Santos aprueba la reválida

Publicado por el sep 23, 2010

Compartir

Jojoy.jpg

A la criatura no le faltaba detalle: terrorista, narcotraficante, guerrillero… lo tenía todo. Hasta cara de buena persona. No hizo otra cosa en su vida más que buscar formas para asesinar al mayor número de gente posible y por algún inescrutable designio ha ido a terminar su vida en una operación militar llamada Sodoma. Tuvo la oportunidad de llevar la paz a Colombia y pactar una rendición de las FARC que permitiese su ingreso en la vida civil. Junto a Manuel Marulanda Vélez “Tirofijo” participó en las negociaciones con el presidente Andrés Pastrana. Una vez, conversaban los tres por un camino en un páramo y una camioneta pasó muy despacio junto a ellos. Al verlos –y reconocerlos- el conductor se quedó lívido y salió disparado.

Las negociaciones de Pastrana con las FARC sirvieron para demostrar al mundo que los románticos guerrilleros de los que hablaba Danielle Mitterrand no eran más que una panda de asesinos desalmados. La actitud de Jojoy y Tirofijo apuntaló el escenario que permitió a Pastrana rearmar el Ejército y a Uribe lanzar una ofensiva que se demostró letal.

La fase final del mandato de Uribe resultó de especial tensión con su sucesor, Juan Manuel Santos. Santos no era el candidato apetecido por Uribe, pero el suyo fue derrotado en las primarias del Partido Conservador y, a la fuerza ahorcan, Uribe respaldó a Santos. Con Santos en la Presidencia los signos resultaron aún menos agradables para Uribe. Él había querido un tercer mandato que el Tribunal Constitucional impidió. Después quería como presidente un candidato tan fiel que era popularmente conocido como “Uribito”. Y al fin, tras ser elegido con una cómoda mayoría, Santos demostró tener su propia personalidad. Ha incorporado a su Gobierno a un notable número de ex ministros de Andrés Pastrana -él mismo lo fue- y ha fijado su propia línea de actuación frente a Venezuela.

Parte del uribismo ha visto en ello signos de debilidad. Pues con debilidades como la de Santos mal les va a ir a las FARC. Recordemos ahora que los dos grandes guerrilleros colombianos de las últimas décadas han muerto en la cama. Uno el “cura Pérez” probablemente en un hospital cubano durante la Presidencia de Ernesto Samper. Y el otro, “Tirofijo”, durante la Presidencia de Uribe. Es cierto que en tiempos de Uribe fue abatido Raúl Reyes, pero su prelación en el escalafón criminal era menor a la del “Mono Jojoy”. Y en todo caso, es la autoridad constitucional de Santos la que ha sido decisiva en la muerte de ambos. Santos ha pasado su examen de reválida

Es un gran día para la libertad en América.

En la imagen, tomada el 2 de junio de 2001 en La Macarena, el Alto Comisionado de Paz, Camilo Gómez, firma el acuerdo de intercambio humanitario ante los comandantes guerrilleros (de izquierda a derecha) Joaquín Gómez, Tirofijo y Mono Jojoy.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2010

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031