Guantánamo, diez años y mucha arena en los ojos después

Publicado por el feb 3, 2012

Compartir

emma.jpg

Atención a un libro de publicación muy reciente y lectura muy obligada: “Guantánamo, diez años”, (Rocaeditorial, 2012) del que es autora la periodista y jurista Emma Reverter, neoyorquina de adopción desde poco después de los atentados del 11-S. Es pluma habitual en medios como FronteraDe, BBC Mundo o The Huffington Post. En 2004 Reverter tuvo acceso por primera vez a la cárcel de Guantánamo, por aquel entonces en el punto de mira de la pasión mundial. De aquella primera incursión salió “Guantánamo, prisioneros en el limbo de la legalidad internacional”. Cuando se cumplen diez años de la apertura de la controvertida prisión, la intrépida analista vuelve a la escena del crimen.

Digo intrépida analista y no lo digo por decir. El trabajo de Reverter resulta explosivamente sorprendente para quien solo conozca las aproximaciones typical spanish a estas materias. No lo sería tanto en el periodismo de EEUU, menos de opinión y más de hechos, comprobados hasta la histeria. Claro que los americanos suelen contar con ejércitos de ayudantes y verificadores de datos y con montañas de dinero para llegar al fondo de los asuntos que investigan. Emma Reverter ha culminado la difícil pirueta de hacer un libro rigurosamente a la americana con menguados recursos a la española. Para quien conozca el percal, esto tiene un mérito extraordinario, mayormente en tiempos de crisis.

Tanto mérito tiene, que sería una injusticia espantosa, un verdadero delito de lesa información, que este libro pasara desapercibido o que se confundiera con uno de tantos panfletos sobre Guantánamo. Con uno de tantos ejercicios de mera musculatura retórica. Para los que ansíen saciar sus prejuicios e ideas fijas, su antiamericanismo o su división del mundo en buenos o malos se publican otros materiales. Este libro es para gente seria que no le teme a profundizar en la complejidad a veces paradójica de las cosas.

Reverter no oculta que personalmente (no olvidemos su formación jurídica) reprueba la serie de despropósitos políticos, militares y judiciales que han llevado a la apertura de un insólito limbo penal que ahora nadie sabe cómo cerrar a pesar de la firme promesa de Barack Obama. Por el libro desfilan atrocidades muy conocidas y otras que se conocen menos, como la existencia de una cárcel secreta de la CIA -un Guantánamo dentro de Guantánamo-, se da voz a expresos y abogados de los mismos que nos cuentan sus extremas experiencias, etc.

Pero también se da voz a los guardas de una cárcel donde son “prisioneros de los prisioneros“, se admiten con franqueza los retos prácticos, penales y de inteligencia (no meramente morales) que plantea el cierre de la prisión, se ahonda en la hipocresía de muchos críticos de la Administración Bush y se precisa que el mayor número de excarcelaciones de presos de Guantánamo se produjo bajo el mandato del anterior presidente de EEUU, no del actual. Al que un nutrido plantel de testimonios no duda en presentar, o como un líder débil, o como un cínico.

No es un libro progre. Es un libro genuinamente progresista. Honrado. Decente. Que con tesón y perseverancia, casi con amor, nos aparta la arena de los ojos y nos bombardea de datos muy concretos de la realidad de Guantánamo, que ya no tiene nada que ver con aquellas perreras y aquellos monos naranjas que pararon el aliento del planeta en 2002. Leyendo este libro nos enteramos de que tan erróneo es mantener aquella imagen en plan foto fija, como creer que Guantánamo ya es historia porque Obama dijo que lo iba a cerrar. O porque el tema dejó de tener prioridad o hasta interés para los que gustan de manifestarse en la plaza pública, no tanto (o no siempre) por convicción, como por ir, con Vicente, a dónde va la gente.

El Guantánamo al que Reverter nos acerca es un Guantánamo vivo y con un increíble nivel de detalle que no excluye paradojas que rozan el esperpento. Por ejemplo el hecho de que la línea aérea comercial que comunica EEUU con la isla esté pilotada por iraníes. O que los octogenarios cubanos que trabajan en la base militar americana, cuando vuelven a territorio cubano con los cheques de sus salarios, tengan que llevar también muchos otros cheques de sus compañeros jubilados. Porque nadie ha descubierto aún cómo hacerles una transferencia bancaria dado el envenenado clima entre los dos países.

Una de las partes más conmovedoras del libro es el empeño que la autora pone en deslindar las críticas a Guantánamo de un antiamericanismo gallináceo. Su análisis desvela cómo muchas decisiones se tomaron con más torpeza que maldad, con más miedo que perfidia, y que incluso cuando lo peor de la política y del género humano hicieron su aparición, fueron muchos, muchísimos, los ciudadanos norteamericanos que a todos los niveles de la Administración y del sistema se opusieron a los abusos. “Esta es una historia de pocos hombres malos, y de muchos hombres buenos“, declara memorablemente a la autora Larry Siems, autor de un estremecedor Informe sobre la Tortura.

Pero no dejen que les entretenga más: pasen y lean. Con unos cuantos libros más como este, tan rico en puntos de vista, tan honesto en su indignación, tan cargado de pasión por el bien como por la verdad, el mundo sería, no sé si mejor, pero desde luego mucho más fácil de entender.

 

 

 

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2012

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031