Juan Carlos I convenció a Alberto II

Juan Carlos I convenció a Alberto II

Publicado por el Jul 4, 2013

Compartir

El 31 de julio de 1993 el Rey Balduino de los Belgas moría de un infarto en su finca de Villa Astrid en Motril (Granada). Era una presunción general que el Rey Balduino y la Reina Fabiola, que nunca tuvieron hijos, estaban preparando como sucesor a su sobrino el Príncipe Felipe, hijo del su hermano el Príncipe Alberto de Lieja a quien según las normas de sucesión correspondía la Corona. Con la incertidumbre en el ambiente, aunque casi todos apostando a que se cumpliría la voluntad del finado Monarca y Felipe sería el nuevo Rey, el 1 de agosto el Príncipe Alberto voló a Granada acompañado de Wilfried Martens, el anterior primer ministro de su país y mentor del entonces titular del Gobierno, Jean Luc Dehaene. Martens era el prototipo del consejero real. Él había servido como primer ministro a Balduino durante trece años y sabía bien cuáles eran sus voluntades. Pero no sabía cómo plantear al Príncipe de Lieja la sucesión de su hermano. Al llegar a Villa Astrid el Rey de España les esperaba en la puerta. Tras postrarse ante los restos de su hermano, el Príncipe Alberto se encerró con Don Juan Carlos en una habitación. Fue una larga entrevista. Cuenta quien allí estaba que el Príncipe salió con una mirada diferente. Tan pronto como Martens y él se subieron al coche camino del aeropuerto de Granada el regio consejero preguntó con tacto al Príncipe de Lieja: «Alteza, ¿quién será el nuevo Rey?» Y Alberto no dudó un segundo: «Yo, claro». Asunto concluido.

El Rey Alberto pertenece a una de las más significadas dinastías liberales de Europa, la de los Sajonia-Coburgo-Gotha. Desde su terruño germano esa familia se extendió por los tronos de Portugal, Bulgaria, el Reino Unido y Bélgica. Y Carlota, una hija del fundador de la línea belga, Leopoldo I, fue Emperatriz de México y Reina del Nuevo Mundo. Leopoldo, Príncipe de Sajonia-Coburgo-Gotha, fue uno de los candidatos tentados para ser Rey de Grecia en 1829. Pero cuando un año después Bélgica asentó su independencia de los Países Bajos se consideró varios posibles candidatos y el Congreso nacional finalmente designó a Leopoldo que se convertiría en Leopoldo I, Rey de los Belgas –que no de Bélgica. Desde entonces y hasta hoy la Familia Real ha sido el principal nexo de unión entre Flandes y Valonia además de la comunidad germana. Para ese papel ha sido educado el futuro Rey Felipe. Y no es más que el mismo reto que han tenido los seis Reyes de los Belgas que habrán precedido al Duque de Brabante en el trono cuando el próximo 21 de julio se convierta en el nuevo Rey de los Belgas.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2013

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

La entrada más popular

From Lepanto to Baghdad

221... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031