No es la economía, es Cataluña, estúpido (dice el PSOE ahora)

No es la economía, es Cataluña, estúpido (dice el PSOE ahora)

Publicado por el Apr 24, 2014

Compartir

Seguro que nuestro como siempre atinado lector ha reconocido de inmediato que el título de este post no pretende ser ningún insulto sino que es una cita. Con ella nos remontamos a la campaña electoral de Bill Clinton contra George Bush padre, allá por 1992. Este Bush disfrutaba entonces de una prestigiosa talla de gigante de la política internacional y parecía complicado que el jovenzuelo demócrata de Arkansas lograra hacerle sombra. Hasta que uno de sus asesores dio con un latiguillo genial: “the economy, stupid”. Es la economía, estúpido. Es decir: déjate de ganar guerras y sácanos de pobres. La frase hizo gracia, hizo fortuna, y ayudó mucho a Clinton a llegar a la Casa Blanca.

Bueno, pues a alguien en el PSOE parece que se le ha ocurrido que ha llegado la hora de darle la vuelta. De tratar de clintonear un poco a Mariano Rajoy, a ver qué pasa. Sólo que al revés: su mantra va a ser que el principal reto del actual presidente de gobierno no es la crisis económica, sino Cataluña. Que es allí donde de verdad Rajoy se juega “todo su liderazgo político” y donde lo podría perder, dada su histórica “cerrazón” sobre el tema. “Yo siempre he visto a Rajoy mucho más comprensivo y proclive al pacto y al diálogo sobre ETA que sobre Cataluña”, afirmaba hace muy poco un miembro muy pero que muy principal del PSOE.

Siempre según estas fuentes, Rajoy no habría dudado en mostrarse personalmente “muy comprensivo” con la negociación de su antecesor, José Luis Rodríguez Zapatero, con ETA, a pesar de que esa negociación siempre fue frontalmente denostada por el PP. La cosa no habría llegado al extremo de decir Rajoy en privado lo que su partido decía en público; pero sí a establecer una interesante escala de matices políticos posibles. Un crédito en la sombra para emergencias. Nada de eso estaría operativo, en cambio, ante el reto catalán. En este tema la ausencia de matices de Rajoy es “total”, hay quien analiza desde el PSOE.

Es un análisis interesante que sin duda tiene sus razones. Pero que también suscita sus sospechas. ¿No estará alguien aquí tratando de matar media docena de pájaros de un tiro? A saber: pájaro número uno, aprovechar la primera ocasión, el primer posible respiro que la economía podría empezar a dar dentro de un rato a los españoles, para distraer la atención del tema, para evitar que Rajoy capitalice cualquier destello de éxito económico, pájaro número dos, esquivar en lo posible que el debate vuelva a centrarse en la gestión socialista de la crisis, pájaro número tres, sugerir que mientras el PP gobierne, esto de Cataluña no lo arregla ni Dios.

¿Y si gobierna el PSOE, sí?

Durante mucho tiempo, antes incluso de Pasqual Maragall y de todo el actual follón, el PSC vendió en Cataluña exactamente esto: que con un gobierno socialista en Madrid se podía hablar y negociar, mientras que el PP equivalía a entregarle la Moncloa a Darth Vader. Tanto caló este discurso que a Jordi Pujol su electorado le dejó pasar todos los fiascos resultantes de sus pactos con Felipe González, que en clave catalanista fueron muchos, y en cambio jamás le perdonó el famoso pacto del Majestic para hacer presidente a José María Aznar. Que con Aznar se lograra objetivamente una mejor financiación para Cataluña y muchas otras cosas no le importó a nadie. Unos crían la fama y otros cardan la lana.

Así logró en gran medida el socialismo hacer de Cataluña uno de sus mayores graneros de votos frente al PP (Ana Botella afirmaría sin dudar que tuvo clara la derrota en 2004 al ver la alta participación catalana…), pero curiosamente, insisto, más de Cataluña para afuera que para adentro. Los catalanes han votado gustosos socialistas en España pero no en Cataluña. Hasta Maragall cuando era alcalde olímpico, que es lo más cerca que un socialista catalán ha estado jamás de la gloria, tenía que gobernar Barcelona en coalición.

Luego vinieron los tripartits en la Generalitat y la rocambolesca aventura del Estatut. “Nada de lo que ocurre ahora habría ocurrido de no recurrir el PP el Estatut ante el Tribunal Constitucional”, repiten convencidos en el PSOE. Hombre, y tampoco si Zapatero no se hubiera comprometido públicamente a aprobar cualquier Estatut que le pusieran por delante, así pusiera “tonto el que lo lea” en el preámbulo. Dando por sentada (que ya es mucho dar) la buena fe de todas las partes, aquí la tendencia al calentón ha sido como poco universal.

Pero lo que nos interesa saber es: ¿están PP y PSOE por lo menos de acuerdo en trabajar juntos por mantener España unida y, sobre todo, sobre todo, contenta de estarlo, o la idea es empezar a tirarse la consulta catalana a la cabeza? ¿Está TODO el PSOE con Rajoy y, ya puestos, con Alfredo Pérez Rubalcaba, en este asunto…o alguien está pensando en hacer la guerra por su cuenta? ¿Todo ello mientras a Pere Navarro le crecen los enanos y medio PSC se echa al monte?

Miren que el bipartidismo ya no es lo que era y que el electorado cada vez va a estar más y más harto y a ser menos y menos de goma…

Compartir

Siguiente

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2014

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31