Más Krahe

Publicado por el Jul 13, 2015

Compartir

Veo la palabra “Krahe” campeando en lo alto del blog de Salvador Sostres y me da un vuelco el corazón. ¿Qué se le habrá ocurrido escribir esta vez? Entiendo que para mucho lector de este periódico, Javier Krahe sea un personaje difícil. Aquello del crucifijo al horno no tuvo demasiada gracia y es verdad que sólo se entiende en un país como el nuestro, donde por libertad de culto se entiende libertad de machacar la fe del vecino, política o religiosa. Curioso como los mismos que te piden no hacer chistes de mal gusto sobre Mahoma so pena de lesa progresía y multiculturalidad -y de dar ideas al ISIS- vivan en cambio anclados en la nostalgia de quemar conventos y mear pilas de agua bendita. Que incluso alguien tan inteligente como Javier Krahe pudiese incurrir en ese tipo de horterada nos lo dice todo.

Decía que entiendo que Krahe pueda ser un personaje difícil para muchos lectores y redactores de ABC, empezando por el susodicho Salvador Sostres. Es difícil estar en desacuerdo en más cosas. Y Sostres, que como muchos neocon crespusculares lo es precisamente en virtud de un un lejanísimo amanecer progre, está en desacuerdo especialmente a fondo. Normal que le parezca fatal todo lo que Krahe defendía.

Como Sostres dice de él y de otros cantautores de cabecera de este país: “Todos ellos defienden y cantan lo que yo considero que son los peores errores del Hombre. Todos ellos hacen o han hecho apología de los peores crímenes que la Humanidad ha tenido que soportar”. Cita entre otras cumbres del despropósito aquella famosa canción, recientemente tarareada al alimón con el Pablo Iglesias de Avellaneda, no el de Cervantes…¿se me entiende la broma?… “Cuervo ingenuo”, en la que Krahe se finge algo así como un pobre piel roja de izquierdas desconcertado ante la mala baba otanista del hombre blanco, Felipe González. Bueno, de entrar en la OTAN se podía estar a favor (yo lo estuve), en contra o según el día, como los del PSOE. Pero que en la sofocante década prodigiosa de los ochenta todo un señor progre de este país se atreviera a decirle cosas así en público a Felipe tenía y tiene, ya me perdonarán, su puntito y su aquel. Requería bastante más coraje que preparar un Jesucristo a la brasa.

Digo que me ha pegado un vuelco el corazón al ver el nombre de Krahe en el blog de Sostres porque por un instante me temí que lo metiera, ni siquiera en el horno, sino directamente en la máquina de picar carne. Y en su derecho está y estaría. Pero a la vez se confirmaría aquello tan triste de que a veces se escribe no con el corazón sino desde su radical ausencia, desde el boquete creado por haberte o que te hayan descorazonado de cuajo.

Sé de lo que hablo en este caso porque cuando yo conocí a Salvador Sostres, hace ya bastantes años, era imposible mantener una conversación con él sin que a las tres o cuatro líneas de diálogo no saltara una cita de Serrat, de Sabina, de Víctor Manuel, de Lluís Llach…y sí, como no, también de Krahe.

¿Se le habrá olvidado todo eso a Salvador?, me preguntaba con una especie de recança, que es como en catalán llamamos al remusguis, al darle a la tecla para abrir su blog.

Y hete aquí que entre la enérgica y hasta estridente declaración de principios contra los principios de casi todos los cantautores más o menos conocidos, va Salvador y escribe lo siguiente: “Pero hay algo en ellos que me puede, que me vence, algo maravilloso en sus envenenadas canciones, una emoción irresistible entre su vileza que siempre es capaz de subyugarme. Y Krahe, claro, Krahe. Un tipo austero, elegante, áspero. Sin demasiadas concesiones, por no decir ninguna. Con un humor ácido y un verso cortante. Nada en él es inútil ni vano. Es difícil y puede parecer destartalado al oído poco entrenado, pero cuando entras en su mundo aprecias la calidad, la extraña columna vertebral de todo lo que hace, y ese cordón umbilical que siempre le mantuvo radicalmente unido a lo que amó”.

No hay trampa ni cartón. Ni política. Es la emoción, estúpido. La pequeña gran llama azul que calienta ella sola el universo, con todo su pavoroso vacío lleno de inútiles ideas dentro.

 

 

 

 

 

 

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2015

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31