Ave, Belmonte

Publicado por el jun 16, 2015

Compartir

Leo con emoción y con recogimiento aquí mismo, en ABC, la información de Andrés Amorós sobre la epístola dando cuenta y detalles del suicidio de Juan Belmonte, matador de toros. La pieza es estremecedora. Me hace revivir lo que sentí al leer la “autobiografía” de Belmonte urdida por Manuel Chaves Nogales, libro que de entrada era complicado que cayera en mis manos. Nací en Cataluña, en un ambiente extremadamente catalanista, y crecí, no siendo antitaurina (habría sido difícil que yo me pusiese por las buenas de culo a gente como Picasso y Hemingway…) pero sí de espaldas al toro. No tenían incidencia en mi vida. Los respetaba de lejos pero era un respeto tapizado de educada indiferencia. De y a mí qué.

Llegué a Chaves Nogales por A sangre y fuego, su conmovedora cuchillada literaria en el melón de la guerra civil cuya introducción debería ser de lectura obligada en todas las escuelas de España. Que si la letra con sangre no entra, por lo menos que entren el miedo a la estupidez y a la maldad. Etcétera. Ya del tirón me entró una necesidad invencible de seguir leyendo a Chaves Nogales, y fatalmente llegué a lo suyo de Belmonte.

Caí ahí de bruces en el misterio del toro, y ya no me levanté. Se desencadenaron dentro de mí todos los deliciosos venenos del asombro y la admiración. Del reencuentro con lo tranquilizadoramente antiguo, protector, grande. Entendí mejor a Hemingway cuando afirmaba que toreros, cazadores y otros gallardos matadores acreditaban mayor respeto y empatía para con el animal que muchos animalistas del tres al cuarto. Se removieron mis genes y mis ancestros, las voces de mis sangres y mis leches más antiguas, hincadas en lo más oscuro, preternatural y antiurbano del Montseny.

Mi abuelo, cuando sintió que ya no podía ser más mi abuelo, lo único que él siempre fue y supo ser, también se pegó un tiro después de recorrer toda su finca a caballo. De despedirse de todo. Casi como Hemingway. Bastante como Belmonte. Cada vez menos mueren los hombres así.

¿Felizmente?

 

Compartir

ABC.es

Piensa lo peor © DIARIO ABC, S.L. 2015

Doctores tiene la política para ver el lado positivo, institucional y trascendente de las cosas. En este blog trataremos de darle la vuelta y hasta la puntilla al más fino análisis. Más sobre «Piensa lo peor»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031