¿Hace falta una prensa de izquierdas?

¿Hace falta una prensa de izquierdas?

Publicado por el May 5, 2013

Compartir

Quien esto firma también firma a veces en otros sitios. En una de estas reencarnaciones me preguntaba yo recientemente: ¿hace falta una prensa de derechas? En España, se entiende. Mi razonamiento era y sigue siendo que en este país la prensa tiende a pasarse de frenada ideológica, sustituyendo a menudo la legítima interpretación de lo que sucede de acuerdo con unos valores previos, por la pura y dura negación de la evidencia cuando esta no se ajusta a esos valores previos. O intereses. O simple partido tomado.

Apuntaba yo que en habiendo en España, estadísticamente hablando, muchos más periodistas de izquierdas que de derechas, que además no se cortan ni con un hacha, hasta cierto punto se entiende que haya políticos de derechas que hayan decidido actuar siempre, o muy a menudo, como si los medios de comunicación no existieran. O como si no se pudiera esperar nada bueno de ellos. Hasta el punto de que incluso indudables comunicadores de derechas se quejan hoy en día, y bien amargamente, de lo poco que les comunica Mariano Rajoy, un hombre que está convencido de haber llegado a presidente rehuyendo la información y la opinión, en lugar de buscándolas.

El caso es que si la prensa de derechas, o meramente de centro, puede sentirse a veces huérfana de mensajes y de contenidos, ¿qué decir de la verdadera prensa de izquierdas, si es que todavía existe? Porque después de lo visto, oído y publicado este fin de semana, la duda es tremenda.

Sale el PSOE a anunciar un pacto para crear empleo que propone abiertamente cosas como maquillar el déficit o que un Estado que no está seguro de cuánto tiempo podrá pagar las actuales pensiones se haga cargo de las hipotecas impagadas o subvencione salarios reducidos a la cuasimiseria, lo que más suena a hacer trampas con las cifras reales de paro que a aliviar de verdad a la gente. Eso sin contar con que la idea inicial de esto último viene, mira por donde, de la malvada Alemania. Sólo que ahí se aplicaba a trabajadores especializados en empresas más o menos productivas. Nada que ver con el drama de aquí.

Todo el mundo tiene derecho a proponer lo que quiera para arreglar el mundo, faltaría más. En campaña electoral y fuera de ella. Pero en estos casos debería estar siempre de guardia, incluso en pleno puente, alguien con criterio. Alguien capaz de improvisar un análisis mínimamente serio y de denunciar las barbaridades vengan de donde vengan. Porque a ver, ¿se imagina alguien cuál sería la portada de ciertos rotativos si a Cristóbal Montoro o a Luis de Guindos se les ocurriera tratar de hacer comulgar a la ciudadanía con ruedas de molino de este calibre, asegurando encima que han encontrado ellos solos la receta de la sopa de ajo para salir de la crisis? ¿Serían o no serían arrastrados, y con razón, a la picota mediática y pública?

Es triste que ni un solo medio de izquierdas se haya atrevido a poner blanco sobre negro que el PSOE parece estar riéndose de la gente que le vota…o que ya no. Lo más parecido a eso que han hecho es meter por delante todos el PDF con la literalidad de las propuestas socialistas, como dándose cuenta de que ya se comentan y se analizan solas. Pero el periodismo no es eso, o no sólo eso. Si a Rajoy le dan caña hasta los suyos, a menudo sin piedad, ¿por qué no a Rubalcaba?

Excepto para pedir primarias, claro. Pero a los más de seis millones de parados, que les den.

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2013

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31