“El ahogo catalanista me hizo ver España como una ventana de oportunidad y libertad”

“El ahogo catalanista me hizo ver España como una ventana de oportunidad y libertad”

Publicado por el Jan 25, 2015

Compartir

Atención lector de este blog: la cita del título es mía y lo que sigue es una entrevista a mi persona. No es que yo haya decidido entrevistarme a mí misma. Las preguntas me las hizo el periodista y escrito Sergio Fidalgo, compañero de fatigas y espada de luz frente a las oscuras huestes de lo anticatalán y antiespañol, que viene a ser lo mismo. Fidalgo ha sacado un libro estupendo titulado precisamente “Me gusta Catalunya, me gusta España” donde entre otros entrevista a Albert Boadella, Albert Rivera, Juan Carlos Girauta, María José Cañizares, Jordi Cañas, Antonio Robles, Alberto Fernández Díaz, Carina Mejías, Josep Ramon Bosch y un largo etcétera que me incluye a mí.

Les copio aquí el capítulo de servidora (página 63) a título de aperitivo. Yo no me quedaría con hambre del resto del libro.

Anna Grau es una periodista que a la que le ha dado por opinar de manera diferente a la del ‘mainstream’ nacionalista ha pasado de ser una chica maja a ser poco menos que una colonizadora malvada arcabuz en ristre. La primera vez que ‘apareció’ en mi vida fue cuando leí su obra ‘De cómo la CIA eliminó a Carrero Blanco y nos metió en Irak’, que me hizo pasar un buen rato y me sirvió para descubrir unas cuantas curiosidades en la siempre interesante relación entre los USA y nuestro país de sol y pandereta. El libro era interesante, pero me gusta más la Anna cañera que desde Crónica Global, entre otros medios, canta sus verdades.

¿Para usted, qué es Cataluña?

Mi punto de partida. Mi madre. Mi padre. La luz de mi infancia. Mi tierra.

¿Y España?

Mi país. El país que poseo y que además he elegido, porque, después de tantos años de corrosión nacional, lo más fácil es abominar de ser español, o por lo menos desentenderse. Yo, además de ser española, he elegido serlo. Como Neo en Matrix, ¿se me entiende? Quiero ser de aquí…sin menoscabo de mi derecho de largarme a ser feliz, más despreocupada y más libre en cualquier otro sitio.

¿Han jugado limpio los que defienden la independencia? ¿O han abusado de su posición institucional para favorecer desde los poderes públicos sus ideas?

Yo personalmente no conozco a nadie que defenda la independencia. Conozco gente que ataca la pertenencia. Mire, por mi background catalanista, que es mucho, conozco muy bien como piensa un indepe, por lo mismo que en tanto que exfumadora (fumé veinte años) conozco por dentro la mentalidad de un fumador compulsivo. Los independentistas catalanes institucionalizados y profesionalizados no defienden nada, excepto su cutrez. Su derecho a no saber hacer la o con un canuto y a machacar a cualquiera que sí sepa hacerlo y devenga por tanto una amenaza. Sueñan con un mundo a escala medieval y pueblerina, con jibarizar la sociedad catalana, y sí, como no les salen los números ni los argumentos, tiran de propaganda sofocante, lavado de cerebro y acoso y derribo puro y duro. Han conseguido que a mucha gente interesante e inteligente le dé asco o le dé pena, según el día, vivir en Cataluña. Y eso no tiene perdón de Dios (ni de nadie).

¿Cree que TV3 es un medio de comunicación objetivo y plural?

No nos engañemos: todas las televisiones, y más las públicas, defienden un ideario, un programa, una línea…TV3 no iba a ser menos…lo alarmante en este caso no es que se hayan convertido en una tele independentista, es que pretendan engañar a la gente haciendo pasar eso por la centralidad, la normalidad y el mínimo común denominador de la catalanidad. En ese sentido Tv3 ha traicionado definitiva y gravemente sus autoproclamados principios fundacionales, que decían ser hacer la tele de todos los catalanes. Bueno, a día de hoy no lo es. Es la tele de cuatro gatos catalanes que tratan de hacerse pasar por el mainstream, la mayoría…

Pues yo he oído como algunos de sus profesionales la comparaban con la BBC. ¿Qué les diría?

Que Toni Soler y sus muchachos distan mucho de ser los Monty Python, lo siento…

¿Hay posibilidad de discrepancia real y continuada en el tiempo en los medios públicos de la Generalitat?

No. Ni la ha habido nunca, como no la suele haber en otros medios ni públicos ni privados, insisto. Pero en este caso, insisto también, lo original y lo grave es que estos medios nacieron con vocación de confrontar a una visión “madrileñocéntrica” (sic) del mundo una visión “en clave catalana”. A día de hoy distan mucho de ofrecer ninguna clave catalana seria ni global de nada. Son un instrumento de división pura y dura entre catalanes. De limpieza étnica interior.

¿Y en los medios privados catalanes?

