¿Vuelven las brigadas internacionales?

¿Vuelven las brigadas internacionales?

Publicado por el Aug 8, 2014

Compartir

Me entero por la prensa (increíblemente aún te enteras de cosas por esta vía…) de que dos jóvenes españoles, Rafael, madrileño,  27 años, madrileño, y el murciano Ángel, de 22, se han ido con lo puesto a Crimea “con 500 euros en los bolsillos y sin billete de vuelta” y se han unido al Batallón Vostok, la milicia prorrusa más temida, dicen, del lugar. El uno milita en las Juventudes de Izquierda Unida desde 2010 y el otro es seguidor del Colectivo de Jóvenes Comunistas de Cartagena. ¿Vuelven las brigadas internacionales y el no pasarán?

Ya me imagino que mucho lector de ABC tendrá cuanto menos el corazón dividido cuando se habla de los brigadistas internacionales que combatieron en España durante la guerra civil. Créanme, eso pasa en las mejores familias y hasta en los mejores países. A quien tenga tiempo e interés le invito a adentrarse en la paradoja leyendo este más bien extenso reportaje (la que avisa no es traidora…) que en su día tuve la satisfacción y el honor de publicar en Fronterad, la excelente revista digital dirigida por Alfonso Armada.

Con mucha documentación y mucha vivencia a la que tuve la suerte de acceder en Nueva York, donde era yo entonces corresponsal de ABC, venía yo a contar que los brigadistas internacionales suscitan tanto amor y admiración como prevención y hasta odio por la cantidad de contradicciones políticas y humanas que atesoraban. Por un lado se les podía considerar agentes del comunismo internacional, peleles de la Komintern. Por otro nadie les pudo negar muchas veces una firme madera de héroes, barnizada encima por una fascinante, desarmante ingenuidad. Hubo quien no había salido jamás de Brooklyn antes de ir a la guerra de España y en cuanto vio una fuente de piedra en la plaza de España de Barcelona la tomó por una piscina fabulosa y ahí que se bañó mandando fotos a toda la familia. Hubo quien, como nuestros Rafael y Ángel, se fue con lo puesto a la aventura por razones que rozaban lo místico. Una enfermera de San Francisco se fue con 50 dólares que habían recaudado sus pacientes por si en el último momento se rajaba y decidía volver, para que pudiese pagarse el billete de vuelta. Al llegar donó sus 50 dólares a las viudas y los huérfanos de la República.

Etc.

Cuento esto para que se aprecie que en situaciones extremas, límites o que lo parecen (¿como la actual?) afloran aristas de lo humano que normalmente no se ven o se dan por enterradas o superadas. Este joven madrileño y este joven murciano que se han ido a combatir por Putin a Crimea repiten una pauta ancestral, o por lo menos de los años 30: no tienen trabajo, no tienen un duro, no tienen nada que hacer ni que perder…excepto su idealismo, abierto en canal al mejor ilusionador o postor. O al peor.

En su día Estados Unidos trató de frenar la fuga de ¿cerebros? ¿corazones? ¿riñones? a nuestra guerra estampando en todos los pasaportes norteamericanos de la época: no válido para viajar a España. Ni así evitaron que casi 3.000 de ciudadanos de su país entraran ilegalmente en el nuestro, convencidos de que aquí se jugaban el destino y la frontera de la Humanidad.

Ojo que la historia siempre sucede como mínimo dos veces, una como tragedia, otra como farsa…y a ver qué viene luego.

 

 

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2014

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031