Entrevista con Nihal Sarin, el niño prodigio que nunca se cansa de jugar

Entrevista con Nihal Sarin, el niño prodigio que nunca se cansa de jugar

Publicado por el May 15, 2018

Compartir

Nihal Sarin es el mejor ajedrecista del mundo de los nacidos a partir de 2004. Aparece en la lista de la FIDE justo por delante del gran maestro Nodirbek Abdusattorov, de Uzbekistán, protagonista de esta entrada del blog y a quien el maestro indio superó en el Mundial sub 10 de 2015. Nihal ha tenido la amabilidad de conceder esta entrevista, en la que habla de sus aficiones, sueños y forma de «trabajar». En realidad, para él es todo un juego que no se cansa de practicar.

Foto: Nihal Sarin, en el último torneo de Gibraltar, retratado por Patricia Claros Aguilar

Cada vez que surge un niño prodigio del ajedrez, se establece una cuenta hacia atrás para ver si supera el récord de precocidad de Sergey Karjakin, quien se proclamó gran maestro a los 12 años y siete meses. «No creo que los récords sean importantes», rebate el chico nacido el 13 de julio de 2004 en Thrissur (Kerala, India). «Entiendo que es bonito ser conocido por los récords, pero personalmente no buscaba algo así en absoluto. Para empezar, lo interesante sería jugar tan bien como Karjakin y otros grandes jugadores».

Sarin tampoco sueña con suceder a Carlsen o a quien reine en el ajedrez cuando llegue a la cima. «Ahora mismo mi mayor preocupación es ganar a los buenos jugadores. El título mundial puede llegar algún día, pero ciertamente no pienso en ello todavía. Las jugadas y las partidas de ajedrez son suficientemente interesantes. Hay mucho que aprender y muchas partidas que jugar y ganar. Aunque hablando de títulos, me encantaría participar este año en los mundiales de partidas rápidas y relámpago», admite. Quizá se plantea todo con calma porque solo es un juego para él, aunque también reconoce que no hace las cosas  «con demasiada disciplina» ni tiene «metas concretas, aparte de jugar un ajedrez fuerte». « Y divertirme», remacha, siempre su primer objetivo.

Nihal Sarin en 2014. Foto: Asarinus – Own work, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=55539807

El maestro internacional (le queda una norma para convertirse en gran maestro) resume los primeros años de su carrera: «Aprendí a jugar cuando tenía unos seis años. Mi abuelo me enseñó los movimientos. Fue una buena manera de emplear mi energía y mi tiempo. Descubrí que los movimientos de las piezas son hermosos. Pronto descubrí el placer y la energía que te da jugar al ajedrez y ganar. Mis primeros éxitos fueron los habituales: ganar torneos locales por categorías, luego nacionales y después medallas en mundiales juveniles, etcétera. Entonces empecé a ganar a jugadores titulados. Sigo jugando todo lo que puedo».

Al igual que Magnus Carlsen, el joven indio aprendió muy pronto las banderas y capitales de todos los países del mundo, por lo que las comparaciones son aún más evidentes. «No estoy seguro de si tengo algún parecido con Magnus», replica. «Teníamos un atlas y encontré divertido recordar las banderas, países, capitales y todo eso. Me encanta leer libros y tebeos en general. Creo que recordar lo que has leído y te ha gustado es algo natural», dice.

En su país, el desarrollo del ajedrez ha sido espectacular en las últimas décadas. Uno de los artífices del milagro es Viswanathan Anand, quien en 1984 rompió una barrera que parecía insuperable y se convirtió en el primer maestro indio. Un año después fue el primer gran maestro. Hoy el país asiático tiene 50 GM y 99 MI y es una potencia mundial. Para Nihal Sarin, su ejemplo fue importante, aunque tuvo otros mitos en los inspirarse. «Seguro que Anand es responsable de que mucha gente como yo juegue al ajedrez. Lo respeto muchísimo, pero por supuesto, sus partidas eran demasiado complejas para mí cuando era más joven. Yo crecí viendo las partidas de Alekhine. Él hizo que me enamorara de las partidas complicadas».

