Romney sale reforzado

Publicado por el oct 23, 2012

Compartir

Romney-Obama23-10-12.jpg

Quien vio la arrolladora victoria de Mitt Romney sobre Barack Obama el pasado 3 de octubre pudo sentir un anti clímax en el debate de anoche en Boca Ratón, Florida, porque el candidato republicano no vapuleó al presidente. Y probablemente Romney acertó al no hacerlo. Siguió la estrategia adecuada al no mostrar diferencias en las políticas que sigue Estados Unidos en Afganistán, Siria o Irán. En cambio, el presidente Obama atacó y descalificó a Romney con una fiereza que claramente dejó la impresión de que va a ser cierto que Romney le aventaja en las encuestas. Uno no emplea ese tono cuando va por delante.

Romney pasó con nota todas las pruebas que tenía que afrontar para demostrar que es presidenciable: no cometió ninguna metedura de pata notable. No proclamó ninguna machada que pueda hacer que una parte del electorado tema poner el poder en manos de un “iluminado”. Y logró presentar su política como un programa claramente alineado con las posiciones tradicionales del Partido Republicano, algo que no pocos temían que no ocurriera. Como anticipábamos ayer aquí, Obama intentó echarle encima a Bush todo el tiempo, y Romney supo esquivar ese juego sin renunciar a sus raíces y su partido.

Desde luego Romney fue capaz de meterse en algún problema como su compromiso de declarar a China país “manipulador de moneda” en el primer día de su Presidencia. Romney denuncia que China está librando una guerra comercial contra Estados Unidos empleando armas inaceptables como el robo de patentes y el mantenimiento artificialmente bajo del valor de la moneda china. Pero intentar empezar una confrontación frontal con China desde el primer día puede no ser la mejor estrategia. En cambio, la mayor metedura de pata de la noche correspondió a Obama cuando negó tener ninguna responsabilidad en los recortes de defensa previstos para 2013 y dijo que “no tendrán lugar”. Nada más terminar el debate, sus ayudantes saltaban a todas las televisiones a aclarar que lo que el presidente había querido decir era que “no deberían tener lugar”. Con meteduras de pata así se pierde estados como Virginia.

Otro éxito de Romney en el debate de Florida fue conseguir atraer la discusión reiteradamente a la economía –que no era el tema de la noche, pero que es dónde más débil está Obama. Y si Obama se mostraba duro con Romney en una política, la Exterior, en la que todavía no ha tenido oportunidad de estrenarse, Romney podía recuperar en lo económico su mantra más efectivo: el balance económico de los cuatro años de Obama es desastroso. Y como forma de demostrarlo puso el ejemplo que más daño le podía hacer: hasta el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, el diablo en persona, reconoce que la creciente deuda americana hace de Estados Unidos un país débil. Y Romney recordó a Obama, una vez más, que él ha sido un empresario durante décadas y ha tenido que cuadrar los presupuestos año tras año; que él fue el gestor de los juegos olímpicos de Salt Lake City, que asumió con un inmenso déficit y dejó sin un céntimo de pérdidas, y él fue gobernador de Massachussets y presentó un presupuesto equilibrado todos los años con el Congreso controlado por sus rivales. Obama ha sido presidente de los Estados Unidos cuatro años y no lo ha hecho ni uno habiendo tenido los dos primeros una mayoría abrumadora en el Congreso.

Nos quedan dos semanas fascinantes. Romney ha salido reforzado de los debates.

Compartir

Siguiente

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2012

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031