¿Es más tonta la policía, o el pueblo armado?

Publicado por el jul 27, 2012

Compartir

JamesHolmesgood.jpg

La policía de la ciudad de Nueva York, la NYPD, se acaba de cubrir de gloria. Les han pillado un piso franco desde el que policías de paisano espiaban gente que vive fuera de su jurisdicción, concretamente en New Brunswick, estado de New Jersey. En el piso había un par de camas, cero muebles y cero ropa. En cambio se multiplicaban los ordenadores, las radios policiales, las fotos de las casas vecinas y las imágenes de terroristas. Lo que se dice un nido de amor.

Desde los atentados del 11-S, la policía de Nueva York creó una unidad de inteligencia propia, una división de espías, que han venido actuando sin complejos por todo el mundo -incluida Madrid después de los atentados de Atocha- para no poco berrinche del FBI, al que no siempre informan de sus andanzas. Había y hay cierto pique sobre dónde están los límites. Y sobre quién tiene la culpa de que no siempre se respeten. Los federales acusan a los cops (polis, en inglés) de chafarles alguna que otra investigación con su interferencia. Los cops se quejan de que si el FBI o la CIA tienen noticia de un posible atentado en Nueva York, ellos son los últimos en enterarse.

Vamos, que en la práctica, ojos que no ven, espía o policía que no siente. No pasa nada por tirar por el camino de en medio mientras se haga con discreción. Lo malo es cuando te pillan, como ha pasado en New Brunswick. El superintendente de un complejo de edificios notó algo raro en las entradas y salidas en un apartamento, accedió al mismo con su llave, y al ver lo que en principio le pareció el mobiliario básico de una célula de Al Qaida (es curioso como ladrones y serenos se parecen más entre sí que a ningún otro colectivo…), le faltó tiempo para hacer lo que la precisamente policía dice siempre que hay que hacer en estos casos: llamar al 911 y dar parte.

Lo cual precipitó una fulminante visita al apartamento de la policía local de New Brunswick y del mismo FBI, al que la policía de Nueva York, corrida y avergonzada, ha tenido que pedir que le devuelva los ordenadores y las radios. Y aguantar el chaparrón, claro está. Incluidas las demandas de varias asociaciones en defensa de los derechos de los musulmanes, pues parece que el puesto de vigilancia secreta en cuestión apuntaba un tanto indiscriminadamente a ciudadanos de esta etnia.

Sin duda tiene gracia esto de llamar al 911 y descubrir que los sospechosos de terrorismo eran en realidad policías de paisano. Pero también da la medida de una sociedad instalada en una curiosa empanada de paranoias y negligencias. Por un lado se multiplica hasta cómicamente el espionaje de la gente normal. Por el otro, a nadie le llama la atención que un tal James Holmes de Colorado acumule en su casa un verdadero arsenal y luego se vaya tranquilamente al cine.

En Colorado se ha disparado (nunca mejor dicho) la adquisición de armas privadas por el temor de que, esta vez sí, a los políticos se les ocurra limitar por ley el acceso a las armas de fuego. No caerá esa breva, o no parece probable. Al final nunca cae; no ya por los fuertes intereses creados, que también, como por lo aventurado de meterse en Estados Unidos a prohibir algo que una parte sensible de la población asocia con el meollo de su libertad. Y es que a tragedias como la de Colorado se le puede sacar punta por dos lados: para pedir que se acabe la barra libre de pistolas, o para reivindicar que uno tiene que poder salir armado hasta los dientes de casa, por si se encuentra a un James Holmes en el camino….

No va a ser fácil retirar las armas de la circulación, quitárselas a la gente de la mano, cuando la confianza de la población en sus cuerpos de vigilancia y de seguridad quizás no se encuentre en su mejor momento…que se lo pregunten a la gente que estaba en ese cine de Denver. O al superintendente de ese edificio de New Brunswick.

 

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2012

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031