La línea de sutura entre medios privados y públicos ya es imperceptible en Cataluña…ni en casi ningún sitio. Desde que la crisis se cebó con los medios de comunicación, las subvenciones, ayudas o cambalaches públicos sustituyeron más que nunca a la publicidad como puntal financiero de los medios. A partir de ahí saquen ustedes sus conclusiones…¿se acuerdan de los “buenos” tiempos en que Pujol, harto de no poder controlar La Vanguardia, se inventó un periódico de arriba abajo, El Observador, para ver de hacerle frente? Artur Mas no ha sentido esa necesidad…

¿Cree que usted y yo veremos una Cataluña independiente?

No. No veo nivel ni seriedad en los que dicen perseguir ese empeño. Me puedo equivocar, pero una de las cosas que más me alejan del independentismo, aparte del meollo del asunto, es la flojera de sus promotores. Es la bandera con que se han envuelto los más mediocres. Hablo siempre de los políticos profesionales, no de la gente de la calle que está en esto más o menos sentimentalmente o engañada, pero de buena fe y sin sacar nada a cambio.

¿Qué le diría a los que reparten carnets de ‘buenos’ y ‘malos catalanes’?

Que se los metan por la oreja, porque por otros orificios ya no veo cabida…

¿Se ha sentido “señalada” por haber criticado la ideología dominante en Cataluña?

Durante cerca de diez años, los que van desde que empiezo a percibir las contradicciones y falacias del discurso catalanista dominante hasta que me decido a criticarlo de manera estentórea y desacomplejada, lo pasé muy mal. Pasé años planteando críticas y objeciones en sordina, por lo bajini, sin osar mirar la gravedad de los hechos a la cara. Durante todo este proceso de deshielo sí me sentí señalada, aislada, víctima de  bullyiing en medios de comunicación que tuve que acabar abandonando, acosada e insultada en las redes sociales…cuando por fin me decidí a coger el toro por los cuernos, las críticas arreciaron pero ya no me podían causar más daño emocional del que llevaba sufrido. El desgarro de lo más cerrado y cerril de la tribu era un hecho. Y en cambio de repente me encontré con una cálida cascada de simpatía, comprensión, cantidad de gente que me decía que sentía y pensaba como yo y nunca se había atrevido a decirlo…de todos modos admito que me siento cómoda ahora mismo viviendo en Madrid y que para volverme a Barcelona tendría que parar a tomar aire y quizás para ponerme el casco.

¿Se ha considerado alguna vez nacionalista?

Sí. Así me consideré durante años, cuando no veía en ello un factor excluyente. Simplificando, yo suelo decir que cuando yo empecé a escribir en un diario como el Avui, no se exigía, ni ser independentista, ni ser un simple. Ahora parece que son preceptivas las dos cosas….

¿Y catalanista?

Catalanista todavía podría considerarme, siempre que quedara claro que eso no me obliga a renegar de ser española…pero la verdad es que tal y como están las cosas me da mucha desconfianza y sobre todo pereza. Creo que entre todos se han cargado la buena tradición catalanista. Ahora sólo encuentras decepción, oscuridad y chusma.

¿Qué diferencia, si es que la hay, existe entre el catalanismo y el nacionalismo?

Para mí el catalanismo pudo ser un elemento de reivindicación justa e inteligente de una identidad en un marco nacional, legal y democrático generalmente aceptado, pudo ser un factor de progreso, de regeneración de toda España…pero para qué seguir, si todo eso se ha ido al cuerno, suponiendo que no fuera mentira desde el minuto uno.

¿Qué ha significado para Cataluña el pujolismo?

A mí me gustaba pensar en su día que Jordi Pujol había salvado Cataluña de la inanidad y la inexistencia, precisamente incardinándola con éxito y con prudencia en lo español…¡Cataluña sin España no sería nada, no sería, eso es lo más divertido de todo esto! Admiré a Pujol muchos años por considerarle el gran vertebrador y cohesionador de una sociedad plural donde catalán era todo aquel que vivía y trabajaba en Cataluña y quería serlo. Nada que ver con el discurso actual del propio Pujol. ¿Qué puedo decirle? No sé si más adelante se podrá hacer un balance más sosegado de lo que había de bueno en aquella herencia. Nada más faltaba esta cochinada tan amarga de la corrupción para acabar de pudrirlo todo.

Usted ha defendido que ‘España no nos roba’, pero sí que lo permitió. ¿Ha habido dejación de los sucesivos gobiernos de España, tanto de PP como de PSOE, y han dejado a los gobiernos de CiU ir construyendo poco a poco su Cataluña ideal a cambio de su apoyo parlamentario?

Sin duda. Era más fácil que coger el toro por los cuernos, hacer los deberes o entender lo que Cataluña y el resto de España verdaderamente necesitaban.

¿Y cuál ha sido el papel del PP catalán y el PSC?

