Un poco de concentración nacional (y de la otra), por favor

Un poco de concentración nacional (y de la otra), por favor

Publicado por el nov 20, 2014

Compartir

Es Bono quien negocia”, me susurran al oído. No se refiere al Bono de U2 sino al otro, al de toda la vida. A Pepe Bono el Grande. Él sería el hombre que estaría hablando en nombre del PSOE con el PP para ver qué solución conjunta, si es que la hay, se encuentra. Frente a la cosa esta de Artur Mas que cuanto más aparentemente se deshilacha más peligrosa es. Al tiempo.

Cunde el desánimo más allá del Ebro, concretamente entre el Ebro y el Mediterráneo. Los que son de allá y no quieren irse de acá se llevan las manos a la cabeza. No queda casi nadie que no crea que las cosas van de mal en peor. Que esto ya no se pué aguantá ni en un sentido ni en el otro.

Horrorosa paradoja de un gobierno (el de Rajoy) prisionero entre la dureza de la ley y la blandura desesperante de la política. Lo malo de sacar la ley del cajón es que una vez sacada, resulta casi imposible volverla a meter. Porque entonces se nota mucho que se incumple. Como se notó mucho que el Estatut era inconstitucional tan pronto se desplegó ante el Alto Tribunal pertinente. El Estatut votado por el pueblo catalán estaba legalmente desnudo, como el emperador del cuento. Pues menudo problema.

La ley es lo que queda cuando han fallado todos los sobreentendidos que son los sanguíneos mimbres de la política. A Mariano Rajoy le acusan de no haber hecho nada para acotar la catalana desafección, y eso es verdad. Una verdad como un templo de Salomón. Tan verdad como que la desafección catalana, igual que la crisis económica o la cada vez más explosiva tendencia de los enanos al crecimiento, no se la ha inventado Rajoy. Ya estaba allí cuando él se sentó. Probablemente seguirá allí cuando él se levante, como cierto famoso dinosaurio.

Lo malo es haber dejado llegar las cosas a un punto no ya muerto sino directamente matador, donde mal si dialogas y mal si no lo haces. Pase lo que pase habrá quien salga chamuscado y se sienta herido. Si Torres-Dulce no se querellaba contra Mas y compañía, el gobierno quedaría en ridículo ante todos los que hace rato que esperan o incluso piden a gritos un gesto de Estado firme. Sea porque lo necesitan (léanse los catalanes que no renuncian a ser españoles ni viceversa, entre los cuales dramáticamente me incluyo…), sea porque algo resopla cada vez con más rabia y con más variados motivos a la derecha del PP.

Por otro lado la querella oxigena a Mas no ya en el sentido de dar alas al victimismo de toda la vida (si sólo fuera eso) sino en el mucho más gravemente sutil de reanimarle y rearmarle para sacar adelante su delirante “lista de país” para concurrir a unas elecciones anticipadas de conveniencia. Autonómicas, se entiende. Mas que era y es un puro cadáver, crecido por la querella aún puede ganar alguna batalla después de muerto, arrastrar a ERC, a parte del PSC y a independientes iluminados u oportunistas a armar una candidatura-Frankenstein.

Perdida la oportunidad de NO impugnar la segunda consulta y dejarla correr como la chorrada que era, el gobierno sin duda ahora no tiene otra que mover ficha legal. Cualquier otra cosa parecería una bajada de pantalones. ¿Manipulación de los fiscales y de la justicia? En Barcelona dicen que pasa en Madrid, en Madrid que es lo que hacen en Barcelona. Nada nuevo bajo el sol, puramente lo de siempre: cuatro romanos muertos y cinco cartagineses difuntos.

La siguiente parada técnica antes de llegar a la de Que Sea Lo Que Dios Quiera sería que PP y PSOE consiguieran trenzar a tiempo algo que plantear y que ofrecer unidos y que permitiera/obligara a Artur Mas parar motores y negociar. De Generalitat a Moncloa, de Estado a Estado por fin. Algo tan trascendente y tan unívoco que no hubiera manera humana ni política de ignorarlo.

Dicen mis gargantas profundas que nada de esto llegará a tiempo ni cuajando, que ciertamente está por ver que cuaje. A mí lo de saber que Pepe Bono está en la pomada me hace gracia a la vez que me da mala espina. ¿Qué pasa, que Pedro Sánchez no vale? ¿Para qué tanta renovación y tanta coña en el PSOE si a la hora de la verdad, para acometer algo serio, hay que tirar una y otra vez de fondo de armario?

Ya tiene narices que el hombre que perdió –por 9 votos 9- un congreso frente a José Luis Rodríguez Zapatero para liderar el PSOE, sea ahora el que tiene que negociar con el PP, entre otras cosas, cómo deshacer el legado político de su sucesor en el tema catalán. ¿Hacían falta tantas alforjas para tamaño viaje?

Por cierto que en aquel congreso socialista donde Bono salió trasquilado se cepillaron también a una tal Rosa Díez, que andado el tiempo fundaría UPyD. ¿Les suena? Si no, vayan y echen un vistazo a las últimas encuestas, donde con Podemos o sin Podemos, lo que está claro es que el eterno O.K. Corral bipartidista tal y como lo conocemos desde la Transición tiene los días contados. El próximo Parlamento será de todo menos monolítico y homogéneo. Incluso negándose a cambiar tercamente la ley electoral, la que en su día se inventó para favorecer a la UCD y penalizar a cualquier partido minoritario de alcance nacional (de ahí el alegre pulular de los nacionalistas por la Carrera de San Jerónimo como por el pasillo de su casa…), se verán equilibrios y pactos que ahora mismo nadie concibe ni quiere concebir.

Quien dice UPyD dice Ciutadans, que en teoría deberían estar a partir un piñón pero parece que no hay manera de ponerse de acuerdo sobre qué piñón se quiere partir. Así ni con un tractor, claro. Qué pena.

Entonces mi pregunta es: si por lo que sea PP y PSOE no consiguen ponerse de acuerdo a tiempo, ¿quién será el listo que atinará primero a tratar de ponerse de acuerdo con alguien más? ¿Con los susodichos UPyD y Ciutadans, por ejemplo? Si Artur Mas busca apoyos debajo de las piedras para urdir su “lista de país”, ¿por qué a nadie se le ocurre hacer lo mismo desde y por España?

No está la cosa para seguir tirándose los catalanes a la cabeza. Va siendo hora de arreglarlo.

 

 

 

 

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2014

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031