televisión, Google, Twitter, Facebook y el portal de cine IMDb, para que todo el mundo sepa que la cinta es un «cuento con moraleja». Justo ahora el Congreso estudia legalizar de nuevo el juego online en los Estados Unidos y los intereses que se mueven son estratosféricos. En España no ocurre, pero en cuanto un usuario de allá teclea el título de la película, se le dispara en la pantalla el anuncio de la AGA. Incluso han montado una web bajo el lema «A veces los villanos de las películas son de verdad».

Los guionistas, David Levien y Brian Koppelman, reverenciados hasta ahora por haber escrito “Rounders”, se han visto sobrepasados por la controversia. Por si acaso, han pedido disculpas y asegurado que su argumento no tenía vocación de parábola política. Pero a la AGA también le han salido competidores, que no sólo defienden lo que cuenta el filme, sino que califican los anuncios en contra de «tramposos». Según la Stop Predatory Gambling Foundation, no hay razón alguna para pensar que las empresas de juego offshore vayan a desaparecer sólo porque se legalice el juego por internet en EEUU.

Como se sabe, allí el juego por internet está prohibido, excepto en tres Estados (New Jersey, Delaware y Nevada). Luego llegaron el Viernes Negro y otros cataclismos para el sector, lo que no ha impedido que los estadounidenses supongan el 10 por ciento del mercado mundial, gracias a las empresas que operan de forma alegal desde fuera de sus fronteras. Es curioso que en una guerra en la que se maneja tanto dinero, con lobbys que apoyan a uno y otro bando, una «simple» película pueda despertar tanta controversia. Sobre todo cuando no es buena.

En todo caso, adjunto el tráiler y os animo a verla, para poder opinar con fundamento.

 

Compartir

ABC.es

Jugar con Cabeza © DIARIO ABC, S.L. 2013

Además del fútbol, hay otros juegos que se practican con la cabeza. Son buenos para prevenir el alzheimer y el riesgo de lesión disminuye. Ajedrez y poker ocupan un lugar preferente en este blog. Más sobre «Jugar con Cabeza»

Calendario
julio 2017
M T W T F S S
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Entradas, por meses