¿Hay alternativa a la alternativa?

¿Hay alternativa a la alternativa?

Publicado por el Nov 7, 2014

Compartir

Pare al fin el CIS y se monta la que se monta, entre otras cosas porque el CIS ve la luz tras un Niágara de encuestas privadas que dan a la pública una rara y hasta inquietante solemnidad. Vamos a pensar mal y a decirlo, como promete este blog: servidora piensa que al PP le interesan las encuestas donde Podemos parece que va a ser segunda fuerza, con capacidad para arrebatarles el gobierno o ponerles muy difícil el conservarlo, porque así el mensaje que llega al electorado popular, ampliamente agraviado y hasta rabioso, es que o vuelven al redil o pasarán de Mariano Rajoy y Montoro a Pablo Iglesias y Monedero. Que ya son ganas de sentir vértigo.

En cambio al PSOE le interesan las encuestas donde Podemos ya se sale por la tabla, como primera fuerza por no decir partido único, de nuevo para que su electorado, que tampoco es que rebose satisfacción y felicidad, se ponga de los nervios y les perdone la vida. Pensando quizás que tampoco es normal pasar del Pablo Iglesias muerto al vivo sin haber hecho ni siquiera el experimento de probar con Izquierda Unida.

Así las cosas, y planteado el CIS en un momento tan rechinante y tan volátil, e ignorando encima el detalle de que no es casualidad que Podemos diera la sorpresa precisamente en las europeas, las únicas elecciones donde la circunscripción es única y se puede burlar la terca tendencia del sistema electoral español a castigar a los partidos no mayoritarios de planta nacional (en beneficio de los megapartidos de toda la vida y de los nacionalistas), es normal que dé la impresión de que el mundo se acaba.

Y sí, el mundo se acaba, como todo. Pero, como todo, se acaba para volver a empezar.

Yo también creo que es urgente que PP y PSOE se pongan las pilas si no quieren que esto degenere mucho más de lo que ha degenerado ya. Pero si no se las ponen o, mejor dicho, en previsión de que no se las pongan, mi apuesta personal es que prodigios veremos, pero tampoco tantos. Lo más normal es que de las próximas elecciones salga simplemente un mapa político y parlamentario mucho más atomizado. Más peligroso para algunos, qué duda cabe. A lo mejor incluso más peligroso para todos. Pero también mucho más interesante.

Podemos ha venido para quedarse entre otras cosas porque por ahora no han hecho nada ilegal. Tienen derecho a existir y a meter el dedo en el ojo. Vale ya. Y lo digo yo que no soy para nada fan. No es serio este pánico. Es hasta políticamente infantil.

Podemos ha venido para quedarse pero tampoco tengo claro que vayan a ascender al cielo (por mucho que lo asalten) de los ayatollahs. No veo España madura para una teocracia, ni siquiera de izquierdas. Creo que las fuerzas finales estarán mucho más equilibradas y repartidas de lo que ahora parece entre todos los agentes con capacidad de erigirse en alternativa al bipartidismo. O de ofrecer nuevas combinaciones enriquecedoras con los partidos clásicos.

Si durante años CiU (ay, la de entonces, que ya no es la misma…) pudo ser bisagra indistintamente de PP y PSOE sin que se hundiera el mundo, ¿por qué se va a hundir ahora sólo porque esa función la desempeñe otra fuerza?

Que no tiene por qué ser Podemos, o no obligatoriamente. Hay otras posibilidades, otras siglas, incluso otros chicos guapos en la ciudad. Hasta la novia de Pablo Iglesias, a la hora de ser candidata, prefiere serlo de IU. Ah, ¿y se acuerdan de Albert Rivera? ¿Ese catalán que debe ser el único que sigue soñando con arreglar toda España? A ver si donde fracasó Miquel Roca…

 

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2014

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31