La revolución de los estómagos llenos

Publicado por el Feb 18, 2011

Compartir

Bahrein.jpg

Desde que se desató en Túnez la revuelta contra Ben Ali, hace hoy dos meses, todo el mundo árabe ha dado un giro radical. Y en las últimas horas se ha adentrado en una ruta que puede llevarlo a puertos inimaginables hace sólo unas semanas. Frente a la revuelta del hambre, que azuzó Egipto y que asalta Yemen, por ejemplo, estamos empezando a ver en las últimas horas la rebelión de los estómagos llenos. Y a lo largo de la historia se han hecho pocas revoluciones con el estómago saciado de comida caliente.

Es cierto que en Túnez se encendió una mecha hace dos meses. Pero no es verdad que todas las revoluciones respondan a exactamente el mismo modelo. Túnez y Egipto tenían un factor económico similar de enorme importancia a la hora de fomentar una revolución: la pobreza. Si el PIB per cápita en Túnez es de 3.313 US$ al año, el de Egipto es de 1.738 US$. Cuando el hambre aprieta, las posibilidades de sublevación se multiplican exponencialmente. Y en esa misma lógica sucedió desde las primeras fechas que en Yemen, 745 US$ de PIB per cápita, se tomaran las calles contra el régimen.

El ansia de libertad política es común a todos ellos, pero la libertad se ansía mucho más cuando el hambre te azuza.

Lo que hemos visto en las últimas horas tiene muy poco que ver con lo anterior. El régimen despótico de Muamar al-Gadafi se ha sostenido durante tres décadas por un reparto mínimamente generoso de la infinita riqueza de su satrapía lo que con seis millones de habitantes da unos resultados con los que no puede competir Egipto –que no es un país con un río, sino un río que soporta un país- con sus 83 millones de habitantes o Yemen con 21. Así, el PIB per cápita de Libia es de 12.276 US$. Y lo que es más relevante, el de Bahrein –700.000 habitantes- es de 34.200 US$. Para hacer revoluciones con el bolsillo así de lleno tiene que haber factores que no sean el hambre. Sin duda en Bahrein hay un factor étnico. Porque en ese caso la división chiíes/sunníes no es sólo una cuestión de credo. Tiene también un componente étnico. Bahrein es un reino insular gobernado por una Monarquía sunní, pero con una población mayoritariamente chií, fruto de la ocupación persa que se prolongó hasta 1783. Es esa minoría persa la que se ha sublevado –principalmente.

Se demuestra, una vez más, que el estómago lleno sirve de amortiguador para cualquier revuelta. Pero no es suficiente para desactivar una revolución.

Y este domingo, la gran hora en Marruecos. ¿Será una protesta multitudinaria? ¿Se dirigirá contra el Gobierno o contra el Monarca? La protesta se acerca al estrecho de Gibraltar.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2011

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

La entrada más popular

From Lepanto to Baghdad

221... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031