Jugador versátil

Sarin define su propio estilo como «un poco posicional y otro poco táctico». «Puedes llamarlo estilo universal», añade. «Realmente, depende de mi rival. Me siento más que feliz cambiando de estilo según las necesidades. Intento jugar tantas aperturas como es posible por lo que puedo aprender diferentes posiciones y esquemas. Entiendo que tengo que mejorar en muchas facetas y posiciones y eso es algo que me gustaría conseguir en los próximos meses».

¿Hasta qué punto predomina la intuición o el cálculo? «En apuros de tiempo, confiaría en mi intuición, pero por lo general trato de calcular todo lo posible. Si la posición es muy compleja, calcularía lo más profundo y rápido que pudiera. En posiciones más simples, simplemente hago la jugada que siento».

Evolución del Elo de Nihal Sarin. Fuente: FIDE

Un capítulo fundamental para cualquier jugador joven son los Entrenadores. «En la actualidad entreno con el gran maestro Dimitri Komarov, de Ucrania, y con el GM indio Srinath Narayanan. En mi opinión, ambos son muy buenos jugadores y básicamente disfruto hablando de ajedrez con ellos. Creo que es una forma muy entretenida de entrenar».

Un problema en estos casos suele ser el dinero, sobre todo cuando no hay apoyo de las instituciones públicas, como es el caso. Sí de TATA Trusts, patrocinador del supertorneo que se juega en Wijk aan Zee cada año. También del portal Chess.com. «Mi equipo también trabaja en generar oportunidades de patrocinio. Creo que como jugaré mejor en los próximos años, tendré mayores oportunidades».

No hace mucho, su compatriota Tania Sachdev denunció la situación de las mujeres en su país. Sarin cree que «la situación está mejorando» y cita a Humpy (Koneru) como ejemplo de las leyendas del ajedrez en su país. Luego opina sobre la eterna diferencia entre hombres y mujeres: «No veo por qué el género debería suponer ninguna diferencia de nivel ajedrecístico. Entiendo que muchos jugadores tienen opiniones muy firmes sobre este asunto. Prefiero verlo de forma individual. Judit Polgar y Hou Yifan ya han mostrado el camino. Creo que en el entorno adecuado no debería haber diferencias entre jugadores y jugadoras, al menos hasta cierto nivel. En lo más alto, tienes que ser un jugador fuerte y eso es lo que importa, no el género. Y Judit, por ejemplo, ha estado ahí, lo ha hecho».

Nihal Sarin aprovecha hasta las esperas en el aeropuerto para seguir jugando. En la foto, subida por él mismo a las redes, esperaba en Múnich para coger un avión a Gibraltar

Como tantos muchachos, Nihal entrena cuando puede o le apetece. Al contrario que Polgar, él va al colegio. Por eso sus jornadas son uy dispares. «La mayor parte del tiempo juego con mi entrenador o por internet, o estudio libros o trabajo en aperturas, nuevas posiciones, finales, etcétera, pero no un número fijo de horas. Cuando tengo colegio, cumplo mis obligaciones y después de volver a casa, me relajo jugando rápidas en Chess.com. Y luego puede que siga con los libros, aperturas, finales… y más ajedrez relámpago en Chess.com. También suelo nadar y jugar mucho al bádminton y al fútbol con mis amigos por las tardes. En los días que no hay colegio, es lo mismo, salvo que no hay clases».

El pequeño prodigio no se ve diferente de los otros chicos, ni siente que se haya perdido algo. La mayor diferencia es que su juego favorito, que no se cansa de practicar, es el de las 64 casillas. «Mi mayor hobby es jugar partidas rápidas o relámpago en Chess.com, de verdad. También los deportes que he dicho y el Monopoly y otros juegos de tablero, además de leer libros, revistas, novelas y cómics».

