«Póker profesional», uno de los mejores libros de póquer

«Póker profesional», uno de los mejores libros de póquer

Publicado por el oct 28, 2015

Compartir

Matt Flynn, Sunny Metha y Ed Miller son autores de uno de los grandes libros que hay sobre póker, ahora disponible también en español gracias a los esfuerzos de la editorial Rekoppoker y al buen hacer de Juan de Diego y Laura Cantero, que además son autores de la excelente traducción. «Póker profesional. Texas Hold’em sin límite» es una obra compleja, no recomendable para principiantes absolutos. En cambio, los jugadores que ya conocen algunos conceptos más profundos sobre el juego encontrarán posibilidades para mejorar que ni siquiera sospechaban que existían.

poker-profesional-libro-espanolFiel a mi costumbre de leer todos los libros que reseño (probablemente un error cuando dispones de poco tiempo), he tardado demasiado en publicar esta entrada, pero merecía la pena repasar las ideas de Miller y compañía. Ya conocía el libro, porque fue uno de los primeros que leí cuando empecé a meterme en este mundillo. El mayor problema no es que estuviera en inglés (no había alternativa), sino que entonces no conocía casi nada de las sutilezas del Texas Hold’em, ese juego que se aprende en un minuto y no se domina en toda la vida.

El libro se centra en la enseñanza de tres conceptos fundamentales: el proceso REM, el umbral de compromiso y el SPR. Una vez que sabes lo que es y empiezas a aplicarlo, te conviertes en un jugador completamente distinto y mejor. De algún modo, después de aprender las enseñanzas de este clásico de la literatura sobre póker, empiezas a jugar un poco más como un ajedrecista y menos como un aficionado al bingo. La idea es anticiparte un par de calles a lo que puede ocurrir sobre la mesa, al igual que el gran maestro considera las posibles variantes y ya tiene prevista su respuesta a las posibles jugadas del rival.

«Póker profesional» no explica, como la mayoría de manuales para aficionados, las probabilidades, el valor esperado (EV) y otras ideas, también capitales, que separan al aprendiz absoluto del iniciado. Va mucho más allá y trata de enseñarnos a planificar todas nuestras manos. El azar podrá derrotarnos, por supuesto, pero no nos pillará por sorpresa.

Para que os hagáis una idea, hago un mínimo resumen de los tres grandes conceptos que se explican en el libro.

El proceso REM

La R viene de rango. A partir de la observación y estudio de los otros jugadores podemos aprender a ponerles en un rango de manos. Adivinar que llevan un rey y un siete de tréboles solo ocurre en las películas y es absurdo tratar de emularlo. Tenemos que estudiar qué tipo de manos juegan, sus patrones a la hora de apostar, la velocidad a la que actúan, la cantidad de dinero que ponen en la mesa e incluso su lenguaje corporal.

Lo siguiente es estudiar la E de «equity», que significa nuestra parte o participación en el bote, basada en nuestras probabilidades de ganarlo a partir de las cartas que llevamos. Por supuesto, es otra estimación, que debemos perfeccionar con el tiempo. Con mucha práctica, sabremos calcular nuestra equity de un modo prácticamente intuitivo. Lo más difícil de todo esto es que tenemos que calcular nuestra probabilidad de ganar ante un rango de manos del rival o rivales que también hemos evaluado «a ojo». En este punto, conviene practicar un poco con algún programa como el viejo PokerStove, para conocer qué probabilidades tienen unas manos contra otras.

poker-professional-ingles

La M, por último, viene de maximizar. Después de poner al rival en un rango de manos y de calcular nuestra probabilidad de éxito, trataremos de sacarle el mayor rendimiento económico a ese conocimiento. Se trata de saber cuándo es mejor pasar, ver, tirarnos y subir. Y cuánto subir. En sí mismo, maximizar es un arte. Hay mucho más que pensar en una mano de lo que imaginábamos la mayoría.

Umbral de compromiso

Esta idea es seguramente la más sencilla y de sentido común que aprenderemos con el libro de Miller, Metha y Flynn. Es imprescindible elegir con cuidado las cantidades que apostamos en cualquier mano. Una vez que hemos sobrepasado al apostar cierto porcentaje de nuestras fichas, apenas tiene sentido tirarse después, con alguna excepción. Por eso es imprescindible planear las manos antes. Así, sabremos que poner más de un tercio de nuestra pila de fichas o incluso más de la décima parte en algunas situaciones preliminares es muy probable que nos lleve a cometer errores después. Tenemos que planear con qué manos estaremos comprometidos antes de comprometer también tanto dinero que nos veamos obligados a jugárnoslo todo con manos mediocres.

El Texas sin límite es difícil de jugar precisamente porque no hay límites en las apuestas y cualquier mano puede acabar con todas nuestras fichas en el centro de la mesa. Es la razón por la que los mejores jugadores aún dominan a los robots, algo que ya no ocurre en un juego tan complejo como el ajedrez.

Las líneas son borrosas en cada calle y es difícil moverse entre ellas, pero el libro da una serie de pistas y trucos para que nos resulte más fácil avanzar en este campo de minas.

SPR

El ratio stack-bote es una cifra mágica que nos enseñará a jugar mejor muchas manos. Mejor aún, es un valor que podemos aprender a manipular, para que se aproxime todo lo posible al que nos convenga en cada momento.

Calcularlo no es difícil, aunque el nombre o sus siglas puedan asustar. Es el tamaño de la pila de fichas más pequeña, de las que tienen los jugadores que participan en una mano, dividido por el tamaño del bote en el flop, antes de que empiece la acción.

A cada tipo de mano le conviene un SPR distinto. Si tenemos una pareja, por ejemplo, nos conviene que sea más pequeño que cuando tenemos un proyecto. Si el SPR es muy alto, la importancia de la mano se relativiza y adquieren valor nuestra capacidad como jugadores y el hecho de tener posición. Por eso, la idea que casi todos aprendemos de subir siempre la misma cantidad pre-flop no siempre es tan brillante, aunque nos ayude a esconder nuestra mano.

En fin, hay todo un mundo detrás del SPR, que esta obra también ayudará a descubrir.

Estoy seguro de que volveré a leer este libro más veces, a poner en práctica sus ideas y regresar a sus páginas en busca de consejo, cuando las cosas no salgan del todo bien o cuando advierta que no domino alguno de sus consejos. Es una magnífica señal de lo útil que creo que es para cualquier jugador que aspire a convertirse en ganador.

El libro, por cierto, se puede comprar por 19,90 euros.

Más pronto que tarde espero hablar también de «Cómo ganar torneos de póker», de la misma editorial.

Entradas relacionadas:

Aprende a dominar el juego mental del póker

 

Compartir

ABC.es

Jugar con Cabeza © DIARIO ABC, S.L. 2015

Además del fútbol, hay otros juegos que se practican con la cabeza. Son buenos para prevenir el alzheimer y el riesgo de lesión disminuye. Ajedrez y poker ocupan un lugar preferente en este blog. Más sobre «Jugar con Cabeza»

Calendario
abril 2017
L M X J V S D
« mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Entradas, por meses