Aprende a dominar el juego mental del póker

Aprende a dominar el juego mental del póker

Publicado por el Nov 4, 2013

Compartir

Ya no es ningún secreto que jugar al póker no es como ir al bingo. Una vez admitida la importancia de las matemáticas, el siguiente paso para muchos jugadores profesionales ha sido empezar a cuidar la parte mental del juego. Es casi un «desaprendizaje». Ahora que sabemos que no todo es azar, intentemos comprender cómo nos puede alterar justo la parte de suerte que puede echar por tierra el juego más concienzudo. Se puede jugar a la perfección y perder. Si no sabes de lo que hablan Jared Tendler y Barry Carter en su libro «El juego mental del póker» es que no has jugado lo suficiente.

el-juego-mental-del-pokerNo abunda la buena literatura de póker traducida al castellano. Laura Cantero y Juan de Diego parecen decididos a reducir poco a poco las lagunas en este campo y se han lanzado a traducir y editar algunas obras fundamentales desde Rekoppoker. «El juego mental del póker» desvela algunas estrategias de éxito contrastado para controlar el tilt (en la insuperable definición de los autores, tilt = enfado + mal juego), mejorar la confianza y la motivación y comprender definitivamente cómo funciona y, sobre todo, cómo manejar los caprichos de la varianza. Siendo un juego menos mental que el ajedrez (cuyo porcentaje es insuperable), el póker tiene a menudo una dificultad mayor en este aspecto, porque el jugador no controla todo lo que ocurre. Puede jugar mejor que su rival, e incluso perfecto, y perder.

Jared Tendler, que llegó a ser un profesional del golf, otro juego muy mental, tiene un máster en orientación psicológica por la Northeastern University, pero sobre todo ha ayudado a decenas de jugadores de todo el mundo. Una de las partes más interesantes de su libro son precisamente los testimonios de algunos de estos profesionales, que cuentan los problemas mentales que sufría su juego y cómo Tendler logró resolverlos. Barry Carter es periodista y jugador de póker, el complemento perfecto para que Tendler expusiera sus idea y experiencias.

Muchos creen que la solución es tan simple como repetirse a uno mismo determinadas frases, del tipo: «Has jugado bien, es sólo varianza, debes estar calmado». Evidentemente, no es tan sencillo, Tendler y Carter aportan desde truquitos ingeniosos a consejos mucho más profundos para dominar estas situaciones, que a la larga cuestan mucho dinero a cualquier jugador. «La ira es el síntoma, no el problema. No basta con dejar de enfadarse», explica el libro, que enseña incluso los posibles beneficios del tilt, el cual subdivide en siete clases.

Es mejor leerlo y descubrir todas sus enseñanzas, pero dejo un extracto de regalo: «Hay jugadores que no creen en las matemáticas. Creen que KK es una mano mejor preflop que AA, o piensan que siempre ligan color cuando llevan tréboles. Su opinión está influenciada por las manos que han jugado en sus carreras y no por las estadísticas. Lo que estos jugadores nos enseñan (además de ser estupendos para tenerlos a la derecha) es que aparte de jugar mal, los malos jugadores cometen muchos errores en la forma en la que interpretan los resultados. Sobreestiman en exceso su habilidad, tienen poco conocimiento de la varianza o las probabilidades y piensan que son mejores que tú o cualquiera de los regulares de la mesa».

Editado por Reoppoker, el libro cuesta 19,90 euros.

Entradas relacionadas:

«Qué cambios hace el póquer en mi cerebro»

Por qué el ajedrez y el poker son incomprensibles para nuestro cerebro

Juan Maceiras: el «sentidiño» y otros secretos para ganar al póquer

 

 

Compartir

ABC.es

Jugar con Cabeza © DIARIO ABC, S.L. 2013

Además del fútbol, hay otros juegos que se practican con la cabeza. Son buenos para prevenir el alzheimer y el riesgo de lesión disminuye. Ajedrez y poker ocupan un lugar preferente en este blog. Más sobre «Jugar con Cabeza»

Calendario
agosto 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Entradas, por meses