Komodo agranda la brecha entre las máquinas de ajedrez y los humanos

Komodo agranda la brecha entre las máquinas de ajedrez y los humanos

Publicado por el ene 2, 2015

Compartir

El programa Komodo ha recuperado el campeonato mundial oficioso de máquinas, después de superar a su «eterno» rival, Stockfish, anterior campeón. Komodo se impuso por 7 victorias a 4, con otras 53 tablas. Para hacerse una idea de la evolución de estas bestias, basta comparar su puntuación Elo con la del campeón del mundo humano. Komodo tiene ahora 3.210 puntos, ocho menos que Stockfish, pero 348 más que Magnus Carlsen. Hace un año, la diferencia entre el gran maestro noruego y la máquina era de casi cien puntos menos. La brecha es ya un abismo insalvable. Otro pequeño drama es que las negras parecen «vendidas» al más alto nivel. En las once partidas que no acabaron en empate el punto fue para las blancas.

¿Tendría alguna posibilidad un gran maestro de carne y hueso contra alguna de estas máquinas? Habría que comprobarlo, si algún humano está dispuesto a estas alturas, pero creo que solo podría arañar algunos empates. Derrotarlas una sola vez se antoja casi una misión imposible.

El campeonato TCEC es la prueba más seria en su categoría y en solo siete temporadas se ha asentado como referencia. Por algo el duelo es a 64 partidas, de modo que nadie pueda alegar que su programa perdió por un descuido.

Quien quiera información más completo sobre el encuentro, organizado por Martin Thoresen, puede acudir a la página oficial, aunque también recomiendo el resumen que hace de prueba Juan A. R. Parra en este enlace.

Las partidas se jugaron al habitual ritmo de dos horas por jugador, con 30 segundos de incremento por movimiento. Una curiosidad que quizá resta libertad a los programadores pero hace que la confrontación sea más «científica» es que se jugaban partidas con las mismas aperturas pactadas, una con blancas y la otra con negras para cada ingenio informático.

komodo01

Mi corazón sigue estando de parte de Stockfish, como programa gratuito. Tiene un nivel brutal para cualquier aficionado incluso en un móvil o una tableta, pero hay que reconocer el inmenso avance que ha logrado Komodo desde la anterior versión. El año pasado perdió por 13 victorias a 6 y ahora ha ganado con cierta holgura. El esfuerzo ha hecho que ChessBase se interesara por el programa de Don Dailey. La empresa alemana ya comercializa a su nueva criatura, que cuesta 80 euros.

Stockfish se adelantó en el duelo, al ganar la séptima partida, en una Grunfeld, pero Komodo le devolvió el golpe con la misma apertura, que no sale muy bien parada, y en la 14 se puso por delante, con una francesa. Luego se produjeron algunas alternativas, por lo general seguidas de largas series de tablas, y por algún motivo Komodo llegó más descansado y exageró su victoria al imponerse en dos de las últimas cinco partidas, con su rival un poco a la desesperada. Casi parecen personitas jugando y en sus equipos, desde luego, son humanos quienes manejan los hilos. Quizá algún día ocurra al revés.

Compartir

ABC.es

Jugar con Cabeza © DIARIO ABC, S.L. 2015

Además del fútbol, hay otros juegos que se practican con la cabeza. Son buenos para prevenir el alzheimer y el riesgo de lesión disminuye. Ajedrez y poker ocupan un lugar preferente en este blog. Más sobre «Jugar con Cabeza»

Calendario
marzo 2017
L M X J V S D
« feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Entradas, por meses