Juan Maceiras: el «sentidiño» y otros secretos para ganar al póquer

Publicado por el sep 11, 2012

Compartir

En un juego tan propenso a los mitos y leyendas, Juan Maceiras Barros fue el primer espécimen del que oí hablar en esto del naipe. Médico internista y ex George Clooney de urgencias (aprobó la carrera con un año de adelanto, para ahorrar), alcalde vitalicio de Miño y un bicho raro de la cosa pública y del PP, con perdón, este hombre con los genes verde tapete había ganado los mejores torneos de la aldea de la arroba jugando de una manera que no entendía ni Fraga. Me prometí traerlo a este blog y aquí está por fin, abierto en canal.

_juan_maceiras_PokerStars.jpg

Juan Maceiras Barros, en uno de los escasos torneos en vivo en los que ha sido visto, en este caso en Madrid. Fotos: PokerStars

Donde unos recurren a las matemáticas y otros a la «brujería», Maceiras (que es capaz de improvisar una conferencia sobre neurociencia y de citar a Jung y a Tomás de Aquino) saca a relucir el «sentidiño», esa intuición a feira, para discernir sobre el portátil cuándo nadar o guardar faroles. Dos veces ganó el Sunday Million, que no se llama así por casualidad, y ha esculpido una muesca en otros torneos de postín hasta acumular unas ganancias que son la envidia de muchos profesionales del Texas. Hasta el estado de la estrella solitaria, por cierto, llegaron las portadas de las asombradas revistas del gremio, presididas por este señor de Betanzos.

Su empeño en ser el mejor se le manifestó pronto. En una vieja entrevista en «La Voz de Galicia» descubro que fue el médico más joven de España y que donde otros pierden el coche él ganó una vez dos vacas, de las que cenaron durante un mes entero sus 21 compañeros de pensión; aquello parecía un chiste de chinos. Incluso su playa Grande de Miño fue elegida la mejor de España. María y Juan han heredado algunos de sus dones, claro, y en los foros se repite lo que ya es un lugar común: «Los Maceiras traen un día al perro y también nos gana».

Ahora tengo el honor de estampar aquí sus reflexiones, tal es su amabilidad. Por la introducción, ya se ve que esto va para largo; para las distancias cortas ya están los diarios. Puedo asegurar que merece la pena seguir leyendo. Ahora empieza lo bueno.

¿Cómo empezó a jugar al póquer?, ¿qué es lo que le atrae de este juego?

Mis padres y mis tíos tenían en Betanzos un pequeño hostal en donde se jugaba a las cartas. Cuando caía la noche era frecuente ver partidas en donde se jugaba todo tipo de juegos, desde el clásico tute, al subastado y, cómo no, distintos juegos de envite como póquer descubierto, chiribito o póquer de cinco cartas. Podría decirse que desde los siete años, yo veía jugar a distintos jugadores e intentaba aprender de todos ellos. En esa época ya me atraía el póquer, sobre todo por el hecho de ser un juego en donde no necesariamente tienes que llevar la mejor mano para ganar. Al contrario de lo que sucedía en el tute o subastado, si se jugaba bien, podías salir ganador al final de la sesión, aunque sólo jugaras unas pocas manos.
De esa época, aprendí lo que al menos en mi opinión me ayudó más a lo largo de mi vida como jugador. Aprendí perfiles, es decir, conocí el perfil del jugador ganador y el perfil del jugador perdedor, supe copiar muchas características, siempre comunes a los jugadores ganadores y evitar aquellos defectos que siempre evidencian los perdedores. Tengo que decirte que transcurridos casi 50 años de aquellas partidas, apenas ha cambiado nada desde entonces: el jugador que pierde hoy es una copia calcada de «Pepe Das Fabas», un mayorista de Habas que paraba en mi casa y perdía a lo largo del año una ingente cantidad de dinero, que indefectiblemente iba a parar a las manos de mi tío Benjamín o de algún otro como Che «El Zochas».
Nada tenían que ver las manos que ganaba en una sesión. Eran otras características las que hacían perdedor a Pepe Das Fabas, pero bueno, algún día, si lo deseas, ahondaremos en estas características que perfilan al jugador ganador y al perdedor, que al menos en mi opinión siguen vigentes hoy.

