El País canta la palinodia

Publicado por el Aug 31, 2011

Compartir

Assange2.jpg

Algunos sostuvimos desde la primera hora (Custodiar secretos, 29-11-10) que toda la operación criminal que representaba Wikileaks era inaceptable porque implicaba colaborar con un ladrón que con la distribución de documentos ponía en peligro la vida de muchos ciudadanos que habían colaborado con Estados Unidos frente a regímenes criminales. Aún sabiendo eso, periódicos como El País, The New York Times o The Guardian se vanagloriaron de colaborar con el delincuente.

En el día de hoy El País ha sorprendido a sus lectores con una información que es lo más parecido que puede llegar a imaginarse en sus páginas a cantar la palinodia: “Wikileaks destapa a los informantes de Estados Unidos. El portal publica miles de cables sin proteger la identidad de las fuentes”. Es decir, lo que algunos llevamos casi un año diciendo. Enhorabuena.

¿Qué ha ocurrido para que se produzca este cambio radical? Confieso que no lo sé, pero admito que tengo una sospecha que quiero compartir con ustedes: el caso de News of the World y Rupert Murdoch. A lo largo de los últimos meses hemos vivido una sonora campaña contra las prácticas periodísticas de un medio, News of the World, que representa aproximadamente un 1 por ciento del volumen global de negocio de News International, la compañía de Murdoch. La actuación criminal allí cometida no es discutida ni por los propios Murdoch, padre e hijo, aunque sí el alcance de conocimiento de esos hecho que había dentro de la compañía. Dada la insignificancia del semanario News of the World en el imperio Murdoch, parece cuando menos verosímil que los principales accionistas de la empresa no estuviesen al tanto de los detalles de unas prácticas bastante comunes entre los tabloides británicos. En España hubo muchos que se rasgaron las vestiduras, incluído El País.

El problema está en que cuando se compara Wikileaks con el escándalo de las escuchas ilegales del News of the World, vemos que en ambos casos se consiguió información de forma ilegal –en uno robando discos, en otro pinchando teléfonos- en ambos se ha puesto en peligro la vida de muchas personas –en el caso de Wikileaks bastante más que en el de News of the World- y en ambos casos los directores de los medios eran conscientes del origen de su información y las consecuencias que podía acarrear su publicación. Es cierto, como sostiene El País hoy, que procuró ocultar los nombres de cualquier informador cuya vida pudiera correr peligro. Aunque en algunos casos fue especialmente negligente, como en el caso del fiscal español dedicado a la investigación de las tramas de la mafia rusa en España, cuyo nombre era desconocido para la opinión pública, y que después de pasar por la Embajada de los Estados Unidos en Madrid, Wikileaks publicó el informe completo de su declaración allí y El País lo reprodujo dando la identidad del fiscal al que puso en la diana de una mafia que no suele caracterizarse por su sutileza con sus enemigos.

Más vale tarde que nunca. La sutil rectificación es buena. Pero las evidencias estaban ahí desde la primera hora. Y El País dedicó muchas horas y muchos redactores a trabajar en esos materiales conseguidos de forma tan ilegal e ilegítima como los provenientes de un pinchazo telefónico. Lecciones de ética profesional no, por favor.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2011

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

La entrada más popular

From Lepanto to Baghdad

221... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031