Vuelve la Bestia

Publicado por el Apr 5, 2012

Compartir

grass.jpg

Hace cinco años asistí en Nueva York a algo que nunca olvidaré. En el Y92, un templo de la alta cultura judía neoyorquina, la clase de sitio donde pronuncian conferencias Woody Allen y Carl Bernstein, fue “juzgado” el escritor Günter Grass, quien acababa de publicar sus polémicas memorias reconociendo que fue miembro de las SS en su juventud. Y que llevaba cerca de seis décadas ocultándolo (buena parte de las cuales, dedicadas a dar lecciones y a erigirse en la conciencia moral e intelectual de Alemania, mayormente la de izquierdas).

Escribí un artículo sobre aquello que significativamente titulé “In dubio pro reo“, es decir, en caso de duda, a favor del reo. Porque ese era, según mi leal saber y entender, el veredicto final de la noche. Grass salió bastante “vivo” del “interrogatorio” al que le sometió un distinguido periodista e intelectual judío, nacido en Viena, criado en Israel y especialista en el Holocausto. El escritor alemán encontró oídos recelosos (y dolidos) pero atentos ante el relato de sus confusiones juveniles. Y hasta cosechó su ración de aplausos cuando se permitió criticar la guerra de Irak y auguró a los americanos que ellos “también” tenían mucho que aprender de la derrota, como los alemanes.

Cinco años después, Grass paga aquella tolerancia y aquella comprensión para con sus propios claroscuros con un poema anti-israelí que con todas las cautelas de leer en traducción parece literariamente bastante flojo, políticamente bastante desconcertante y personalmente…¿quién lo sabe? ¿Quién sabe por qué el viejo león de la progresía magistral (y por supuesto inapelable) ha sentido la necesidad de meterse en este berenjenal? ¿Nuevas viruelas a la vejez? ¿Seguimos pelando la cebolla?

Claro que hay otra explicación posible. ¿Se acuerdan ustedes de otra antigualla periodística e intelectual, la señora Helen Thomas? ¿Esa que declaró alegremente que lo mejor que podían hacer los judíos era dejar Israel y volverse a Alemania, donde sin duda Günter Grass y amigos estarán encantados de hacerles sitio?

A Helen Thomas esas declaraciones le costaron el final abrupto de su carrera como decana del cuerpo de prensa de la Casa Blanca. En cambio acaba de recibir una distinción de la mismísima Autoridad Nacional Palestina. El representante en Washington y en la tierra del mismísimo Mahmud Abbas ha condecorado a Thomas por su “valentía”.

Posibilidad número uno: el geriátrico intelectual está que arde. Los que fueron de armas tomar en su juventud, superado el desconcierto de una madurez en la que sus tesis no se han visto precisamente corroboradas por la realidad o por la Historia, retoman ahora la intolerancia simplista de sus años mozos, con más desparpajo que nunca.

Posibilidad número dos: vuelve por sus fueros la mala fe internacionalmente organizada. Antes era la intelligentsia soviética, ahora es la iraní. Günter Grass en Alemania, Helen Thomas en Washington…¿quién será el siguiente?

Ojo que es la misma gente que no ha permitido nunca que millones de oprimidos o de muertos les estropeen una teoría.

A las barricadas, gente sensata. La Bestia está en celo de nuevo.

 

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2012

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31