Obama emula a Zapatero

Publicado por el Sep 16, 2011

Compartir

ZP y Obama.jpg

Cuesta imaginar que alguien allende nuestras fronteras pueda llevar a un partido político consolidado a una debacle electoral como la que apunta el PSOE. Y sin embargo, podría ser posible. Porque todos los indicios que nos llegan de Estados Unidos empiezan a indicar unas perspectivas apocalípticas para el Partido Demócrata. La última señal, esta semana en las elecciones a la Cámara de Representantes para cubrir la vacante producida en el noveno distrito de Nueva York por el abandono del demócrata Anthony Weiner. Por primera vez desde la década de 1920 un republicano ha ganado el escaño.

Los datos son extremadamente reveladores. A primera vista la victoria no es tan sólida: el republicano Bob Turner se impuso al (favorito) demócrata David Weprin por 54 a 46 por ciento. Cómodo, pero no escandaloso. ¿O sí? El anterior titular del escaño, el demócrata Weiner, lo conquistó en 2008 con el 93 por ciento de los votos. Y en la elección de 2010, un mal año para los demócratas, lo retuvo frente a Turner con el 61 por ciento.

El distrito ofrece otros datos que pueden ser de interés. En 2008 Obama logró el 55 por ciento de los votos en ese distrito frente al 44 de su rival John McCain. Es decir, en un distrito históricamente demócrata, su apoyo era ya en el año de su gran victoria muy inferior al de otros candidatos de su partido. Y el desglose del voto en esta elección parcial de Nueva York descubre que Turner ha ganado gracias al voto de una coalición de electores católicos, judíos y de diferentes etnias. Y ésta no es sólo la coalición que logró formar Rudy Giuliani para ser alcalde de Nueva York. Es la coalición que conformó Bill Clinton para ser presidente de los Estados Unidos.

Los europeos tenemos una imagen de Estados Unidos muy confusa. Muchos entre nosotros han conocido Estados Unidos por medio de Nueva York. Han quedado cautivados por el arrebatador encanto de esa ciudad y se creen que es representativa del resto del país. Y hay una razón por la que no lo es. Nueva York es una ciudad cosmopolita frente al resto del país que se mira mucho más a sí mismo –aunque después envíe a sus hijos a sacrificar sus vidas por el mundo. Nueva York es una ciudad inequívocamente demócrata aún en tiempos de arrolladoras victorias republicanas. Desde hace dos décadas se daba por descontado que los habitantes de la ciudad de Nueva York eran demócratas de libro. Ya no. Bob Turner es un candidato republicano que no tiene un programa progre –como Bloomberg o Giuliani- sino contrario al matrimonio homosexual, defensor de la libre iniciativa económica y de la alianza con Israel, y que además es un católico que cree en la autoridad del Papa (!!!).

Aumentan los indicios de que Barack Obama lleva a su partido al despeñadero electoral. A una derrota de magnitudes poco frecuentes en la gran república norteamericana. Al final puede tener razón Leire Pajín. Zapatero y Obama pueden ser dos soles de una misma galaxia.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2011

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

La entrada más popular

From Lepanto to Baghdad

221... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
septiembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930