La ley de inmunidad de Berlusconi

Publicado por el oct 8, 2009

Compartir

Pobre Italia. Tiene un primer ministro de moralidad manifiestamente mejorable que, hombre prevenido, nada más llegar al poder se apresuró a cambiar la legislación vigente para dotarse de inmunidad. Vistió el santo dando la misma impunidad al presidente de la República y a los de las dos cámaras legislativas. Pero, ¡qué casualidad! Sólo él la necesitaba. Ahora el Constitucional italiano ha tumbado la ley de la inmunidad –como no podía ser de otra forma. Hace tres días Berlusconi advirtió que si esto ocurría, él se iría del país. Ayer se apresuró a decir que la sentencia le importa “un pepino”, quién sabe si para preparar su huída sin aventar más sus intenciones. El horizonte penal de Berlusconi es inquietante. Como lo es el de toda la derecha a la que él, meticulosamente, había engullido en un solo Partido de la Libertad. Sólo queda a quienes le acompañan el consuelo de que el estado de la izquierda italiana es aún más calamitoso.

En esta hora en que se airean de nuevo las vergüenzas legales de Berlusconi, conviene recordar que siempre fue evidente cuál era el origen del personaje y cuál sería su final. Pero algunos no quisieron verlo. Y Berlusconi metió a su formación política, Forza Italia, en el Partido Popular Europeo de la mano del entonces secretario general de los populares europeos. ¿Lo recuerdan? Era alguien de quien se habla estos días: Alejandro Agag.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2009

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031