El del PP catalán, insignificante, porque ser del PP en Cataluña es como vender coca-cola en Afganistán…otro ejemplo de cerrazón avant-la-lettre de un “país” que presume de ser más abierto y más moderno que el resto de España, pero que en la práctica fue durante décadas cautivo del PSOE porque la única alternativa, el PP, era catalanamente implanteable. Bien es verdad que el PP ha hecho poco o nada para enmendar ese bloqueo. Josep Piqué lo intentó y le segaron la hierba bajo los pies desde Génova. En cuanto al PSC, qué decir…fueron un día correa de transmisión con la modernidad y las Españas, una correa tan orgullosa, por cierto, que miraban por encima del hombro y llamaban payés a todo aquel que no militara en sus filas o tuviera otras prioridades o simplemente escribiera en catalán. Quien les ha visto y quien les ve. Estoy atenta a lo que hace Carme Chacón, es la única que creo que puede darle la vuelta a esta tortilla sin huevos…

La UGT catalana se ha volcado con el ‘procés’. Y CC.OO no le ha ido a la zaga ¿Sorprendida? ¿Por qué?

A estas alturas ya no me sorprende nada, amigo Fidalgo…y de los sindicatos, menos. Joder que tropa.

¿La izquierda catalana que representaba en las instituciones a los sectores populares no nacionalistas ha traicionado a sus votantes? Si es así y lo desea, ponga nombre a los principales responsables.

Se han dejado arrastrar por una ola para mí inexplicable que les ha dejado sin eso mismo, sin votantes…de verdad que por más vueltas que le doy, no entiendo que se pueda ser tan tarugo…

¿Por qué la mayoría social, que es castellanohablante y no nacionalista, ha dejado que el nacionalismo catalán se haya apoderado de todos los resortes del poder?

Nadie ha consultado a esa mayoría para dar ese paso. Simplemente fueron claudicando unos y otros, fueron cayendo ficha tras ficha de dominó…un día nos dimos la vuelta, y el país real ya no constaba en ningún sitio. Oficialmente no existía.

¿Qué siente cuando un catalán nacionalista llama “colono” o “quintacolumnista” a uno que no lo es?

Vergüenza propia, que escuece más que la ajena. Pero también un sano impulso de plantarte y de decir por fin: hasta aquí hemos llegado. Ya era hora, ¿no le parece?, de que los que no somos necesariamente los mejores, pero seguro que tampoco los peores, dejemos de hacer el ganso y el diletante y nos retratemos. Demasiado tiempo hemos delegado en quien nunca mereció gestionar nuestros asuntos y menos que nada, nuestra identidad.

¿La fractura social que se está gestando en Cataluña es irreversible?

Va a costar mucho de restañar. Sobre todo si se sigue con la actual pasividad y abulia. Pero yo conservo un puntito de optimismo que se basa, precisamente, en el asombro que me produce el rápido vuelco del statu quo anterior. Si de un día para otro se pudo pasar de llamar botiguers y payeses a los catalanopracticantes a llamar nazis a todos los que no, ¿por qué no va a ser posible revertir el proceso igual de rápido? La opinión es más frágil y más veleta de lo que parece. Pero en fin, aquí hay tarea para generaciones.

¿Cuál es la respuesta que deben dar los catalanes no nacionalistas a las acciones de la ANC o de Òmnium Cultural?

Evitar la confrontación directa siempre que se pueda, evitar hablar de ellos, hablar de cualquier otra cosa y construir por cualquier otro lado. Generar normalidad, y lograr que esta normalidad haga ilusión.

¿Cree usted que los esfuerzos de entidades como Societat Civil Catalana pueden servir para ganar bazas frente al independentismo?

Así lo espero. No veo otra.

¿Cómo se puede conseguir que el sentimiento de pertenencia a España sea mayoritario en la sociedad catalana?

Yo no tengo ni idea de cómo pastorear sentimientos ajenos. Puedo decirle que en mi caso, el ahogo catalanista me hizo ver España, más que nunca, como una ventana de oportunidad y libertad. Ese es mi sentimiento. No sé cuál puede ser el de otros. De todos modos creo que ayudaría trabajar porque se conozca mejor la realidad española. En Cataluña mucha gente ha empalmado la España en blanco y negro, la España del NODO, con la de Oriol Junqueras. De delirio en delirio y tiro porque me toca.

¿Los fastos del tricentenario del 1714 eran necesarios?

Tal y como están planteados, son un acto de pura y dura mala leche…y reinvención.

¿Qué equipamiento le gustaría instalar en el recinto del Born?

No sé. Llevo demasiado tiempo fuera de Barcelona para responder a esa pregunta. Me parece bien lo que quieran las personas sensatas que viven ahí.

¿Tiene España futuro?

Por cojones. Si no, ¿qué? ¿Alguien tiene una idea mejor?

¿Cómo se imagina la España del 2050?

A lo mejor hemos vuelto a los fueros…

¿Y cómo será Cataluña?

O dentro de España, o disuelta en la nada.

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2015

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031