Matrimonio

Matrimonio

Publicado por el oct 25, 2014

Compartir

Oscar Wilde fue uno de los grandes cerebros creadores de lenguaje del siglo XIX. Se enamoró de la vida y logró que muchos la disfrutaran con su ingenio deslumbrante, pero también pasó dos años espantosos en prisión que destrozaron su vida.  Por ser homosexual, aunque su señoría lo llamó “indecencia grave”. Oscar Fingal O’Flahertie Wills Wilde casó con una mujer y las entendió como pocos; afirmó que un hombre podía ser feliz con cualquiera, pero a condición de que no la amase. Para saber lo que realmente decía una fémina, aconsejaba mirarle la cara en lugar de escucharla. Óscar Wilde esculpió en piedra para la eternidad la famosa frase “Las mujeres han sido hechas para ser amadas, no para ser comprendidas”.

Gentes sabias y de edad provecta nos repiten el secreto del amor: “para que un matrimonio funcione, aplicad por este orden la receta: cariño, respeto y comprensión:

http://abcblogs.abc.es/pienso-de-que/2014/04/23/william-shakespeare-ha-resucitado/

 

El matrimonio no resuelve el problema del sexo, aunque es cierto que tampoco lo agrava. Una de las palabras más sugerentes relacionadas con él es coyunda, que en tercera acepción académica designa el concúbito y en primera, la correa con la que se unce a los bueyes. Otra ley de hierro del matrimonio reza “Paco siempre mirará antes a la del vecino”.

http://abcblogs.abc.es/pienso-de-que/2014/04/13/biologia-y-lenguaje/

 

Donde no hay fornicio, el matrimonio no goza de salud completa. Hace décadas, era lindo y hasta poético saber que el ginecólogo le anunciaba a la doncella “eso se te solucionará cuando te cases”, porque se refería a la compenetración romántica con el varón. Ahora, la frase ha quedado obsoleta porque muchas muchachas han ampliado sus actividades de ocio prematrimonial. La decisión anómala de no cohabitar acarrea situaciones insanas de enfermedades o síndromes nerviosos. Esto es una entrada del Diccionario de la Real Academia:

histeria.

(Del fr. hystérie, y este del gr. ὑστέρα, matriz, víscera de la pelvis).

1. f. Med. Enfermedad nerviosa, crónica, más frecuente en la mujer que en el hombre, caracterizada por gran variedad de síntomas, principalmente funcionales, y a veces por ataques convulsivos.

2. f. Estado pasajero de excitación nerviosa producido a consecuencia de una situación anómala.

 

En el seno del matrimonio, la frase más temida de todos los tiempos es “Miguel, esta noche no hay turrón”. Y, volviendo a Wilde, el joven genio dijo “Bigamia es tener una mujer de más; monogamia también…”.

Más vida en @rafaelcerro

 

Compartir

ABC.es

Pienso de que © DIARIO ABC, S.L. 2014

"Jamás logré resolver una integral. Calculé un área, pero el resultado me salió en ohmios". ¡¡¡Gracias!!! Más sobre «Pienso de que»

La entrada más popular

Han habido

28... Lee la entrada completa

Etiquetas
Twitter