Arderéis

Arderéis

Publicado por el jun 29, 2015

Compartir

La importancia de los términos. El Congreso ha liquidado la palabra imputado. Para ello ha tenido que hacer varios arabescos: reformar la ley de enjuiciamiento criminal y sustituir un término por dos. Investigado para la fase inicial de la causa y encausado para los que ya están en el banquillo bajo una acusación formal. Así utilizan el lenguaje nuestros mandatarios. Lo más delirante de los políticos es que tachan de político todo lo que consideran chungo. Las huelgas que les hacen a ellos no son sindicales, sino políticas. Las críticas a su gestión no son dialécticas, sino políticas. Los juicios contra ellos son procedimientos políticos, no judiciales, y por eso los consideran rechazables.

El fiscal pide un año de cárcel para la portavoz municipal madrileña por asaltar una capilla universitaria, parece que vociferando semidesnuda. La alcaldesa Manuela Carmena cree que mantener a Rita Maestre no contradice sus promesas electorales de limpieza porque no hay imputación “por corrupción económica”. La delirante idea de diferenciar clases de corrupción. Cada político decide qué formas de corrupción de los suyos son admisibles y, con ello, establece una separación entre la corrupción lícita y la ilícita. Habría que decidir si la tendencia a la violencia que la ultraizquierda está mostrando desde el minuto cero es una forma de corrupción moral. El debate sería largo, pero para concretar podemos enfocarlo: decidamos si admitimos la presencia en las instituciones de personas violentas que desde allí son un ejemplo de éxito para la ciudadanía. Si la respuesta es no, tenemos que hacer varios relevos en el Ayuntamiento de Madrid y el primero es el de su portavoz: Maestre. La alcaldesa fue inteligente no echando al concejal Zapata por sus chistes antisemitas, porque después quizá habría tenido que despedir a varios ediles. La señora Carmena añade que su concejala defendía la libertad de expresión y pronuncia las palabras mágicas: era un acto feminista. En España, feminista justifica cualquier cosa, incluso juzgar a varones sin pruebas o castigarlos más severamente que a las mujeres cuando han hecho lo mismo. Iniquidades que sólo en este país son legales.

Aquí, la violencia se justifica siempre que el responsable sea uno de los nuestros. La violencia resultó un desastre como herramienta política cuando la probamos en otros momentos de nuestra historia: nada solucionó. Podemos discutir si debe haber capillas en espacios públicos, pero pacíficamente. El bien que protegemos ahora no es la capillita universitaria, sino la libertad de todos. Sus Señorías decidirán, bajo una enorme presión, qué pasó en la Complutense. Los documentos parecen mostrar que Rita acompañaba a la chica del megáfono, pero ella dice que no organizó nada: sólo siguió hasta el recinto religioso a unas personas que encontró en la calle. Si la próxima vez se topa con una protesta de falangistas, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid terminará con el brazo en alto y vistiendo camisa azul mahón.

Podemos apoya a Maestre porque ella defendía la “laicidad”. El partido que puede gobernar este mismo año tendrá que justificar un día si hay algún acto suficientemente violento como para que se lo afee a uno de sus chicos. Soy laico, pero el laicismo me va gustando menos conforme se traduce en amedrentar a las personas religiosas, en ataques contra la libertad y en enarbolar fotografías del Papa adornadas con esvásticas.

Dice la alcaldesa que está integrando a chicos que habían tenido problemas con el sistema: puede ser cierto. También lo es que debemos discutir si los ayuntamientos son los mejores lugares para rehabilitar a los sociópatas. La resplandeciente idea de Kropotkin “La única iglesia que ilumina es la que arde” debe quedarse en simple frase. Por nuestra propia salud, debemos pasar página y olvidar de una vez por todas la secuela nacional: “Arderéis como en el 36”.

Más vida en @rafaelcerro

Compartir

Anterior

Siguiente

ABC.es

Pienso de que © DIARIO ABC, S.L. 2015

"Jamás logré resolver una integral. Calculé un área, pero el resultado me salió en ohmios". ¡¡¡Gracias!!! Más sobre «Pienso de que»

La entrada más popular

Han habido

28... Lee la entrada completa

Etiquetas
Twitter