El espía que volvió loco a Kissinger

Publicado por el Nov 9, 2011

Compartir

colbygood.jpg

Se ha estrenado hace muy pocos días en Washington un documental interesante: The Man Nobody Knew: In Search of My Father, CIA Spymaster William Colby (El Hombre que Nadie Conocía: En Busca de Mi Padre, el Jefe de Espías William Colby). El autor es Carl Colby, hijo de William Colby, el que fue director de la CIA de 1973 a 1976, cuando la central de inteligencia norteamericana atravesó la mayor crisis de su historia antes del 11-S. Son los años en que aflora el papel jugado por los servicios secretos de Estados Unidos en el golpe de Pinochet contra Allende, en que estalla el escándalo Watergate, en que cae Vietnam, etc.

William Colby era un jefe de espías atípico. Con un historial de héroe de guerra y del servicio clandestino de la CIA tanto en Europa como en Vietnam, católico, apostólico y romano (lo cual, por cierto, no le impidió divorciarse y volverse a casar), cuando el servicio secreto de su país empezó a oler a podrido, apostó no por tapar la podredumbre sino por hacer limpieza. Colaboró con las investigaciones y purgas del Congreso hasta un extremo que puso los pelos de punta a Richard Nixon, a su sucesor Gerald Ford y por supuesto a Henry Kissinger, quien en sus memorias, Years of Renewal, no duda en cargar contra Colby y en calificarle de boy scout frustrado y de bocazas.

Fue bajo el mandato de Colby cuando vieron de luz las famosas “joyas de familia“, demoledor informe de 25 años de tropelías e ilegalidades de la CIA que escandalizaron a la nación (y al mundo, claro) y llevaron al presidente Ford a firmar una orden presidencial ejecutiva prohibiendo expresamente a los miembros de la agencia participar en asesinatos o intentos de asesinato de mandatarios extranjeros.

Ciertamente hay algo curiosamente paradójico, muy americano, en el personaje de un jefe de espías ávido de decir la verdad. ¿Era Colby un ingenuo intolerable, como loco de rabia afirma Kissinger en sus memorias, o un hombre lúcido que hizo lo único que podía salvar la CIA de su disolución en un momento de extrema y absoluta desconfianza? ¿Hay secretos de primera, secretos de segunda y secretos que matan?

Dos detalles biográficos interesantes: a William Colby le reemplazó al frente de la CIA George Bush padre en 1976. Veinte años después apareció ahogado tras caerse de su bote cerca de su casa en Maryland. Se tiende a considerar que su muerte fue un accidente (que por ejemplo se cayó al agua tras sufrir un ataque al corazón), pero sería exagerado decir que todo el mundo en Washington está de acuerdo.

 

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2011

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031