Funcionaria a dedo

Publicado por el Jun 27, 2011

Compartir

Bibiana Aido.jpg

Urge conocer cuánto ha donado España a ONU-Mujer y, en especial cuánto se ha incrementado esa contribución en los últimos meses ante la reticencia de Michelle Bachelet a nombrar a Bibiana Aído como consejera. Con esa contribución de todos los españoles hemos conseguido que a Aído le den un cargo que en el escalafón funcionarial de la ONU está en el segundo rango, el de profesionales y asimilados. O sea, cuánto hemos pagado por asimilar a Aído a la condición de profesional de la ONU. O en otras palabras, por hacerla funcionaria a dedo.

Por encima están los altos cargos de la organización: secretario general, Deputy Secretary General, Undersecretary General, Assistant Secretary General, que son los que tienen un componente político. Por ejemplo, el cargo de director de la FAO al que aspiraba Moratinos tiene el rango de Undersecretary General. Y los profesionales y asimilados se dividen en siete tramos. Aído estará en el tercero de ellos. El Gobierno español quería para ella el más alto, denominado D-2, pero para eso se exige 25 años de experiencia profesional y a Aído le falta alguno –suponiendo que los cargos de designación política se cuenten como experiencia profesional, que en la ONU todo es posible. De lo contrario le faltaban… todos. Su escalafón, llamado P-5, es muy codiciado por funcionarios que culminan con él una buena carrera en la ONU. Es un puesto profesionalmente relevante y políticamente nulo. Aído va a quitarle ese puesto a funcionarios españoles, que llevan años labrándose una carrera en la ONU. Cabe suponer lo mucho que contribuirá su nombramiento a su popularidad entre esos funcionarios españoles.

Fracasada —pese al despliegue de medios— la operación para conseguir la dirección de la FAO para Moratinos, y colocada Aído a muy alto coste, vale recordar que el más alto cargo que ha tenido España en la ONU fue Javier Rupérez:  director ejecutivo del Comité Antiterrorista del Consejo de Seguridad con rango de Assistant Secretary General. Rupérez logró el cargo sin ningún apoyo de Exteriores, dirigido ya en la época por Miguel Ángel Moratinos, que ni siquiera le dio una ayuda de vivienda como ofrecen otros países a aquellos de sus nacionales con tan alto rango y tan discreto sueldo en la ONU. Sólo tuvo el muy importante apoyo solidario del embajador en la ONU, Inocencio Arias, poco después pasaportado al consulado de Los Ángeles. Pero es que la era de Aznar, tan poco blasonada de multilateralista, acabó con Palacio en el Banco Mundial, Rato en el FMI, y Rupérez en el Consejo de Seguridad. Eso se llama peso político.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2011

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

La entrada más popular

From Lepanto to Baghdad

221... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031