Rodolfo de Austria: Triunfó sobre las leyes anti-Habsburgo

Publicado por el may 26, 2010

Compartir

El pasado 15 de mayo fallecía en Bruselas Su Alteza Imperial y Real el Archiduque Rodolfo de Austria, Príncipe de Hungría y Bohemia. Era el menor de los hijos varones del beato Carlos de Austria y de Zita de Borbón-Parma, últimos Emperadores de Austria y Reyes Apostólicos de Hungría.El Archiduque Rodolfo fue el primero de los tres hijos de los Emperadores nacidos en el exilio. Rodolfo (5 de septiembre de 1919) y su hermana Carlota (1 de marzo de 1921) vieron la luz en Villa Prangins, junto al Lago Leman, en Suiza. La Archiduquesa Isabel, hija póstuma del Emperador, nacería en el Palacio de El Pardo de Madrid el 31 de mayo de 1922. Junto al resto de sus hermanos pasaron la década de 1920 exiliados en Lequeitio hasta que el 14 de octubre de 1929 abandonaron la villa vasca de pescadores y se trasladaron a Steenokkerzeel, en Bélgica, para que su hermano mayor Otto, jefe de la Casa Imperial y Real, pudiera estudiar en la Universidad de Lovaina. Durante el auge del nazismo en la década de 1930 el Archiduque Otto supuso una obsesión para Hitler. Cuando su hermano Rodolfo terminó sus estudios de ciencias políticas se unió a él en la lucha contra el la tiranía que desde Alemania quería controlar Europa entera. Rodolfo estuvo en París con su hermano Otto hasta la víspera de la entrada de los alemanes. Después, con un salvoconducto del embajador norteamericano, William Bullitt, se llevó en un coche todos los archivos de su hermano a Burdeos para embarcarlos desde allí rumbo a Estados Unidos.

Al igual que el resto de sus hermanos varones se dedicó intensamente a la actividad política hasta el final de la contienda. El objetivo era liberar Austria y otros pueblos de la Monarquía danubiana. En 1942 se unió a su hermano mayor en Estados Unidos y en 1943, junto a sus hermanos Félix y Carlos Luis, se sumó al 101st US Infantry Battalion, conocido popularmente como el Batallón Austriaco por haber sido trasladados a él todos los austriacos que había repartidos por otras unidades del ejército norteamericano.

En 1945 Otto de Habsburgo tenía como primera preocupación que los soviéticos no ocuparan Austria. En la segunda Conferencia de Quebec Churchill había insistido en que debían ser británicos y norteamericanos los que liberasen Austria. Stalin ni se molestó en discutir porque sabía que una vez que los soviéticos llegasen a Budapest, la subida por la cuenca del Danubio hasta Viena era una operación infinitamente más sencilla que cruzar el Tirol desde Italia o Baviera desde Francia. Rodolfo se infiltró en el Tirol austriaco con el fin de intentar organizar una resistencia armada. No pudo hacer mucho y lo que hizo dio un resultado mediocre. En febrero de 1995 me decía de aquella operación: “Perdimos a mucha gente. Todos los hombres de mediana edad estaban reclutados así que la resistencia estaba compuesta sólo de ancianos, muchos de los cuales morían a causa de su mala salud. Me he preguntado muchas veces si no sacrificamos a mucha gente para nada.”

Tras la guerra Austria retornó a su estatuto político anterior a la anexión del 12 de marzo de 1938. Las leyes anti Habsburgo –que no habían sido derogadas por Hitler- siguieron en vigor. Pero Rodolfo fue el primer miembro de la Familia Imperial en cantar victoria sobre ellas. En 1968 pleiteó con Estado aduciendo que una ley que estaba hecha contra personas concretas no podía ser aplicada a quien no había nacido cuando fue promulgada. Antes de que el pleito fuera resuelto el Gobierno decretó que la Ley era inaplicable a los miembros de la casa de Austria nacidos después de su promulgación.

El Archiduque Rodolfo se dedicó desde la década de 1950 a ser un hombre de negocios y tuvo una amplia experiencia en la banca. El 22 de junio de 1953 contrajo matrimonio en Tuxedo Park, Nueva York, con la condesa de origen ruso Xenia Czernichew-Besobrazow. Era claramente un matrimonio desigual, pero el jefe de la Casa Imperial no quiso clasificarlo como morganático y todos los descendientes del mismo retuvieron los derechos dentro de la Familia Imperial. El matrimonio tuvo cuatro hijos: los Archiduques María Ana, Carlos Pedro, Simeón y Juan Carlos. El matrimonio sufrió un grave accidente de coche en 1968 que costó la vida a la Archiduquesa Xenia. Años más tarde, en 1975, su hijo Juan Carlos moría en similares circunstancias. Los otros tres hijos del matrimonio están casados y tienen descendencia. El tercero de ellos, Simeón, con la Princesa María de Borbón-Dos Sicilias, hija del Infante Don Carlos de Borbón.

El 15 de octubre de 1971 el Archiduque Rodolfo se casó de nuevo con la Princesa Ana Gabriela de Wrede. De este matrimonio es fruto la Archiduquesa Catalina, conocida autora de obras históricas, casada con el conde Maximiliano Secco de Aragona. El sábado 29 de mayo se celebrará un funeral en Notre Dame de Sablon en Bruselas y el sepelio será el 4 de junio en la abadía de Muri.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2010

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031