Una curiosidad personal: ¿juega al ajedrez?

Sí. Me gusta mucho jugar y lo hago con algún que otro amigo en algún bar que frecuento.

¿Cómo consigue tiempo para desarrollar sus múltiples ocupaciones, varias de ellas tan absorbentes?

Bueno, lo cierto es que he desarrollado a lo largo de mi vida alguna disciplina para lograr que el tiempo «cunda» algo más. He hecho cursos diversos de lectura y comprensión rápida, pero lo que me parece más importante es, podríamos decir, resultado de mi formación como médico. Soy internista y en mi formación he estado mucho en Urgencias o en UVI. Allí, el tiempo es oro, debes tomar decisiones rápidas y generalmente no puedes postergar tareas para más adelante y aprendes a «separar el grano de la paja»; aprendes a hacer tareas rápidamente sin poder pararte en disquisiciones varias y aprendes algo más, a ser humilde y reconocer errores.

Creo que esta capacidad de reconocer errores, tanto propios como ajenos, es la mayor capacidad que tiene nuestro cerebro para aprender y progresar. Esta facultad, adecuadamente entrenada, permite en cualquier disciplina ser mejor cada día, mas competitivo y más formado.

No sé si prefiere jugar por internet o simplemente ha obtenido ahí los mejores resultados. La intuición (o como se quiera llamar), que es una de sus grandes virtudes, parece en teoría más propicia en la confrontación personal, cara a cara.

Internet permite jugar muchos torneos sin moverse de casa. Como sabes, por mis ocupaciones, no suelo disponer de tiempo para acudir regularmente a torneos en vivo, aunque he asistido a algunos y puedo decirte que tengo resultado positivo, es decir, he ganado dinero en ellos. Hoy en día, he tenido que traer a mi padre a vivir conmigo, es mayor (93 años) y siendo hijo único, esa responsabilidad no puede ser compartida, por lo cual, desde hace un año, no puedo ausentarme de casa los días necesarios para jugar un torneo en vivo.

Pero, volviendo a tu pregunta, cuando te refieres a la intuición como una de mis armas, debo decirte que eso es una «leyenda urbana». Nada hay de cierto en eso, al menos en lo que la mayoría de personas interpreta como potencialidades de la inteligencia intuitiva. Me explicaré, la intuición no te permite saber de antemano si KQ suited (del mismo palo) va en una mano concreta a ganar un bote determinado.

Hay mucha gente que, equivocadamente, cree que yo defiendo cosas como esa, que serían más propias de la «bruja Lola» que de una persona que conoce y practica el método científico en todas sus actividades diarias. Eso es simplemente una tontería, que lectores que se suelen quedar con lo superficial, han extraído de mis diversas publicaciones en el tema de las decisiones en Holdem MTT (torneos multimesa, a veces con miles de participantes).

Aunque este tema sería muy largo de explicar voy a intentar resumir algunas de mis opiniones al respecto.

Internet permite como he comentado jugar miles y miles de manos de torneos. Lo que he dicho más de una vez es que hay un conocimiento no racional, o mejor dicho no consciente que es el resultado de jugar tantas y tantas manos, y toda esa información se deposita en la corteza prefrontal, y en algún momento de algún torneo, tienes sensaciones que te ayudan en una toma de decisión concreta. Internet permite más aprendizaje no consciente que el juego en vivo, precisamente porque el número de manos jugadas en infinitamente superior.

juan_maceiras_PokerStars2.jpg

¿Le ha servido de ayuda lo aprendido con las cartas en la vida? Quizás ha sido al revés. 

En vivo, un jugador normal puede jugar a lo largo de su vida unas treinta o cuarenta burbujas de torneos; en la red, yo tengo en apenas cuatro años unas 400 o 500 burbujas de mesas finales. Como es fácilmente comprensible, esta diferencia hace que por simple conclusión estadística, determinadas situaciones de torneo se repitan, y como ya te dije, nada hace más por el aprendizaje que aprender de los propios errores.