Casi de su generación, nacido un año después, destaca la presencia de Rameshbabu Praggnanandha entre los mejores talentos jóvenes del mundo. También hemos hablado de él por aquí y contado que jugará este año en León. «Pragg y yo somos buenos amigos», cuenta Nihal. «Lo respeto mucho como persona y como jugador. Entiendo que desde fuera verse como una pugna entre nosotros, pero realmente no pienso en esas cosas. Estamos aún muy lejos del nivel necesario para que lo podamos llamar ‘competición’. Sobre si dominaremos el mundo del ajedrez, es posible pero no es algo que me preocupe ahora. Me encantaría jugar lo mejor posible y ganar todas las partidas que pueda. Otras cosas, como el título mundial, etcétera, llegarán a su debido tiempo».

«Utilizo programas para aprender
y para comprobar cosas,
pero no confío del todo en ellos»

¿Qué piensas de AlphaZero y de las máquinas, no solo como ayuda para el estudio? «AlphaZero parece una máquina excepcional que no valora el material tanto y que juega por la iniciativa. Los ordenadores suelen adoral el material. Pensaba que Stockfish aplastaría a AlphaZero, pero este ingenio acabó jugando algunas de las partidas más bonitas que he visto nunca. Por algunos análisis publicados en New in Chess y otros sitios entiendo que existe cierta controversia sobre la fuerza que tenía Stockfish en ese duelo, pero incluso así, la llegada de AlphaZero y el concepto de mejorar aprendiendo en el que está basado me parece emocionante». «Por supuesto, utilizo programas para aprender y para comprobar cosas, pero no confío del todo en ellos. Yo hago mis juicios y luego uso los ordenadores para verificar los cálculos y evaluaciones».

¿Cuál fue tu victoria más importante, quizá la primera contra un GM? La primera vez que ganas a un gran maestro es bonito, por supuesto, pero no es mi favorita. Me gusta la batalla entre las ideas y adoro ganar. Este año creo que he jugado algunas partidas decentes, como mis victorias contra Georgiev y Keymer en Gibraltar. Y quizá también las tablas contra Yilmaz en Reikiavik, en una partida que eché a perder en los apuros de tiempo. Debí ganar».

Predicciones sobre el Mundial

Para terminar, Nihal Sarin habla del duelo por el Mundial que jugarán Carlsen y Caruana y del Canditados que ganó el segundo. «Estaba muy emocionado por el torneo e impaciente por que empezara. Después de tres rondas, pensaba que Kramnik podría ganar, pero empezó a jugar de forma demasiado ambiciosa. Visto con retrospectiva podemos decir que no funcionó. Casi todos los que estábamos en Reikiavik seguíamos las partidas y todos pensábamos que podía ganar cualquiera, salvo Karjakin. Y entones, como por arte de magia, después de la ronda 12 creí que Karjakin ¡iba a ganar el torneo! Karjakin es único en las remontadas. Es fantástico remontando partidas y también torneos enteros».

Sobre el Mundial, cree que debería estar «muy apretado», aunque cree que Magnus «tendría ventaja si hay partidas de desempate». En ese caso, «tengo la sensación de que Caruana podría tener problemas», afirma. «Magnus tiene una gran ventaja en controles de tiempo más rápidos. Aparte de eso, creo que estará muy igualado. Creo que lo mejor que podría hacer Fabiano simplemente es jugar normal contra Magnus».

Entradas relacionadas

Praggnanandhaa, el niño indio ajedrecista que ya se codea con la élite

El gran maestro más viejo del mundo, contra el jugador más joven

Guía psicológica para padres y madres de ajedrecistas

Sota Fujii, el niño prodigio japonés que ha hecho historia en el shogi

Un niño de 11 años le da una paliza a un gran maestro

Irene Planella, de tres años, la jugadora de ajedrez más joven del mundo

Una niña de seis años humilla al gran maestro Simen Agdestein

Una niña de ocho años le da una paliza a Schwarzenegger

Compartir

ABC.es

Jugar con Cabeza © DIARIO ABC, S.L. 2018

Además del fútbol, hay otros juegos que se practican con la cabeza. Son buenos para prevenir el alzheimer y el riesgo de lesión disminuye. Ajedrez y poker ocupan un lugar preferente en este blog. Más sobre «Jugar con Cabeza»

Calendario
mayo 2018
M T W T F S S
« Apr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031