No es política

Publicado por el Jan 10, 2011

Compartir

Giffords.jpg

Cuando Nidal Malik Hasan abrió fuego el 5 de noviembre de 2009 en la base militar de Fort Hood, Texas, al grito de “Allahu Akbar!” los mismos que en las últimas horas se han precipitado a culpar al “Tea Party” por la matanza de Arizona se cuidaron muy mucho de vincular los 13 asesinatos y 32 heridos con nada que tuviera que ver con el islamismo. Para algunos hay culpabilidades muy fáciles de atribuir aunque las evidencias sean muy volátiles.

Paul Krugman, la luminaria nobel de Occidente, se ha apresurado a decir que este atentado de Tucson, Arizona es fruto de “un clima de odio”, restando así culpabilidad al autor de la matanza y diseminándola entre otros que nada tuvieron que ver con la barbarie perpetrada. Así, se apunta a Sarah Palin como culpable por haber hecho carteles electorales en los que ponía el escaño de la congresista Gabrielle Giffords –y muchos otros- en la diana electoral. Y de ahí se saca la conclusión de que como la pusieron en la diana, le han pegado un tiro. Quelle finesse intellectuelle ! Es lamentable que a estas alturas el premio Nobel de Economía 2008 no se haya enterado todavía de que fueron los demócratas quienes primero utilizaron carteles con ese tipo de dianas. Y cuando el propio Krugman creó esta polémica por primera vez en 2010, ya le respondieron desde la web verumserum.com demostrándole casos concretos en los que los demócratas habían hecho precisamente eso.

Pero la clave de esta polémica va mucho más allá. Quienes emplean este crimen para descalificar al “Tea Party” o cualquiera de los dirigentes de este movimiento, están o bien creando un vínculo entre la matanza y el discurso del “Tea Party”, de lo que no hay la más mínima prueba y es, por tanto, mentira; o bien no están creando un vínculo, pero meten todos los elementos en la coctelera y la sacuden, para ver qué beneficio pueden obtener. Francamente, no sé cual de las dos opciones es más criticable.

No deberíamos vivir en un mundo en el que la matanza perpetrada por un lunático como Jared Loughner sea aprovechada políticamente por unos u otros. Porque el único responsable de lo que ocurrió en Tucson el pasado sábado fue Loughner.

Hace dos meses que millones de electores norteamericanos renovaron su Congreso. El pueblo americano dio el poder a una nueva mayoría en la Cámara de Representantes en un proceso pacífico e impecable. Y frente a eso, el crimen perpetrado el sábado por un loco es visto por muchos observadores como más relevante que el proceso electoral de noviembre a la hora de juzgar la salud democrática de los Estados Unidos de América. Quizá sea la salud mental de otros la que haya que analizar.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2011

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

La entrada más popular

From Lepanto to Baghdad

221... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031