Cospedal y el silencio de los corderos

Cospedal y el silencio de los corderos

Publicado por el oct 20, 2013

Compartir

María Dolores de Cospedal no recuerda precisamente a Jodie Foster. Y ya quisiera Luis Bárcenas ser Hannibal Lecter. Y sin embargo hay algo en toda esta historia que evoca un profundo y espeso silencio de los corderos. O de los lobos. De los que callan y dejan sola a la secretaria general del PP en el trance de dar la cara frente al antiguo y descarnadamente antropófago secretario general del partido.

Viéronse las caras Cospedal y Bárcenas vía pantalla de plasma el otro día en Toledo, y fue más o menos lo de siempre: Bárcenas llenando de bilis el universo entero, sin una sola prueba más allá de su propia y asombrosa (que no sorprendente, ay) macarrería. Que el aplomo con que asegura haber llevado sobres en mano, como si la plana mayor del PP llegaran en un Mercedes blanco a la feria del ganado. Hombre, estas cosas, cuando son, seguro que son un poquito más sutiles. Hasta los brutos de Filesa se valían de intermediarios.

A Cospedal no falta quien la critique dentro y fuera de su familia política por dar “cancha” al circo barcenil. Por no quedarse calladita y otorgando lo mínimo hasta que escampe. Era una opción. Otra es hacer lo que ha hecho, me extrañaría mucho que contra el criterio de Mariano Rajoy. No me imagino a alguien con la responsabilidad institucional y orgánica de Cospedal dando este paso sin el consentimiento así sea tácito del líder del partido y presidente del gobierno. Aunque otros puntales del PP puedan interpretar o creer que interpretan de otra manera los siempre translúcidos silencios rajoyanos.

En el PP conviven distintas sensibilidades respecto al caso Bárcenas, acordes con los distintos grados de implicación en el problema. Cospedal se cuidó muy mucho el otro día en Toledo de poner plenamente la mano en el fuego por todo el mundo. No negó de plano que absolutamente nadie en el PP haya cobrado jamás sobresueldos en B. Se limitó a decir que todos aquellos a quienes ella preguntó se lo negaron. El mensaje no puede ser más nítido: yo respondo desde el momento en que me planté y me puse a hacer limpieza. Antes, no puedo. Ni seguramente debo.

Esa es una de las frases que más han contribuido a cimentar la fe de la fiscalía en la honorabilidad personal de la presidenta de Castilla-La Mancha. Que si evidentemente está en el punto de mira de Bárcenas es porque a ella le tocó el delicado trabajo sucio de empezar a arrancar sanguijuelas de la espalda del PP. Pretender que la miseria de Bárcenas no salpicó nunca a nadie más que a él es interesado o ingenuo. Tan ingenuo o tan interesado como creer lo que él ahora dice de que todos son iguales y todos estaban en el mismo y triste ajo. Pues no, va a ser que no. Va a ser que hay quien no traga ni retrocede ante el peligro de que le llamen corrupto a la cara…sin una maldita prueba concreta. Alguien que no tiene miedo de defender su honor a la antigua usanza.

Es mucho pedir a un partido político que se dispare voluntariamente en el pie y desate según qué cazas de brujas contables con la que ahora mismo está cayendo. Esto no lo hacen ni en Izquierda Unida. Otra cosa es pretender que los hijos paguen sin rechistar por hipotéticos pecados de los padres.

El mensaje está claro: lealtad, toda. Pero silencios de los corderos…los justos.

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2013

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031