Anand: «No hace falta ser mala persona»

Publicado por el Aug 15, 2010

Compartir

Aprovecho el verano para recuperar una vieja entrevista al actual campeón del mundo de ajedrez. Entonces, en el año 2007, «sólo» era el número uno de la clasificación. La conversación tuvo lugar en León, donde el indio derrotó a Topalov por 3 a 1.

Anand(1).jpg

 

«No hace falta ser mala persona para meter presión en el tablero»

Conocido como «el tigre de Madrás» por su proverbial velocidad de juego, este indio de 37 años vive como un españolmás en Collado Mediano (Madrid), donde disfruta nuestra gastronomía, duerme la siesta y sigue al Real Madrid, a Nadal y a Alonso

Dice que sigue a Nadal, aunque el estilo de Anand se parece más al de  Federer (o al de Zidane, otro de sus ídolos). Parece que no suda, que no se esfuerza, pero gracias a su increíble variedad de golpes sus rivales acaban siempre con la lengua fuera, sobre todo en partidas rápidas, su especialidad.

-Explique de dónde procede su capacidad de cálculo.
-Suelo hacer muchas cosas rápidas en mi vida. Quizá tiene que ver con que en mi club de Madrás, donde jugábamos al ajedrez, solíamos jugar partidas relámpago durante horas.

-¿Por qué eligió España?
-Necesitaba una base en Europa para poder jugar más torneos y para colaborar con los grandes maestros más fuertes. Además, conocí a unos amigos, Mauricio y Nieves Perea, que fueron unos padres para mí y resultó muy fácil venirme. Elegí Collado Mediano porque es un pueblo muy acogedor, pequeño, en la sierra madrileña, y me enganché. Pero vivo en dos países, porque viajo a la India cuando puedo.

-¿Qué le gusta de España: el jamón, la siesta, el flamenco…?
-Los españoles son muy acogedores y cariñosos. Me gusta todo, sobre todo la siesta, la comida y la gente, que me cae bien. Me han tratado muy bien.

-Le ha costado años llegar al número uno. ¿Qué le faltaba?
-No sé por qué lo he logrado ahora precisamente. Si lo supiera, sabría explicar por qué no lo logré antes. La verdad es que estuve cerca al menos tres años, desde que Kasparov se jubiló. Con él sí había cierta distancia, pero después Topalov empezó a jugar muy bien.

-Alguno lo tachaba de blando.
-Son etiquetas sin valor. Dicen: es de India, así que es muy tranquilo. No hay que tomarlo muy en serio. En el tablero tengo la agresividad necesaria.

-Algunos jugadores sostienen que para rendir hay que ser mala persona, odiar al rival.
-Hace falta cierta agresividad, pero es importante saber dejarla en el tablero y no llevarla a casa. No hace falta ser una persona desagradable para saber meter presión en el tablero. Ahí no me falta agresividad. También era otra época, con los soviéticos, que hacían juegos psicológicos. Pero ahora la generación de rusos es totalmente distinta. Korchnoi, Petrosian, Karpov y Spassky tenían relaciones complicadas. Ahora vamos un poco mejor.

-El Mundial entre Kramnik y Topalov no acabó en matrimonio.
-Al menos la mayoría nos llevamos muy bien. Y no sé si antes era tan malo. A lo mejor sólo leí lo peor. Es lo que vende. Si Fischer y Spassky hubieran jugado sin polémicas, no habrían tenido tanto impacto.

-¿Qué opina del peligro de las trampas con ayuda de ordenadores? ¿Cómo se pueden detener?
-Hay soluciones. Primero, los torneos importantes van a poder aislar a los jugadores y, segundo, transmitir las partidas con un pequeño retraso. Es bastante sencillo. El problema es más la duda que suscitan que lo que ocurre en realidad.

-Hace unos meses pillaron a un jugador indio con un inalámbrico.
-En los torneos donde no controlan existe ese problema, no en la elite. Pero es importante resolverlo de una vez.

-Siguen saliendo niños prodigio, como Carlsen, pero desde Judit Polgar falta otra mujer ahí arriba.
-Judit subió el nivel mucho, pero hoy nadie se sorprende cuando una mujer gana a un gran maestro fuerte. Antes, cada victoria era una sensación. Hoy tienen que hacer más para que se fijen en ellas.

-¿Cuida su forma física?
-Voy al gimnasio al menos seis días a la semana. Es necesario, porque el ajedrez crece muy rápido. Todos tenemos problemas para recordar los análisis, trabajamos más, hay más torneos. Es la misma tensión de antes, pero en menos años. Hoy casi no hay jugadores bohemios o sin ordenador.

-¿Qué aficiones tiene?
-Me gusta viajar, la gastronomía y la astronomía. Leo novelas y, últimamente, muchos libros de física.

-¿En qué idioma?
-Suelo leer en inglés. Hablo tamil, inglés, español y un alemán razonable.

-Creo que sigue a los deportistas españoles.
-Este año la Liga ha sido apasionante. Vivo en Madrid y, en general, sigo al Real Madrid. En enero creía que se había acabado la Liga, pero de repente adquirió muchísima emoción. También sigo a Nadal, a Alonso. En España hay muchas estrellas a las que apoyar. Casi es una sorpresa cuando no ganan
Alonso o Nadal, en tierra batida. El Madrid me gustaba sobre todo cuando jugaba Zidane. Es un placer verlo.

Compartir

ABC.es

Jugar con Cabeza © DIARIO ABC, S.L. 2010

Además del fútbol, hay otros juegos que se practican con la cabeza. Son buenos para prevenir el alzheimer y el riesgo de lesión disminuye. Ajedrez y poker ocupan un lugar preferente en este blog. Más sobre «Jugar con Cabeza»

Calendario
agosto 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Entradas, por meses