Los trucos de la máquina que juega perfecto al póker

Los trucos de la máquina que juega perfecto al póker

Publicado por el ene 10, 2015

Compartir

Varios investigadores de la Facultad de Ciencias de la Universidad canadiense de Alberta han creado un programa «capaz de ganar, siempre, al Texas hold’em, la más popular de las variantes del póquer». Así se ha publicado la noticia en varios medios, incluido ABC, en un excelente artículo de José Manuel Nieves. También el New York Times lo ha contado, pero el titular menos prudente, paradójicamente, es el de la revista «Science», que habla de un juego «resuelto». En realidad, la cosa tiene truco. Resueltos están las damas y el cuatro en raya. Para el póker nos queda algún tiempo.

kasparov, derrotado por Deep Blue

kasparov, derrotado por Deep Blue

Los autores del programa consideran su hito comparable a la victoria de Deep Blue sobre Kasparov en ajedrez, en otro juego todavía lejos de resolver (solo los finales con unas pocas piezas se pueden jugar a la perfección gracias a la informática, como se puede leer aquí), pese a los innegables avances de la inteligencia artificial.

De entrada, el ingenio de Alberta solo juega en la modalidad con límite, donde las apuestas están mucho más controladas (una de las razones de su carácter minoritario), y solo sirve para enfrentamientos contra un único jugador, conocidos como «heads up», también menos populares. En las reseñas tampoco se destaca lo poco práctico que resulta, debido al tiempo que tarda el programa en tomar cada decisión. En el artículo se habla de 61 minutos.

Lo que sí consigue el ordenador es aprender de sus propios errores, en una estrategia que utiliza las teorías de Nash y ha sido definida como «counterfactual regret minimization» (CFR) que básicamente consiste en que el programa descubra a posteriori (como cualquier persona) qué decisiones han sido equivocadas para evitar repetirlas. Como juego de información incompleta, el póker no se puede jugar a la perfección, sin más.

equipo-alberta-investigacion-poker

Este es el simpático equipo de investigadores de la Universidad de Alberta apasionado por el póker

Todas estos detalles pueden colegirse de la lectura completa, incluida la letra pequeña, del artículo publicado «Science». Los autores del programa, Michael Bowling, Neil Burch, Michael Johanson y Oskari Tammelin, aseguran que el HULHE (abreviatura de Heads Up Limit Hold’em) está «esencial y débilmente resuelto» (ya es un matiz), ya que consideran que a efectos prácticos, nadie podría derrotar a su máquina a largo plazo. Por supuesto, cualquiera le puede ganar unas pocas manos e incluso una sesión, pero después de miles de manos, consideran que su programa es capaz de minimizar sus errores hasta el punto de considerarse imbatible, que es lo que los buenos jugadores de cash (juego con dinero) intentan. Pero lo cierto es que incluso el ordenador tiene un margen de explotabilidad, despreciable en el juego real, que sus responsables evalúan en una milésima de ciega. Las ciegas son las apuestas mínimas obligatorias en cada mano de póker. Realmente es un margen despreciable.

Para justificar la lentitud del programa, los autores explican la enorme complejidad técnica de la empresa, pese a que también reconocen que por número de jugadas posibles, se sitúa entre los cuatro en raya y las damas, todavía muy lejos de la insondable profundidad del ajedrez. Por eso, han necesitado una máquina con una capacidad de almacenamiento brutal, de 262 TeraBytes (problema que han solventado parcialmente con nuevos algoritmos de compresión), y gran velocidad de cálculo.

Son muchos los matices y escasas algunas explicaciones, pero el avance es, en el peor de los casos, apasionante. Sería interesante saber también cómo se comporta el programa ante un jugador que cambie constantemente su estrategia. Si alguien lo quiere probar o conocer mejor este programa, puede visitar este enlace.

Qué podemos aprender del programa

Una de las cosas más interesantes del programa es, a mi juicio, la nueva visión que ofrece de la selección óptima de manos jugables. Como puede verse en el gráfico adjunto, el programa juega casi cualquier par de cartas, en una estrategia que se contrapone a las enseñanzas básicas de los expertos, y además no le hace ascos al hecho de «limpear» o solo ver la ciega grande, sin necesidad de subir la apuesta, una práctica que, salvo excepciones, suele considerarse otro error «de libro». Quizá a alguno le sirva para reconsiderar su juego.

Uno de los gráficos del artículo de «Science». En verde, las manos con la que la máquina recomienda subir y en azul, con las que iguala la apuesta. En rojo, las pocas manos con las que se tira

Uno de los gráficos del artículo de «Science», que cualquier jugador de póker avezado sabrá interpretar. En verde, las manos con las que la máquina recomienda subir; en azul, las que utiliza para igualar la apuesta. En rojo, las pocas manos con las que se tira. Las cartas del mismo palo se llaman «suited», que siempre son mejores que las «unsuited» Por eso en la mitad de arriba predomina el verde

Todo esto tampoco quiere decir que en internet no proliferen ya las máquinas (bots, en el argot) que juegan en jornadas laborales inhumanas mientras sus propietarios se enriquecen sin mover un dedo, una práctica que por supuesto es ilegal. Porque para conseguir que el póker sea rentable no hace falta jugar a la perfección. Ni siquiera es preciso ser el mejor. Basta con hacerlo mejor que los que se sientan en tu mesa.

Si alguien quiere leer más sobre ordenadores y ajedrez, hace unos días terminaba el Mundial de Máquinas, del que hablaba aquí, y en el que se impuso Komodo, una bestia también imbatible en la práctica.

Otro día comentamos sobre las aplicaciones soñadas de todos estos programas, en estrategia militar, análisis bursátil o incluso en el campo de la medicina, aunque el articulo termina con una cita de Turing, uno de los padres de la inteligencia artificial, ahora de moda gracias al cine: «Sería poco sincero por nuestra parte disfrazar el hecho de que el principal motivo que impulsó nuestro trabajo fue la mera diversión».

Entradas relacionadas:

La amenaza de los robots en el poker online

Komodo agranda la brecha entre las máquinas y los humanos

Stockfish, el mejor programa de ajedrez del mundo, es gratuito

El primer robot de ajedrez era español y cumple cien años

Consejos de un pro del póker: juega pocas manos

La ciencia, un paso más cerca de resolver el ajedrez

La prueba de que las máquinas (todavía) son tontas

Compartir

ABC.es

Jugar con Cabeza © DIARIO ABC, S.L. 2015

Además del fútbol, hay otros juegos que se practican con la cabeza. Son buenos para prevenir el alzheimer y el riesgo de lesión disminuye. Ajedrez y poker ocupan un lugar preferente en este blog. Más sobre «Jugar con Cabeza»

Calendario
marzo 2017
L M X J V S D
« feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Entradas, por meses