Pactos de Estado, pactos de m…

Pactos de Estado, pactos de m…

Publicado por el May 18, 2013

Compartir

Oído recientemente en un mentidero político madrileño, pero en boca de un catalán: “gente de CiU está comprando o tratando de comprar bajo cuerda toda la información posible sobre el caso Bárcenas, o sobre cualquier hipotético escándalo de corrupción susceptible de salpicar a alguien del PP, para ver si así frenan o contraatacan el goteo público de corruptelas de dirigentes nacionalistas”. Esas agradables noticias que amenazan con transmutar a Jordi Pujol de Moisés del Canigó en el Tahúr de Queralbs. ¿Acabará CiU como la UCD? En una no muy lejana entrevista con ABC el inteligente y refrescante Albert Rivera de Ciutadans vaticinaba este futuro para los partidos tradicionalmente mayoritarios en Cataluña, PSC incluido.

Pero no nos desviemos. El punto de este post era la lacerante sospecha de que puede existir una política emergente, una dialéctica visible entre partidos, y otra más invisible, donde las dan o las toman no en función del ideario o el programa electoral, sino de los cromos para cambiar que cada cual se guarda en el bolsillo. O en las alcantarillas, que diría Felipe.

Que triste si fuese verdad que el PP, el PSOE, el PSC (ya mejor hablamos de ellos como lo que son, dos partidos distintos, ¿no?), CiU, etc, pactan o dejan de pactar las cosas, desde el déficit autonómico a la carta hasta el color del dinero, no en función de lo que tiene que ser sino de que tú sepas que sé que sabes miserias mías, Calderón de la Barca dixit. Que yo tuve la suerte de empezar a escolarizarme antes de que ganaran los socialistas.

¿No tenemos pactos de Estado porque tenemos pactos de mierda? ¿Es eso?

Quiera Dios que no sea. Quiera Dios que el feo tufo del escándalo de las escuchas ilegales en Cataluña, con los unos sabiendo quién pinchaba a los otros y todo el mundo tomando nota pero nadie denunciándolo, pues bueno, que todo se quede en eso, en una de Mortadelo y Filemón a la catalana. Que no cree tendencia y mucho menos a escala nacional.

Claro que ahora que me acuerdo, ¿se acuerdan ustedes de cuándo Pujol le retiró de todas, todas, el apoyo a Felipe? Mira que le había aguantado de todo, el caso GAL, el caso Mariano Rubio, el caso Filesa…hasta que estalló el escándalo de los papeles del Cesid, y el entonces president salió a denunciar públicamente que “los secretos de Estado se están vendiendo en els Encants (la versión catalana del Rastro)”.

No sé si sería casualidad, pero por aquel entonces empezó a correrse la voz de que el president le ponía los cuernos a su señora, Marta.

¿Dejó el Cesid a Pujol literalmente con las posaderas al aire? ¿Fue por eso?

Mariano, pasa la mopa a fondo, líbranos de todo mal y de toda sospecha y pon orden.

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2013

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031