El hombre que impidió la extrema derecha

Publicado por el ene 16, 2012

Compartir

Fraga.jpg

La vida de Manuel Fraga Iribarne ha sido un océano que ha marcado la segunda mitad del siglo XX español. Fueron muchos sus méritos, pero entre todos ellos yo querría resaltar uno. Fraga fue el primer español que logró articular un partido conservador desde las bases y no desde el poder. Algo que ya intentó Antonio Maura en la década de 1910 y que sólo cuajó en España en 1982.

En España hemos tenido una circunstancia verdaderamente singular: una dictadura de casi cuarenta años de duración, en la que el dictador muere en la cama teniendo hasta el último día un “ministro Secretario General de Movimiento” sentado en el Gobierno, pero de la que después no surge ningún partido o movimiento político afín con una mínima repercusión electoral. Todo lo más, Blas Piñar logró un escaño en las Cortes en las elecciones de 1979. Nada.

El Fraga que encarnaba el aperturismo, el reformismo franquista, es el que fue embajador en Londres justo antes de la muerte de Franco. En marzo de 1994, cenando en mi casa en Santander, pregunté a lord Rees-Mogg –que dirigió “The Times” entre 1967 y 1981- en qué basó su visión del nuevo Rey de España como un reformista que quería llevar el país a la democracia y no en que fuera un mero continuador del franquismo que le había llevado al trono. Su respuesta fue inequívoca: “Aquél embajador tan arrollador, Fraga, no dejó lugar a ninguna duda. La muerte de Franco sería el fin del franquismo. El Príncipe quería una España diferente”.

Es Manuel Fraga quien hace de puente para llevar a la derecha autoritaria y franquista a la democracia. Él, que tenía legitimidad de origen en el régimen, podía exhibir por ello una auctoritas que justificaba renunciar al franquismo para construir una España democrática. Desde ahí fue él muy singularmente quien desarticuló la ultraderecha Española incorporándola a la senda democrática. Fraga concurre a las elecciones de 1977 encabezando la candidatura de Alianza Popular en la que estaban integrados siete partidos encabezados por otros tantos ex ministros franquistas que encarnaban casi todas las familias políticas del régimen: de Laureano López Rodó a Federico Silva Muñoz pasando por Cruz Martínez Esteruelas, Licinio de la Fuente, Enrique Thomas de Carranza, Gonzalo Fernández de la Mora y el propio Fraga. Juntos fueron conocidos como “Los siete magníficos”. Pero seis de ellos fueron progresivamente fagocitados mientras el séptimo, Fraga, construía el gran partido del centro derecha que absorbería la UCD y se convertiría en la opción de poder que hoy Gobierna España.

Oímos con frecuencia en algunos medios y a determinados analistas la descalificación de que la ultraderecha en España está en el PP. Yo más bien creo que eso es un elogio a Fraga y a la actual dirección del PP. En cualquier país pueden surgir elementos de confrontación social o de crisis que generen los elementos que permitan fecundar fuerzas extremistas. Europa está llena de ellos. En la medida en que los grandes partidos de derecha e izquierda son capaces de absorber a quienes se sienten motivados por esas causas, se está evitando el surgimiento de formaciones radicales que en nada contribuyen a una convivencia pacífica. Tan legítimo es que la izquierda europea haya ido haciendo desaparecer a los comunistas del mapa parlamentario como el que el centro derecha haya ido incorporando a la derecha dura. Tan “duros” son unos como otros. De distinto signo, sí, pero igual de duros. Y esa es una deuda que España tuvo en la transición con Manuel Fraga y cuyo legado perdura en la hora de su muerte. Él impidió que en España existiera un partido de extrema derecha. La integró en el cauce democrático. Algo que no ocurre en Francia, Alemania o el Reino Unido -entre muchos otros. Casi nada.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2012

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031