Uno de los errores que cometía habitualmente al principio en torneos Texas Holdem era que mi juego era profundamente ortodoxo, y créeme, no ganaba nunca, sencillamente porque era muy previsible. Poco a poco, fui desarrollando un juego diferente, no ortodoxo, muy diferente a lo largo de los distintos momentos del torneo, y por un simple mecanismo de acierto-error he ido obteniendo resultados, pero bueno, esa es otra historia y tendremos tiempo para comentarla.

¿Utiliza programas de apoyo?

Lo he hecho. He utilizado alguno y no me ha servido para mejorar resultados. Más bien, al revés, en momentos en los que los he utilizado, he perdido más que he ganado. Sin embargo, en la actualidad estoy mirando el Poker Tracker IV, que me parece que sí podría ser útil.

Con las cartas he aprendido lo que te comentaba al principio en referencia a las tipologías de ganadores y perdedores. En la vida suele ser igual, pero no debe entenderse este concepto como si yo asociara ser ganador a poseer dinero. No, nada de eso; creo que para ser ganador en la vida, en esencia es el resultado de un simple quebrado, que es la fórmula de la autoestima.

Sería así:

Autoestima = éxitos / aspiraciones

Es decir, yo asimilo la Autoestima a la felicidad y autocomplacencia. Dicho quebrado sólo tendría un valor positivo si los éxitos en la vida son enormes o si las aspiraciones son muy básicas y realistas. Al igual que en las cartas, hay jugadores que no se conforman nunca con lo ganado y, o ganan siempre (y eso es imposible) o acaban perdiendo (lo más común), y hay otros jugadores que se conforman con ganar algo, les parece suficiente y no desafían al azar (estos son ganadores).

¿Qué le queda por aprender para ser mejor?

Ja, ja, ja, ja. Eso es imposible de responder de forma concreta, me queda todo. Este mundo evoluciona a una velocidad que hará que los conocimientos actuales, en apenas 10 años, sean prácticamente dignos de análisis histórico o arqueológico. Por tanto, me queda ser observador de todos esos avances tecnológicos que vendrán. En 10 años, el mundo avanzará más que en toda la historia de la humanidad. ¿Cómo no me va a quedar por aprender?

Explique lo que usted llama el sentidiño.

Sentidiño es una expresión gallega que significa más que sentido común. Es tener cuidado, es ser sensato, es analizar riesgo, es aprovechar oportunidades, es no meterte en líos innecesarios. Mi pobre madre empleaba siempre esta palabra cuando de joven yo le decía que iba salir hasta tarde. Con esa palabra, mi madre me decía: no gastes más dinero del que debas, no bebas más de lo necesario, no te metas en líos, no vayas en coches cuyo conductor va bebido, coge un taxi si es necesario, etcétera, etcétera.
Esta expresión la dije en una ocasión tras una entrevista en la que se me preguntaba el secreto para ganar torneos, y dije que un buen porcentaje del éxito reside en tener sentidiño. ¿Hay alguien que no esté de acuerdo con esto?

Es usted un jugador peculiar, capaz de citar a grandes filósofos y científicos y de exponer las maravillas de la corteza prefrontal. ¿Les falta a otros ese bagaje para ser más grandes?

No necesariamente. Es más, no creo que nadie deba cambiar su juego mientras sea ganador. Hay jugadores que parecen tocados por una fuerza o conocimiento invisible. Un ejemplo de ello es mi propio hijo Juan. Yo no creo que le falte al respeto a nadie si digo que en mi opinión, y créeme no es amor de padre, puesto que he sido siempre el primero de sus críticos, pero repito, en mi opinión, Juan es el mejor jugador de MTT en vivo de España. Creo que ya lo es y creo que si le acompaña un poco la suerte se convertirá en leyenda de este juego. ¿Qué me hace pensar así? Pues que es diferente y, aunque tiene que mejorar muchas cosas, sobre todo en sentidiño (ja, ja, ja), creo que cada día aprende y mejora su juego, y lo hace por aprender de sus propios errores. No creo que Jung le ayudara demasiado en esta faceta, aunque tampoco  le haría ningún daño cualquier tipo de conocimiento adicional.

