Requiescat in pace, morituri

Publicado por el Mar 16, 2011

Compartir

Video grab of gaddafi.jpg

La suerte está echada. Muamar Gadafi va a ganar la guerra civil que —entre la incredulidad occidental— él mismo anunció que iba a desatar. No somos capaces de pactar la imposición de una zona de exclusión aérea ni a petición unánime de la Liga Árabe porque esa medida implica bombardeos contra las baterías antiaéreas. Y llevarlas a cabo sin la aprobación del Consejo de Seguridad implica violar la mal llamada «legalidad internacional». Así que, mantengamos esa «legalidad» que conlleva la muerte de miles de libios que se creían con derecho a ser libres.Por si la defensa de esa «legalidad» no fuera suficiente, se ha impuesto un embargo de armas que —como indica el sentido común— sólo puede beneficiar a Gadafi. Si no se puede vender armas en Libia, los perjudicados son los que no las tienen —los rebeldes— y el beneficiado quien las posee —Gadafi.

Los que han hecho negocios con el tirano libio durante años ven renacer su buena fortuna. Él no va a caer y sus hijos dispondrán de dinero —bajo mano— para invertir en negocios en los que se dejarán mayores comisiones porque hay que ocultar el origen y beneficiario último de las operaciones.
Es, todo ello, repulsivo. En el circo romano, los gladiadores saludaban al César proclamando Ave, Caesar, morituri te salutant —salud, César, los que van a morir te saludan. En Libia, por donde pasaron las legiones romanas, sólo nos cabe adaptar la proclama al epitafio de los cristianos que hemos mirado con indiferencia, con connivencia incluso, hacia lo que allí sucedía: Requiescat in pace, morituri —Descansen en paz los que van a morir.  Los que han luchado durante semanas por acabar con la tiranía de un sátrapa cuyo despótico historial es bien conocido en el mundo entero. Y a los que el mundo entero ha abandonado a su suerte. ¿Acaso creyó alguien que un tirano que no tenía vida alternativa posible iba a retirarse a ninguna parte? Gadafi sólo puede matar —hasta que le maten a él. Lo que él está demostrando al mundo es que los dictadores brutales se van de rositas. Los que no se libran son los tiranos que demuestran debilidad.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2011

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

La entrada más popular

From Lepanto to Baghdad

221... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
septiembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930