Muere Luis Rentero, el hombre que hizo crecer la hierba en los tableros

Muere Luis Rentero, el hombre que hizo crecer la hierba en los tableros

Publicado por el dic 22, 2015

Compartir

Las agencias de noticias informan hoy de la muerte del empresario Luis Rentero, a los 83 años. Fue un hombre –hoy lo llamaríamos emprendedor– que supo transformar el éxito en algo mejor: creó el torneo de ajedrez de Linares. Durante años, fue el más importante del mundo, pese a que su presupuesto y sus premios no tenían la misma categoría. De vender embutidos en moto por los pueblos, Rentero pasó a convertirse en el creador del «Wimbledon del ajedrez», según la expresión acuñada por Leontxo García.

Linares no solo supo atraer a los mejores grandes maestros; luego les «obligó» a dejarse la piel en aras del espectáculo. El público y los aficionados se lo agradecieron y la localidad alcanzó para siempre un lugar preeminente en el mapamundi del ajedrez.

Luis Rentero Suárez falleció a las tres de la pasada madrugada en su ciudad, que lo vio nacer y crecer. Después de conseguir poner en pie una cadena de supermercados, fue el máximo responsables de dos hoteles, el Aníbal de Linares (allí anunció Kasparov su retirada, en 2005) y otro en Úbeda. La gloria le llegó, sin embargo, gracias a su pasión por el ajedrez. En 1978 nació su hijo más conocido, el Torneo Internacional de Linares (cita que ganó el sueco afincado en España Jan Eslon), que llegó a alcanzar las 27 ediciones.

A la cita jiennense no faltó ni una de las grandes figuras de este deporte, incluidos los campeones mundiales Spassky, Karpov, Kasparov, Anand, Kramnik, Topalov y Carlsen, además de un genio universal como Ivanchuk, que ganó tres veces. Muchos de ellos aprendieron español gracias al torneo de Jaén.

Lejos de conformarse con este logro repetido, Rentero exigía a sus gladiadores «lucha y sangre, porque en Linares hay que ofrecer espectáculo», decía. Su sistema de recompensas y castigos penalizaba los empates, un resultado muy frecuente al más alto nivel. Fue un método, claramente inspirado en la competitividad empresarial, criticado por algunos, ya que llegaba a «poner precio» a las cabezas de los favoritos y ofrecía incentivos a quien lograra derrotarlos, lo que podía desvirtuar la pureza de la competición.

Rentero, con el gran maestro Ljubomir Ljubojevic, hijo adoptivo de Linares

Rentero, con el gran maestro Ljubomir Ljubojevic, hijo adoptivo de Linares

«El jugador que viene a Linares sabe a lo que se expone. Es una competición que es seguida en todo el planeta y aquí no se puede especular por nada del mundo», declaró en una de sus últimas entrevistas, recogida por la agencia Efe. Rentero presumía de que Linares era una ciudad tan conocida en la antigua Unión Soviética como Madrid y Barcelona. Según cuenta Nadja Wittman en Chessbase, recibió el premio Leonardo Da Vinci de la Fedración Rusa e incluso jugó una partida con un astronauta cuando fue a recoger el galardón.

Aceptó ser concejal por el PSOE en 1995, pero puso como condición no plegarse a la disciplina de partido. De hecho, según informa el diario Ideal, votó siempre lo que consideró mejor para su ciudad. Dejó muy pronto la política, descontento por los incumplimientos. Rentero será enterrado este miércoles tras un funeral que se celebrará a las once de la mañana en la Iglesia de San Francisco.

Compartir

ABC.es

Jugar con Cabeza © DIARIO ABC, S.L. 2015

Además del fútbol, hay otros juegos que se practican con la cabeza. Son buenos para prevenir el alzheimer y el riesgo de lesión disminuye. Ajedrez y poker ocupan un lugar preferente en este blog. Más sobre «Jugar con Cabeza»

Calendario
abril 2017
L M X J V S D
« mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Entradas, por meses