_maceiras_padre e hijo PokerStars.jpg

Los Maceiras, padre e hijo

Sé que el enfrentamiento entre jugadores matemáticos e intuitivos, entre razón y emoción, es falaz y simplificador, pero ¿en qué defectos incurren los extremistas de ambos estilos? ¿Dónde se sitúa usted?

Es uno de lo grandes errores comunes, al menos en la modalidad MTT. En mi opinión, nadie puede ganar si carece de un conocimiento matemático de este juego, al menos a la larga. Desde luego, en la modalidad de cash, el perfil llamémosle racional de jugador es claramente ganador y por tanto en esta modalidad es básica para el éxito. Otra cosa es la modalidad MTT. Ahí entran en juego multitud de variables, imposibles de analizar con rigor matemático.

Es este un tema que merece de un exhaustivo artículo y mejor nos lo reservamos para más adelante, aunque a modo de resumen te diré que un jugador extremista en la modalidad «intuitiva» es imposible que gane en la modalidad de cash, y un jugador extremista en el modelo «racional» o «matemático» no puede ganar MTT.

Yo me sitúo en una posición intermedia, aunque huyendo de lo que se puede considerar ortodoxo, precisamente porque ello me haría más previsible.

¿En la medicina y en la vida mantiene usted una línea coherente con su estilo de juego o se transforma en las mesas? En ajedrez, por ejemplo, a menudo los jugadores más agresivos son grandes tímidos. Y viceversa.

Esta pregunta deberían responderla los que han jugado conmigo, dado que puedo no ser objetivo. De todos modos, en la vida y en el juego suelo ser poco estridente, por lo que ni soy tímido ni soy en exceso extravertido. Me gusta respetar a todos mis rivales y no suelo criticar jamás su juego. No comento nada que pudiera resultar ofensivo para nadie y desde luego, no suelo quejarme de la suerte en ninguna mesa. Considero los bad bets (golpes de mala suerte) inherentes a este juego y por tanto ni los comento. Me gusta el silencio.

Ha ganado los mejores torneos por internet, alguno más de una vez, como el Sunday Million de PokerStars, lo que como mínimo descarta que el azar sea el único factor de su éxito. ¿Cuáles fueron sus sensaciones cuando jugaba estos torneos? ¿Cómo se vive una gran victoria en la soledad (o no) que proporciona internet?

La sensación al acabar, como es lógico, es de satisfacción, pero en el sentido de rematar un trabajo bien hecho. Le suelo dar un beso a mi mujer y me voy a trabajar. Nunca he faltado al trabajo por ganar un torneo, y en el caso del Sunday, Warm Up u otros como Supertuesday o el 100-R que he ganado muchas veces, pues acababa tan tarde que apagaba el ordenador, me daba una ducha y a trabajar.

Sus hijos me contaron algo que recordaré siempre. A veces participa en MTT en casa, en compañía de amigos, y usted, como el comandante de un submarino, presiente momentos de peligro colectivo y da órdenes como «¡Inmersión!» y «no deja» que nadie juegue una mano, casi ni con ases. ¿Qué factores considera, además de la cercanía de la burbuja? En una mesa (real o virtual) lo veo más claro, pero en un torneo multitudinario cada mesa es un mundo…

Ja, ja, ja. Eso es parte del sentidiño. Te pondré un ejemplo. Imagina que quedáis 14 jugadores en el Sunday Million. Tienes treinta ciegas y hay 5 jugadores que tienen esas treinta ciegas o menos. Cada vez que hagas un 3 bet (resubir una subida anterior de otro jugador) supone dinero contante y sonante si no te llevas la mano, y para llevarla probablemente debas asumir unos riesgos que en ese momento del torneo me parecen innecesarios, puesto que si simplemente esperas 6 vueltas sin jugar una mano, estas en mesa final y supone que en vez de ganar 1.500 dólares, ganas 9000. ¿No te parece una buena razón? Si por otra parte en esas vueltas pillas una premium (una de las mejores manos, como ases, reyes o As-Rey), pues qué le vas a hacer, hay que arriesgar, ja, ja, ja.

