¿Se dice procesionar?

¿Se dice procesionar?

Publicado por el abr 17, 2014

Compartir

Ya estamos todos. Desde hoy, Jueves Santo, los de la meseta ocupamos en masa la Hispania Citerior. Ésta era una de las dos provincias de la Península Ibérica allá por el segundo siglo antes del Redentor. Desde Cartagena hasta los Pirineos, que en buena medida es la zona en la que estos días nos apiñamos cual liendres en cabeza de hijo. Cuando nos quejamos de la penitencia nazarena de los atascos protestamos por algo inevitable que, además, generamos nosotros mismos. Si cuatro millones de madrileños viajamos a Gandía el mismo día, a la misma hora y por la misma carretera, ya puede Tráfico hacer milagros o llamar a Moisés para que separe los coches como si fueran las aguas del Mar Rojo. Sería bueno que los medios informáramos sobre los problemas y alternativas del tráfico y no consumiéramos nuestros minutos de antena hablando sobre si van a producirse siete u ocho millones de desplazamientos. Ese lugar común nos convierte en arúspices porque hablamos de autos del futuro, como en la película de Robert Zemeckis. Centrémonos en los consejos de seguridad nuestra obligación como medios de masas, no en repetir las notas de prensa de la Administración ni en contar coches que todavía no han pasado.

Uno de los lugares jornada de hoy el de “procesionar”, un verbo que la Academia admitirá algún día por la presión de quienes salen con las andas y las imágenes. Veo en Twitter que la gente “procesiona” por todas partes en lugar de “salir en procesión”. Envidio a los sevillanos orgullosos porque su barrio “procesiona”, ya que el mío madrileño sigue paseando hasta el Vips sin marchamo de solemnidad alguno sumergido desde abril en el marasmo del pantalón corto, las chancletas y la riñonera de plástico de tres cremalleras, que es la pata negra. La verdad es que a nosotros nos basta con que la Vuelta Ciclista a Mongolia Exterior pase por Madrid para cortar la Castellana durante cuatro horas y así no echar de menos los atascos los domingos.

Vuelvo a sonreír. La radio del coche dice “Madriz” y le llama al presidente catalán Artur, con la intensidad en la primera sílaba, como si fuera el rey de la Tabla Redonda. La locutora está muy contenta y enhebra, uno tras otro, sañudos ataques a las normas más elementales de la prosodia: celebramos la “vente” edición de no sé qué certamen turístico y los hoteleros esperan un aumento de las “pernotaciones”.

Más vida en @rafaelcerro

Compartir

ABC.es

Pienso de que © DIARIO ABC, S.L. 2014

"Jamás logré resolver una integral. Calculé un área, pero el resultado me salió en ohmios". ¡¡¡Gracias!!! Más sobre «Pienso de que»

La entrada más popular

Han habido

28... Lee la entrada completa

Etiquetas
Twitter