¿Mienten más dos tetas que dos carretas?…qué decepción, Talegón

¿Mienten más dos tetas que dos carretas?…qué decepción, Talegón

Publicado por el Jun 1, 2015

Compartir

El 19 de febrero pasado publiqué en este blog un post cuyo éxito de crítica y de público me sorprendió a mí la primera. No esperaba que la gente diera tanta importancia a una conversación mantenida por servidora con la joven socialista Beatriz Talegón a la salida de una tertulia de 13 TV. Nos metieron en el mismo coche para volver a Madrid y allí me contó ella una cosa que tanto me sorprendió que, siendo como soy mejor persona que periodista (para mi general desgracia), le pregunté si lo podía contar yo. Tras pensárselo unos segundos ella dio su aquiescencia.

Nació así mi escrito “Con tetas no hay La Tuerka: paga Irán”, donde narraba el, en mi opinión, estrambótico episodio vivido por Talegón cuando acudió a ser entrevistada a un programa de televisión controlado por Podemos y financiado por la tele de Irán. Atención que yo entendí que ese programa era La Tuerka y así lo escribí pero al parecer se trataba de Fort Apache según me aclararon luego… Curiosamente este error no provocó ningún problema con Talegón como el que aquí paso a relatarles.

Tienen aquel mítico post mio linkado, pero, para quien no sepa, no pueda o no quiera tirar de link, les entresaco aquí la almendra del suceso, el meollo del asunto:

Fue Beatriz a que la entrevistaran a La Tuerka. Y allí se encontró con que le demandaban, que digo demandarle, con que le exigían, algo que en  ninguna otra tele pública ni privada de este país, ni siquiera en la de la Conferencia Episcopal, se habían atrevido jamás a proponer: que se pusiera un imperdible para cerrar el escote y que se cubriera los brazos sin mangas.

Hay que decir, por si alguien no lo había notado, que Beatriz no viste más extremada que cualquier chica española de su edad. Ciertamente tiene más curvas que otras, habrá quien la ENCUENTRE más sugerente y se ponga más nervioso. Pero vamos, nada que ver con el modelito de Marilyn Monroe cuando le cantó a Pablo Iglesias, digo, a Kennedy, su Happy Birthday.

Tía, pues aquí te tienes que tapar porque nos lo exige el patrocinador, que es la tele de Irán“, le soltaron así por las buenas. Ella, atónita, se negó.

El lector espabilado (que yo sé que los hay de muchas otras clases, pero siempre hay que aspirar a lo mejor) ya habrá notado que los párrafos en cuestión son más bien cariñosos hacia Talegón y críticos con los que pretendían que se tapara. Tal y como yo lo había entendido, ella era la víctima de la situación, no su causa. Por si no se me notara que no había acrimonia ninguna contra ella, entresaco otro párrafo significativo. Después de decir que Talegón ha encajado críticas de simplona y de facilona, sin ir más lejos de mí misma, reflexiono que en la distancia corta gana, o por lo menos eso me parecía a mí:

Hay que decir que Beatriz TIENE una persistente sonrisa desarmante y una notoria capacidad de no perder la calma en lo peor del campo enemigo. Se defiende bien porque de algún modo se las arregla para creer en lo que dice y lo que hace…

Luego se lió la de dios es cristo, unos cuantos medios de comunicación se hicieron eco del chusco incidente, etc. Supe que inicialmente Talegón había confirmado lo esencial de los hechos vía Twitter (supongo que simplemente precisando mejor el nombre del programa) y que de repente había optado por guardar silencio.

Y de repente hoy, 1 de junio, más de tres meses después, vuelvo a coincidir con ella en 13 TV. Luciendo buen escotazo, declaro con orgullo. Yo que tampoco soy manca en estas lides respeto a las que se hacen respetar en este punto. Por eso rompí tal lanza en su favor.

Cuál no sería no digo mi sorpresa, sino mi pasmo, mi asombro mayúsculo, mi perplejidad cósmica, cuando esta señorita va y me acusa en directo…¡de haberla acusado yo a ella de ponerse el dichoso imperdible en las tetas que le querían calzar Pablo Iglesias y sus patrocinadores los ayatollahs!

Sólo hace falta leerse mi escrito para cerciorarse de que afirmo exactamente lo contrario. Es más, lo escribí impelida por una ingenua oleada de solidaridad femenina (y mamaria) que en su día creí que hasta Beatriz Talegón merecía.

Es verdad que la chica, como todos los políticos no demasiado brillantes, es bastante dada, no ya a contradecirse, sino directamente a coger el atajo de mentir. Pero mujer, mentir con la hemeroteca en contra…confrontada con la literalidad de mi texto, va y sale con que, según ella, yo habría afirmado en Telemadrid, en el programa de Alfonso Rojo, exactamente lo contrario de que había escrito en ABC.

¿Puedo preguntar en qué cabeza cabe que yo misma tire piedras contra mi tejado periodístico? Desde aquí desafío a quien sea, cuando sea, donde sea, a encontrar un solo minuto de television o de radio donde yo diga blanco de lo que he escrito negro. No es así como me he hecho una carrera que nada tiene que ver con vivir desde pequeñita de la sopa boba partidaria o institucional, como algunas. Yo la única vez que he dicho algo distinto a lo que había dicho antes es sobre el tema del catalanismo, y ya he explicado por activa y pasiva (he escrito libros enteros sobre el tema) por qué cambié de opinión.

Pero es que en el caso de Beatriz Talegón y sus tetas no ha habido cambio de opinion  ninguno. Sigo pensando exactamente lo mismo que cuando escribí el post del 19 de febrero.  Bueno, perdón, de ella pienso un poco peor ahora. Vuelvo a mi impresión inicial de simplonería y facilonería, cancelo el espejismo de que, con razón o sin ella, cree en lo que dice. Pero de lo bien que hace en tener tetas y en no dejárselas uncir con un imperdible, no me he apeado ni un milímetro de mis convicciones: abajo Irán, arriba el canalillo.

Eso sí, se me ocurre que tanta pataleta, tanto berrinche y tanta mentira (¡yo no he sido! ¡ha sido la periodista!) no tiene tanto que ver con el imperdible como por otro par de frasecillas de aquel post, con las que, lo que son las cosas, yo pretendía en su día completar el elogio de Talegón. Se las copio aquí:

Tú estarás de acuerdo o no, pero ella (Talegón) tiene su idea y HASTA su fe. Por ejemplo en lo de salir a campo abierto a rozarse con los de Podemos. “¿Tú sabes la de votos que nos han quitado?”, reflexiona.

 Y a la vez lo tiene claro: “esta gente es chunga“.

 Ay Bea, Bea…¿no será en realidad por esto, por lo que te regañaron, y no por el puñetero imperdible? Qué pena de muchacha, con las ideas tan claras y tan desaprovechada… Qué decepción, Talegón.

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2015

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031