Sé que se ha implicado en la creación de una asociación para defender los intereses de los jugadores españoles. ¿Tiene futuro o es usted un romántico? Perdone el atrevimiento, pero dado lo individualista que es el carácter español (sumado al de los jugadores), me cuesta desprenderme del escepticismo.

Efectivamente, hemos creado unos amigos y yo una asociación independiente llamada AUJO. Nace con la idea de crear un espacio común al abrigo de otros intereses que representan las webs de poker, los operadores, los casinos e incluso los jugadores patrocinados que, como es natural, y créeme, no soy quién para criticarlos. Nace como resultado de una arbitrariedad y una torpeza monumental del regulador del juego en nuestro país, que impide la liquidez internacional y siembra la duda sobre la tributación, hasta tal punto que a cualquiera que practique liquidación de IRPF en España, le imposibilita jugar, puesto que tributan los botes ganados y no restan las pérdidas. En resumen, la torpeza del regulador básicamente reside en un aspecto puramente conceptual; han considerado a los jugadores de poker como si se tratase de jugadores de casino.

Pero aun siendo estos aspectos importantes, no es el principal objetivo. Para mí esta asociación debería ser el primer paso para conseguir una federación nacional de poker y finalmente lograr al igual que en el golf u otros deportes un sistema competitivo que logre realzar los aspectos deportivos de este juego. Solo así conseguiremos de una vez que el poker salga de las catacumbas en las que algunos, interesadamente, lo sitúan.
Evidentemente, yo solo estoy ahí hasta que consigamos tener una junta directiva nueva elegida por votación y en la que a buen seguro habrá gente mucho más preparada que yo y más dispuesta para representarnos. Hasta entonces, permaneceré en la misma, ayudando en lo que se me requiera.
Hemos liderado una corriente de opinión en la que recomendábamos no jugar en las punto.es, aunque puedo perfectamente entender y aceptar que muchos jugadores, hoy, solo disponen de esta fuente de ingresos, por lo cual comprendo a aquellos que se arriesgan con una tributación injusta, básicamente porque no tienen otro remedio.

¿Cómo cree que va a evolucionar el póquer en España, después de estas decisiones y de las dudas que han propiciado las últimas leyes? En este sentido, ¿qué le parece la decisión de su hija de cruzar la frontera?

Hombre, yo espero y deseo que con la nueva Ley de Presupuestos este problema se arregle y se tribute de forma justa. De no ser así, el poker online está muerto y no habrá nadie que lo levante. Los operadores poco a poco desaparecerán de este mercado y los casinos serán los únicos que podrán celebrar torneos.

La liquidez internacional es algo que no parece difícil de lograr y es la manera de que los jugadores regulares permanezcan en nuestro país. Solo la cerrazón de algún dirigente podría no ver lo importante que es esta cuestión para todos. Si no se consigue, el poker online cederá paso al presencial de forma definitiva.

En lo que se refiere a mi hija, me parece bien que haya abandonado Galicia y se instalara en Portugal. Tanto ella como su pareja juegan cash de forma regular y al menos de momento les va bien allí.

¿Qué siente un médico y alcalde respetable cuando sus dos hijos se convierten en jugadores de póquer? Quizá fue más difícil para su mujer, que no juega.

Me parece que en estos tiempos lo que debe hacer cualquier persona es prepararse en aquello que le permita vivir dignamente. El poker es una actividad más. Mientras les permita vivir no tengo nada que decir. Ambos son gente preparada para desempeñar múltiples trabajos aquí o fuera de nuestras fronteras. No creo que estuvieran mejor siendo ingenieros o abogados en paro.

may maceiras-2.jpg

May Maceiras, la que faltaba, desde su casa en Portugal

Compartir

ABC.es

Jugar con Cabeza © DIARIO ABC, S.L. 2012

Además del fútbol, hay otros juegos que se practican con la cabeza. Son buenos para prevenir el alzheimer y el riesgo de lesión disminuye. Ajedrez y poker ocupan un lugar preferente en este blog. Más sobre «Jugar con Cabeza»

Calendario
abril 2017
L M X J V S D
« mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Entradas, por meses