Sí, es rico. ¿Y qué?

Publicado por el ene 25, 2012

Compartir

Obama estado de la union.jpg

Obama dejó algo claro en su discurso del Estado de la Unión del pasado martes: asume que su rival el 6 de noviembre será Mitt Romney. La forma en que propuso políticas que supuestamente «repartirán la riqueza» iba claramente dirigida contra un candidato que se encuentra entre los 8.273 norteamericanos que el año pasado ganaron más de 10 millones de dólares.Al comienzo del último año de su primer mandato, lo que hace un presidente es presentar un balance de sus logros  con especial atención a la legislación que ha aprobado. Obama no lo hizo porque la recuperación económica ha rozado lo patético. Él heredó un país en recesión lo que es la situación ideal desde la que poder progresar. A mayor recesión, más posibilidades de hacerlo mejor, más difícil es hacerlo peor. Pero el mandato de Obama se ha caracterizado por ser la recuperación más débil de las habidas desde la Gran Depresión de 1929, con un desempleo casi irreductible.

Y respecto a los logros legislativos de su mandato, mejor no hablar. Porque como haga campaña con su gran hazaña legislativa, la reforma sanitaria, no le votan ni los congresistas demócratas que le respaldaron —y en bastantes casos ven sus escaños peligrar.

Frente a semejante historial, Obama empleó el discurso del martes como un acto de campaña electoral en el que se presentó como víctima de un Congreso republicano que no le ha dejado llevar adelante sus reformas económicas. Suena bonito, pero obvia un detalle: De los tres años que lleva en la Presidencia, en dos ha tenido una mayoría no igualada desde hace cuatro décadas. Desde Lyndon B. Johnson, heredero presidencial de Kennedy, no veíamos un presidente con un Congreso tan entregado.

Así, el temor de Obama es enfrentarse a un republicano como Romney, con éxito en caladeros moderados. Se le acusa de pagar pocos impuestos porque sólo tributa un 13,9 por ciento por los 21,7 millones de dólares que obtuvo en dividendos en 2010 —del 35 por ciento que pagaron sus empresas antes de dar dividendos, mejor no hablar. Y del 13,1 por ciento que por unos ingresos similares pagaban el candidato demócrata de 2004, John Kerry, y su mujer, Teresa heinz, tampoco. Frente a este ataque de Obama, mejor haría Romney en mostrar con orgullo sus éxitos y bajar los impuestos a todos.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2012

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031