¿Quién hace trampas en la Puerta del Sol?

Publicado por el may 20, 2011

Compartir

Sol.jpg

El mundo focaliza la atención sobre la Puerta del Sol y a algunos les encanta que un diario alemán nos compare con la Plaza Tahrir de El Cairo sin querer reconocer que eso implica comparar la democracia española con treinta años de tiranía del felizmente depuesto Hosni Mubarak. ¿Por qué no somos capaces de fijarnos un poco más en lo que piden y proponen los concentrados y lo comparamos con la triste realidad que debemos juzgar en las elecciones del domingo 22 de mayo?

Tenemos unos manifestantes que piden viviendas libres, que quieren acabar con el sistema bancario, minimizar los gastos de defensa… todo eso suena muy bonito –y yo juraría que ya lo habíamos oído antes. Pero –por ejemplo- el que denuncia al Santander como si sus beneficios se fueran sólo al bolsillo de su presidente, quizá debiera pensar en los millones de accionistas de esa entidad que han visto sus pensiones recortadas y cuentan con sus acciones en un banco que merece respeto global para poder compensar legítimamente los ingresos que han perdido porque papá estado ya no les va a dar lo que les había prometido y ellos creían suyo.

Estos chicos que nos anuncian a gritos que sólo toman decisiones por consenso, jamás dejando a una minoría fuera, deberían explicarnos cómo es posible que miles de personas lleguen a un punto de acuerdo unánime que vaya más allá de afirmar que ahora es de día o de noche. Porque en todo lo demás es imposible coincidir entre miles de personas.

Mientras el mundo mira a la Puerta del Sol, los diarios extranjeros verdaderamente preocupados por el futuro de España advierten que, como ocurriera tras las elecciones autonómicas catalanas, las nuevas administraciones autonómicas y municipales pueden descubrir una deuda pública que duplique la oficialmente reconocida.

Pero de eso no hay que hablar. De lo que quiere Rubalcaba que hablemos es de que la Policía sabrá lo que tiene que hacer. Y habla de la Policía en tercera persona, como si no dependiese de él lo que haga la Policía. Como si fuese un ente plenamente autónomo. Porque, si no depende de él ¿por qué ha cancelado Rubalcaba su campaña electoral del viernes por la tarde? La verdad es que todos sabemos que el vicepresidente primero del Gobierno carece de legitimidad para exigir el cumplimiento del mandato de la junta Electoral Central porque fue él quien el 13 de marzo de 2004, jornada de reflexión, fomentó las manifestaciones ante la sede del Partido Popular en la calle Génova de Madrid.

Como muy bien ha dicho Jaime González, cuando en marzo de 2004 hubo una muy grave crisis en el final de la campaña electoral, el problema estaba en el partido en el poder. Cuando en 2011 hay otra crisis –ni siquiera tan grave- el problema es “el sistema”. Estamos llenos de tópicos. Los concentrados en Sol nos dicen que no son “ni de derechas, ni de izquierdas” –lo mismo que decía Francisco Franco- y que el problema es “el sistema” –exactamente lo mismo que decía Mario Conde. No paramos de mejorar.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2011

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

Etiquetas
Calendario de entradas
febrero 2017
L M X J V S D
« oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728