Ofensiva en Afganistán

Publicado por el feb 15, 2010

Compartir

La comunidad internacional asumió en la Conferencia de Londres los planes del presidente afgano, Hamid Karzai, para negociar con los insurgentes y lograr que dejaran las armas y se integrasen pacíficamente en la vida política del país. Era necesario enviar a los talibanes un mensaje claro y contundente como la ofensiva del pasado fin de semana para que la oferta no se pudiera interpretar como un síntoma de debilidad. Que los soldados afganos estén participando en primera fila en esta ofensiva es, al mismo tiempo, un examen de su capacidad para llegar a hacerse cargo de la seguridad de su propio país. El presidente Obama ha aprobado una estrategia que tiene como objetivo permitir a las tropas occidentales contemplar una salida a medio plazo. Pero para ello es necesario que antes quede claro que la OTAN no está dispuesta a salir de allí sin haber cumplido su misión. Y esa es la misión que se dio el presidente Bush antes de entrar en Kabul el 11 de noviembre de 2001: un estado sin fundamentalistas en el que una democracia que legítimamente pueda llamarse así sea el modelo imperante.

El ataque lanzando el sábado no está exento de riesgos, pero desde el punto de vista militar era lo que había que hacer. Es muy probable que a los talibanes no les haya cogido por sorpresa, que se hayan intentado replegar (aunque parece que la localidad de Marja está cercada). Los talibanes podrían tener preparada su respuesta, sobre el terreno o en forma de atentado terrorista, en esta u otra región, incluyendo las áreas donde se encuentran las tropas españolas. Sin embargo, para Estados Unidos y la OTAN el éxito en esta ofensiva es vital y de ello dependerá el destino de la guerra.

Sólo la provincia de Helmand produce el 42 por ciento del opio del mundo, según datos de la oficina de Naciones Unidas de la lucha contra la Droga y el Crimen, y Marja es el epicentro de las plantaciones de amapola. Los británicos han sido los encargados de intentar acercar a las instituciones de Kabul a la zona durante los últimos años, pero todos sus esfuerzos por cortar la principal vía de financiación de la insurgencia han sido un fracaso.

Es hora de aplicar la máxima del general McCrystal: Where we go, we stay. Where stay, we build.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2010

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031