Leka de Albania, el inverosímil

Publicado por el dic 1, 2011

Compartir

leka.jpg

Es casi inevitable que cualquier referencia al Reino de Albania evoque aires de opereta. Y es lógico que así ocurra porque los reinos de los Hermanos Marx y otros comediantes se inspiraron las más de las veces en aquel reino balcánico. La vida entera de Leka de Albania fue una frenética tragicomedia en la que su difícil carácter no ayudó a facilitarle las cosas.

La Monarquía albanesa no ha tenido más que un Rey en ejercicio. Se trató de Ahmed Muhtar Zogolli, un terrateniente musulmán que en 1924 encabezó un golpe de Estado que le llevaría al poder. Cuatro años más tarde se autoproclamó Rey Zog de los Albaneses. Los testimonios de la época hablan de cómo su corte era la inspiración perfecta para las operetas ubicadas en Agraria, Arcacia, Betonia o Valaria, aunque no es menos cierto que consiguió modernizar y cohesionar su país en su breve reinado. Salió a buscar esposa de sangre real por Europa, pero no encontró dinastía dispuesta a entroncar con los bosques albaneses. Se conformó con la condesa Geraldine Apponyi de Nagyappony, de padre húngaro y madre norteamericana con la que se casó el 27 de abril de 1938 en presencia del conde Ciano, que iba buscando por dónde expandir Italia. El nuevo matrimonio tuvo su primer hijo, Leka, muy pronto: un año después, el 5 de abril de 1939. Aunque toda prisa fue poca, porque cuando dejaron de resonar los 101 cañonazos en honor del recién nacido se empezó a escuchar en Tirana otros cañonazos que no eran salvas de honor, sino de la artillería italiana. Con dos días de edad Leka huyó de Albania en brazos de su madre mientras el conde Ciano tomaba posesión de la Tirana que había visitado menos de un año antes. El Rey Zog pidió a su pueblo que repeliera la invasión “hasta la última gota de nuestra sangre, para preservar nuestra independencia”, pero él, por si acaso, huyó a Grecia con su familia.

La Familia Real albanesa empezó un peregrinar que les llevaría primero a Egipto, después a Burdeos y, tras la ocupación nazi de Francia a Londres. Tras la guerra regresarían a Alejandría al amparo del Rey Faruk hasta que tras el derrocamiento de éste, el 23 de julio de 1952, los albaneses se instalaron en París. Leka recibió formación militar en Sandhurst y estudió ciencias políticas y económicas en la Sorbona. Muerto el Rey Zog, Leka decidió asumir plenamente el título de Rey el 15 de abril de 1961 en una ceremonia en un hotel parisino a la que no asistieron mujeres, en la que no había trono ni signo regio alguno. En 1962 Leka y su madre, la Reina Geraldine, establecerían su residencia en Madrid. Él se presentaba como agente de la propiedad inmobiliaria, pero pronto resultó evidente que sus intermediaciones llegaban también a otros productos: fue un reputado marchante de armas, actividad que compatibilizaba con sus aspiraciones albanesas. El 9 de julio de 1972 ABC informaba de la reunión de Leka con “veinte delegados de diferentes grupos y partidos políticos del exilio” con el “objetivo de crear un frente común para derrocar el actual régimen de Tirana”. “Se trata de una misión muy difícil, pero no imposible”, declaraba un Leka optimista.

Viviendo en España conoció a la australiana Susan Cullen-Ward con la que se casó el 10 de octubre de 1975 y celebró su matrimonio en los salones de bodas José Luís  de Illescas, Toledo. El rito fue verdaderamente ecuménico, con participación de un imán y sacerdotes católicos y ortodoxos para representar las religiones practicadas en Albania y de un pastor protestante en nombre de la fe de la nueva Reina. Mas la felicidad que trajo la democracia a España no fue igual para Leka. A fines de enero de 1979 fue expulsado de España por tenencia ilícita de armas en su domicilio de Pozuelo de Alarcón. Un verdadero arsenal que el Gobierno le permitió llevarse en el vuelo fletado a la compañía Spantax y que le dejó en Gabón, camino de Rhodesia primero y Sudáfrica después.

En tierras africanas le encontró la caída del Muro de Berlín (9 de noviembre de 1989) y pronto reactivó sus intereses políticos. En noviembre de 1993 se presentó en Tirana sin previo aviso y fue expeditamente devuelto al avión privado en el que había aterrizado y prestamente aventado. Cansado de aguardar la llamada de los suyos, el colapso en 1997 de un sistema piramidal de inversiones financieras respaldado por el Gobierno de Sali Berisha fue visto por Leka como la ocasión perfecta para hacerse con el poder. Consiguió que se convocara un referendo sobre la forma de Estado, Monarquía o República y logró un nada desdeñable 30 por ciento de los votos, después de medio siglo de la más tiránica de las dictaduras comunistas europeas que había hecho lo indecible por borrar todo vestigio de su nombre. Mas no era suficiente para sus aspiraciones y blandiendo una metralleta uzi en la mano derecha y una pistola en la izquierda, en uniforme de combate, se presentó ante la sede oficial del recuento y en el subsiguiente enfrentamiento hubo un muerto. Leka abandonó el país, presto, en un avión privado.

Un tribunal albanés lo condenó en rebeldía a tres años de cárcel por organizar una rebelión armada. El cargo, en apelación, fue reducido a tenencia ilícita de armas. En 2002 el presidente Meidani le indultó y Leka volvió a vivir a su país con su mujer, su único hijo, el Príncipe Leka Anuar Zog Reza Balduino Msiziwe y once cajones de armas automáticas y explosivos que fueron confiscadas. Y, sin embargo, seis años después le fueron restituidas por el Gobierno albanés aduciendo que solo tenían valor como piezas de coleccionista. Hacía años que el tráfico se había atascado.

La Reina Geraldine falleció en 2004 y el Rey Leka el pasado 30 de noviembre. La suya fue una vida inverosímil. A ambos les sobrevive su hijo el Príncipe Leka, nacido el 3 de febrero de 1982 y que en la actualidad es funcionario del Ministerio del Interior albanés tras haberlo sido del Ministerio de Asuntos Exteriores.

En la imagen, Leka en Tirana en 1997 contestando el resultado del referendo sobre la Monarquía

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2011

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031