Brexit, bienvenidos al abismo

Brexit, bienvenidos al abismo

Publicado por el jun24, 2016

Compartir

Nos acostamos el 23 en la congoja. Amanecimos el 24 en el estupor de una pesadilla que no ha hecho más que comenzar. Los británicos le hicieron una pedorreta a esta Europa decadente, despreciaron a los heraldos que presagiaban el apocalipsis financiero y votaron Brexit. De momento, los primeros efectos han sido un pánico bursátil de estragos aún por cuantificar y la caída del primer ministro más insensato que se recuerda. Pero habrá otros. Esto es solo el principio.

El resultado del referéndum tendrá consecuencias sísmicas. Supone un mazazo demoledor en un edificio europeo amenazado de ruina y muy probablemente aliente las voces de otros vecinos que ya no vean aliciente en seguir viviendo en él. Serán las de los más reaccionarios, los que más hicieron porque la fuerza más benéfica del siglo XX, la Europa unida, se halle hoy en tan crítica encrucijada.

El sentimiento general era el de que el voto por la permanencia se impondría aunque fuera por la mínima. Pero no. Estamos inmersos de lleno en un negro escenario. Más vale no olvidar cómo llegamos hasta aquí. Frente a los dos grandes embates de este tiempo, la Gran Recesión y la afluencia masiva de refugiados, la UE no ha tenido más que respuestas cicateras e injustas. Ahogó a los pueblos euromediterráneos en una deuda tan ilegítima como inviable y subcontrató la seguridad fronteriza y el asilo a un personaje con el currículum democrático del turco Erdogan.

Las consecuencias están a la vista. Para los derechos humanos, pero también para la UE. En el sur, desde Grecia a Portugal, el sueño europeo es visto cada vez más como una pesadilla. En el norte y el este, el monumental desbarajuste migratorio le ha hecho el caldo gordo a discursos de extrema derecha que creíamos felizmente enterrados y que, no se engañen, han sido el motor para la celebración del referéndum que ahora nos tiene consternados.

En estos años aciagos no hubo ni discurso europeísta ni liderazgo, virtudes imprescindibles en tiempos de crisis como los que vivimos. Europa se convirtió en una antipática agencia de cobros y su ausencia de política la llenaron las fuerzas más inquietantes de su averno. La xenofobia, el nacionalismo y la reacción emergieron de la fosa abisal de la historia. Lo peor es que parece que volvieron para quedarse. Porque tras un revés como el británico, si uno cruza el Canal de la Mancha se encuentra con una Alemania acosada por sus propios fantasmas ultraderechistas y una Francia mortecina en pleno conflicto social. Es urgente un paso al frente, el primero hacia una refundación basada en la alta política y no en la burocracia, pero no se atisba quién lo dé. Europa, 2016. Bienvenidos al abismo.

 

Quizá también te interese: 

¿Votar contra Europa o votar contra Cameron?

Populismo de Oxford 

 

En Twitter: @golmo

Compartir

ABC.es

Poder blando © DIARIO ABC, S.L. 2016

En relaciones internacionales se entiende como poder blando la capacidad de un país de alcanzar sus objetivos mediante la atracción y la persuasión más que por la fuerza.Más sobre «Poder blando»

Categorías
Etiquetas
junio 2016
L M X J V S D
« may   jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Categorías