Nueva York se desenamora de sus polis espías

Publicado por el oct 14, 2011

Compartir

coppppsgood.jpg

Diez años después del 11-S, parece que se enfría la luna de miel entre la ciudad de Nueva York y su cuerpo de policía. Los héroes de azul han caído bajo sospecha. Hay quien les acusa de llevar demasiado lejos su cruzada antiterrorista, que incluyó la creación de una unidad especial de inteligencia (espías), actualmente representada en 11 ciudades del mundo, y también una unidad específica contra el terror que pretende ser “proactiva”, es decir, no esperar sentada a que se produzcan atentados para coger a los culpables, sino cogerlos con las manos en la masa, mejor si es antes incluso. Para lo cual no han vacilado en espiar a prominentísimos ciudadanos musulmanes, incluidos amigos personales del alcalde.

Súbitamente abunda la información poco amable y hasta comprometedora para la NYPD, que hasta hace cuatro días parecía informativamente intocable. Nos lo recuerda un viejo amigo de este blog, el veterano reportero policial Leonard Levitt, desde el suyo, NYPD Confidential. Esta es una de las pocas atalayas desde la que en los últimos años se ha cuestionado al todopoderoso jefe de la policía neoyorquina, Ray Kelly.

Levitt lleva años machacando que los polis espías de Nueva York se exceden en sus funciones, entre otras cosas porque no les controla nadie. A nadie rinden cuentas desde que Ray Kelly contrató a un exalto cargo de la CIA, David Cohen, para dirigir una unidad de inteligencia municipal que antes del 11-S servía para poco más que para custodiar a personalidades extranjeras que visitaban Nueva York y la ONU. Pero que desde los atentados tiene barra libre judicial para investigar a quien quiera sin esperar permiso del FBI ni de la CIA ni mucho menos del alcalde, que se inhibe y deja hacer.

A la voz de Levitt se suma la de Scott Stewart, prestigioso especialista en inteligencia d ela consultora privada Stratfor Forecasting Inc, la célebre CIA privada de George Friedman. Y la de los reporteros de Associated Press que llevan desde el verano tirando de la manta de informaciones incómodas como las que apuntan a la elaboración de mapas de vigilancia de la comunidad musulmana neoyorquina.

Esa es la clase de investigación que todo el mundo hace pero nadie reconoce hacer. Ya bastante delicado suele ser el equilibrio entre investigación antiterrorista y acatamiento de los derechos civiles como para ponerse a entrar en detalles.

¿Será verdad, como hace tiempo que advierten algunos, que la policía de Nueva York ha salido de madre y se ha convertido en una pequeña Gestapo antimusulmana, poco eficaz encima? Sus detractores les acusan de haber dejado atrás su edad dorada, cuando eran la única comunidad de inteligencia de EEUU con agentes capaz de hablar otra cosa que inglés y por teléfono, para obsesionarse de tal modo con el terrorismo islámico que no ven venir ninguna otra amenaza.

Y ni siquiera esta queda claro que de verdad la neutralicen por otra cosa que por casualidad, como sucedió el año pasado con el coche bomba de Times Square. Levitt ha llegado a acusar a los polis espías de Ray Kelly de entorpecer e incluso frustrar algunas investigaciones federales en las que podía haber muchas vidas en juego.

Los defensores de la NYPD recuerdan en cambio que si esta no hubiera tirado por el camino de en medio, no habría sido capaz de investigar in situ los atentados del 2004 en Madrid, en lugar de esperar a que el FBI les pasara los datos, algo que no ocurrió hasta dieciocho largos meses después de la matanza.

¿Será verdad que los espías de azul tienen que corregir el tiro? ¿O ellos son los de siempre, y es la opinión pública neoyorquina la que está cambiando? Diez años sin un nuevo macroatentado terrorista en suelo norteamericano, ¿les han vuelto más exigentes? ¿O más confiados?

 

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2011

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031