El mundo visto desde la Situation Room: del top secret a la central de propaganda de la CIA

Publicado por el Jul 27, 2011

Compartir

 

sitromgood1.jpg

 

¿Está Al Qaida tocada, hundida y al borde del colapso tras la operación que acabó con Osama Bin Laden? Tal pregunta se la hacía este jueves The Washington Post en un artículo tan interesante como raro, por no decir más raro que un perro verde… El artículo en cuestión citaba declaraciones oficiales del hasta hace poco director de la CIA, Leo Panetta, pero también a fuentes anónimas de la comunidad noteamericana de inteligencia, para afirmar que tras la muerte de Bin Laden el bastión paquistaní de Al Qaida está en las últimas. Para a continuación admitir que en el fondo da igual porque ahora el verdadero peligro viene del rebrote de la organización en Yemen.

¿Publica The Washington Post discos solicitados a mayor gloria de la CIA simplemente por quedar bien o para tratar de influir en el equipo entrante del sustituto de Panetta, el hasta ahora comandante supremo en Afganistán David Petraeus? Jugar en titular a prometer el fin de Al Qaida es al lenguaje político de Estados Unidos lo que hablar del fin de ETA es al lenguaje político español.

 

sitrom2karzaigood.jpg

 

La buena noticia es que a estas alturas es muy difícil que Al Qaida vuelva a estar en condiciones de perpetrar una barbaridad de las dimensiones del 11-S. La mala es que quizás ya no lo necesita. Para conseguir un impacto similar le basta con un goteo de atentados menores pero inquietantes y a veces incluso espontáneos, fruto no de la organización de una célula terrorista formal sino de iluminados aislados y deslumbrados por el efecto franquicia. No en vano ya hay quien califica a Al Qaida de la casa Nike del terrorismo mundial. Hasta Breivik, el noruego islamófobo, se inspira en ellos y les copia la metodología.

 

Desde el punto de operativo podríamos decir que Estados Unidos ha tenido éxito en minimizar las posibilidades de otro ataque terrorista mayúsculo en su territorio. Eso era sin duda algo muy importante para ellos después del trauma del 11-S. Otra cosa es que haya aumentado el peligro de atentados más pequeños en cualquier otra parte del mundo. El progreso de la seguridad occidental existe pero se reparte desigualmente, como la riqueza. O la pobreza.

En lo que EEUU sí ha triunfado, o por lo menos está muy convencido de haberlo hecho, es en dejarse de guerras sucias, caras e impopulares y empezar a hacer limpieza por métodos mucho más discretos y baratos. Hablamos cómo no de los famosos drones, los aviones no tripulados operados por la CIA (o incluso por algunos de sus subcontratistas privados), originalmente para espiar a dirigentes talibanes y de Al Qaida, luego ya programados para asesinarles por control remoto. Alguien aprieta un botón en Langley y listo. Sin movilización de tropas, sin manifestaciones contra la guerra, sin debates incómodos en el Congreso. Mano de santo.

 

sitrom3mubarakgood.jpg

Durante años los drones fueron el secreto mejor guardado, impenetrable para la ONU y para cualquiera que pidiera información al respecto. A día de hoy están tan orgullosos de su rendimiento que empiezan hasta a sacarle punta y propaganda. Presumen de que gracias a esto han conseguido eliminar a no menos de 1.200 miembros de Al Qaida desde 2004, 224 de ellos en lo que va de año.

 

¿Se acuerdan de la famosa y dramática foto de Barack Obama, Hillary Clinton y toda su plana mayor siguiendo la muerte de Bin Laden en directo desde la Situation Room? Las imágenes les llegaban a través de las cámaras que portaban los SEAL en sus cascos, algo que a los que somos de provincias nos puede parecer extraordinario, pero que en la CIA, el Departamento de Defensa de Estados Unidos y en la Casa Blanca empieza a ser pura rutina. Unos encendemos por la mañana el ordenador para leer el periódico, otros se arrellanan ante la pantalla para ver en vivo y en directo a qué enemigo nos cargamos hoy.

 

sitrom4good.jpg

¿Llegarán a invitar a la prensa para que lo dé en directo, veremos ejecuciones de capitostes de Al Qaida televisadas por la CNN? Por de pronto la Casa Blanca no se cansa de explotar la creciente popularidad de la Situation Room, que empieza a competir en estrellato con el mismísimo Despacho Oval. Millones de personas han visto alguna de las fotos con que ilustramos este artículo y en el gobierno americano se trabaja a destajo para que sean más, muchas más. Está en juego algo tanto o más importante que la seguridad o los secretos del imperio: su prestigio. Su capacidad de prometer que el que se la hace, se la paga. Aunque eso no siempre sea verdad.

 

 

 

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2011

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31