Cómo es una clase con un gran maestro

Cómo es una clase con un gran maestro

Publicado por el oct 26, 2016

Compartir

Una de las razones por las que soy un paquete jugando al ajedrez es que nunca me han dado clases. Todos los errores que cometo los he aprendido yo solito. Por supuesto, me enseñaron a mover las piezas y, de niño, practiqué con jugadores más experimentados, pero luego avancé a oscuras, con la única ayuda de los libros. Después de asistir a mi primera lección con un  gran maestro, he comprendido dos cosas: nunca es tarde para mejorar en ajedrez, pero para hacerlo a partir de determinado nivel es fundamental tener un maestro que nos guíe. Si tienes la posibilidad y el profesor es bueno, la inversión es fantástica. 

En mi caso, pude asistir a una clase del gran maestro Amador Rodríguez, ajedrecista de origen cubano que fue campeón de la isla en tres ocasiones antes de nacionalizarse español. En su mejor momento, en 2008, llegó a estar entre los 25 mejores del mundo. Su experiencia es abrumadora. De hecho, uno de los atractivos de sus clases son las historias y anécdotas que va contando mientras coloca sobre el tablero posiciones de partidas magistrales.

Las clases están organizadas por Madrid Chess Academy, todos los jueves, de 19.00 a 21.00 horas, en el colegio Decroly (Guzmán el Bueno, 60). Si vives en la capital de España y has pasado de sobra la fase de aprendizaje, es una ocasión magnífica de asistir a clases de ajedrez avanzado.

El propio Amador Rodríguez ha tenido que reciclarse con el tiempo. El ajedrez ha cambiado muchísimo desde que él consiguió el título de GM. «Todo lo que me enseñaron a los veinte años sobre entrenamiento ya no sirve de nada», asegura. Las teorías son incluso contrapuestas, en su opinión. Los mayores cambios se han producido por la utilización de ordenadores y por la aceleración de los ritmos de juego en los torneos. Sorprende en un juego casi inmutable a lo largo de los siglos.

En la actualidad, «el tiempo es parte de la partida». «Es preferible hacer una jugada mediocre en un minuto que una jugada perfecta en veinte». Seguro que la frase hace reflexionar a muchos, sobre todo si eres de los que suelen caer en apuros de tiempo. Una de las enseñanzas de Amador es que necesitas tiempo para rematar la partida. «Por muy bien que hayas jugado, siempre hay que rematarla. Y si no tienes tiempo suficiente, la probabilidad de que lo logres es mínima». Aquí tiene incluso una regla que puede parecer radical: «Si llegas a la jugada 30 y te queda menos de media hora, tienes un 70% de perder la partida», sostiene. A partir de esto, llega otro consejo hasta cierto punto sorprendente: «Si dos jugadas se parecen, haz cualquiera». No merece la pena perder más tiempo en largos cálculos.

Otra consecuencia de todo esto es la importancia de llegar «con los finales sabidos». El estudio es clave, más que nunca. Sobre el tablero, con los ritmos actuales, es imposible resolver una posición medianamente compleja. Antiguamente, se aplazaban las partidas y uno podía dedicar horas a estudiar el final resultante. Rodríguez, por ejemplo, cuenta que siempre iba a los torneos con su libro de Reuben Fine, que contenía las claves de todos los finales esenciales. Ahora esa calma se ha perdido y los mejor preparados tienen una ventaja decisiva.

La superioridad dinámica durante las partidas es otro aspecto clave del juego. «Cada día me doy cuenta de que el fútbol se parece más al ajedrez», asegura Amador Rodríguez. Dejo un último consejo del maestro: mirar siempre con recelo las jugadas intermedias. En muchas posiciones, es necesario ser concretos y algo menos creativos. «Si te atacan una pieza, debes pensar en moverla», porque las intermedias son impredecibles. La posición da un vuelco con cada jugada y es imposible calcularlo todo. Las combinaciones aparecen como por arte de magia.

Todo esto venía acompañado por ejemplos prácticos y ejercicios para los alumnos, que te enseñan a mirar las posiciones de otra manera. Estos son los datos de contacto para apuntarse o asistir a una prueba:

Correo electrónico: info@madridchessacademy.com

Teléfono (+34) 685 506 802

Las clases, dos horas por semana, cuestan 40 euros al mes.

Este es el temario de las diez primeras lecciones:

1. Seguir la lógica de la partida

2. Conceptos del entrenamiento moderno

3. Un sacrificio inesperado decide una partida

4. Peligros al ganar material

5. Los peligros ocultos al abrir la posición

6. El sacrificio de peón en la apertura

7. El cambio de estado en una posición

8. Sutilezas en el final

9 . ¿Actuar, preparar o esperar?

10. Las aperturas que todo el mundo juega

Compartir

ABC.es

Jugar con Cabeza © DIARIO ABC, S.L. 2016

Además del fútbol, hay otros juegos que se practican con la cabeza. Son buenos para prevenir el alzheimer y el riesgo de lesión disminuye. Ajedrez y poker ocupan un lugar preferente en este blog. Más sobre «Jugar con Cabeza»

Calendario
abril 2017
L M X J V S D
« mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Entradas, por meses